Disponible en
Ir a la versión móvil
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CINE

¡Vigilad el cielo! El cine de ciencia ficción en los 50

Ultimatum_a_la_Tierra_Cartel
Cartel original de "Ultimatum a la Tierra", de Robert Wise
Actualizado 28/03/2017 11:47:55
Jose I. Diez Cano

"El género nunca tuvo la inocencia que normalmente se le atribuye"

La frase que da título a este artículo pertenece a la escena final de uno de los grandes clásicos de la ciencia-ficción “El enigma… de otro mundo” (1951) y ejemplariza por si sola la atmósfera en que se produjo la sorprendente floración del género a lo largo de los años cincuenta.

En realidad, el protagonista del filme está alertando a los americanos sobre la amenaza permanente de un enemigo exterior, que si en “El enigma…” era una suerte de marciano (un espantoso hombre vegetal), en la vida política yanqui no es otro que el comunismo representado en una doble acepción: las relaciones con la Unión Soviética y la permanente tensión de la Guerra Fría, así como la infiltración de la ideología comunista en la vida cotidiana, denunciada por la caza de brujas.

Ambos peligros serán conjurados durante casi una década en un género que a los públicos no americanos siem-pre pareció inofensivo e ingenuo. Y, sin embargo, nada hay casual en la ciencia-ficción de la época. Otro de sus mejores títulos (“Ultimátum a la Tierra”, de Robert Wise, 1952) concluye con el mensaje pacificador de un aliení-gena altamente civilizado, que conmina a todos los sabios de la Tierra a una especie de manifiesto antinuclear.

En “Los invasores de Marte” (1953) un niño descubre que los marcianos se han ido introduciendo en el cuerpo de sus conciudadanos, dejándole aislado y, por supuesto, en amenaza de caer también él en la contaminación. Tema éste que guarda gran parecido con el de “La invasión de los ladrones de cuerpos” (1956), un clásico rotundo de Don Siegel que, al igual que el anterior, transcurre en una ciudad de provincias típicamente americana que ve su integridad amenazada por seres de otro planeta escondidos en gigantescas vainas.

Se repite la reacción del niño de “Invasores de Marte”, ahora en la persona de Kevin McCarthy como el ciudadano que se resiste con auténtico heroísmo a que su cuerpo sea “ocupado” por los invasores. En esta actitud se ha visto tradicionalmente un retrato del americano íntegro ante la dictadura mental impuesta por el maccarthysmo, con lo cual el filme de Siegel se convierte en el “Solo ante el peligro” de la ciencia-ficción.

Si bien es cierto que el género nunca tuvo la inocencia que normalmente se le atribuye, también lo es que no siempre alcanzó la complejidad y el rigor de los títulos citados. Abunda lo mediocre, cuando no lo ridículo, aunque esta constatación corre el riesgo de incurrir en la paradoja. Y es que a pesar del menosprecio crítico con que fueron acogidos en su momento, muchas obras de la ciencia ficción de los años cincuenta se han convertido con los años en “cult movies” para cinéfilos empedernidos, estudiosos e incluso forofos de las ciencias esotéricas. Además, ahora, con el resurgir de “Star Treck” y “Star Wars”… y con Donald Trump en la Casa Blanca, que nadie se extrañe si el género resurge en los próximos años. Avisados estáis pero, sobre todo ¡Vigilad el cielo!

LAS 10 PELÍCULAS DE CIENCIA FICCIÓN DE LOS 50 QUE NO TE DEBES PERDER

Según elpeliculista.com (lista publicada en el año 2014)

1. “ULTIMATUM A LA TIERRA”. Robert Wise, 1951.

2. “PLANETA PROHIBIDO”. Fred M. Wilcox, 1956.

3. “EL ENIGMA DE OTRO MUNDO”. Christian Nyby, Howard Hawks, 1951.

4. “LA INVASIÓN DE LOS LADRONES DE CUERPOS”. Don Siegel, 1956.

5. “EL HOMBRE DEL TRAJE BLANCO”. Alexander MacKendrick, 1951.

6. “EL INCREÍBLE HOMBRE MENGUANTE”. Jack Arnold, 1957.

7. “VIAJE AL CENTRO DE LA TIERRA”. Henry Levin, 1959.

8. “LA MOSCA”. Kurt Neumann, 1958.

9. “GODZILLA: JAPÓN BAJO EL TERROR DEL MONSTRUO”. Ishirô Honda, 1954

10. “20.000 LEGUAS DE VIAJE SUBMARINO”. Richard Fleischer, 1954.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información