Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CRITICA DE CINE

Zona Hostil. Los novios de la muerte en Afganistán

Zona_Hostil_pelycula
Actualizado 27/03/2017 13:58:24
Jose Luis G. Antolín

"Estamos acostumbrados a ver este tipo de historias en producciones norteamericanas y es muy gratificante ver en pantalla acontecimientos acaecidos a nuestras propias Fuerzas Armadas"

Incursión del cine español en el género bélico de una forma brillante y convincente que recrea un hecho real sin buscar segundas lecturas ni análisis ideológicos y con una sorprendente musculatura técnica y pericia narrativa

Estamos acostumbrados a ver este tipo de historias en producciones norteamericanas y es muy gratificante ver en pantalla acontecimientos acaecidos a nuestras propias Fuerzas Armadas mas allá de los informativos habituales. Además, en este caso el protagonismo masculino y femenino es muy equilibrado, sin que se note una impostura, lo que nos aleja del espectáculo testosterónico habitual del género.

Hay que valorar positivamente el hecho de encontrar al frente del film a un realizador, Adolfo Martínez, formado profesionalmente en el cine americano donde en varias ocasiones ha sido el director de la segunda unidad en películas de este tipo adquiriendo una gran pericia en el rodaje de las escenas de acción, en las que la labor de la segunda unidad es fundamental y decisiva.

Con todo, algunas aproximaciones a la vida personal de los protagonistas rozan el cliché. Pero en una película que nos sitúa en un escenario tan tenso tal vez no haya mas solución que la superficialidad si se quiere dotar a los protagonistas de una mínima dimensión. Y es que la película no da un respiro en sus 90 minutos pletóricos de acción y tensión.

Rodada con medios cedidos por el ejército en escenarios españoles que replican perfectamente a la imagen de Afganistán su gran virtud es que te sumerge en el conflicto con gran facilidad. Obviamente los medios técnicos del rodaje tienen poco que ver con el despliegue tecnológico que suele tener el cine de Hollywood para este tipo de películas donde, hasta los propios militares aportan sus propios medios además de tropas intervinientes.

Afortunadamente estamos ante un relato de esos que se ven sin pestañear, concentrado en la pura acción y en el buen hacer de un reparto donde todos los actores y actrices lo hacen bien. La cinta tiene la virtud de renunciar a toda épica preconcebida y consigue recrear de forma tan realista como verosímil la tensión de una misión de rescate a través de una filmación tan física como precisa.

Una película estrenada en medio de grandes superproducciones que merecería mejor suerte de la que seguramente va a tener y que nos muestra a unas Fuerzas Armadas cercanas y con las que te es fácil empatizar.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información