Disponible en
Ir a la versión móvil
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

ENTREVISTAS

"La gente no es consciente del peligro de Donald Trump"

Josy_Carlos_Dyez_Gangas_economista_513
Actualizado 30/03/2017 11:54:11
Jose Rojo

José Carlos Díez Gangas. Economista

Nació en Palencia (1971) de forma circunstancial y, a pesar de haber vivido toda su vida en Madrid, se siente muy palentino, ya que pasó todos los veranos de su infancia y adolescencia en la localidad de Pozuelos del Rey. El economista José Carlos Díez toca distintos palos profesionales: profesor en la Universidad de Alcalá, consultor y asesor de empresas, bloguero, articulista, escritor, tertuliano televisivo,… Y su objetivo es expandirse internacionalmente.

“El economista observador”, como así se apoda en su blog —que recibió el año pasado uno de los Premios Bitácoras—, es miembro del Ateneo de Palencia y ha aceptado formar parte del patronato de la Fundación Santa María la Real del Patrimonio Histórico. Casado, con una hija de 9 años y un hijo de 6, Díez ha publicado dos libros, ‘Hay vida después de la crisis’ y ‘La economía no da la felicidad, pero ayuda a conseguirla’, y esta primavera verá la luz su tercera publicación.

Pregunta. Uno de sus principios vitales es “Haz el bien y no mires a quién”, una frase de su abuelo que su madre le repetía a usted constantemente. Sospecho que muy pocas personas se guían, hoy en día, por esa premisa…

Respuesta. Yo no tengo esa percepción… Yo hago el bien y atraigo a personas que hacen el bien. Yo creo que hay mucha gente buena, lo que pasa es que a los malos se les nota más. A mí, con esta filosofía, la vida me ha ido bien. Esto no significa que no sea competitivo o que no quiera mejorar…, pero sin tener que pisar a nadie o hacer el mal a alguien.

P. Capitanea un blog de economía desde 2008, el ‘annus horribilis’ en el que la economía mundial comenzó a tambalearse. ¿Pronosticó entonces una sacudida tan fuerte y tan duradera en el tiempo?

R. El blog echó a rodar el 1 de septiembre y el día 15 quebró Lehman Brothers. Cuando sucedió esto, me asusté un poco. Pero antes, no. En España había desequilibrios, estaba la burbuja inmobiliaria, teníamos mucho déficit exterior,… Pero nadie pensaba que eso iba a provocar la peor crisis económica mundial en 80 años.

P. ‘El economista observador’ recibió el año pasado el Premio Bitácoras al mejor blog de economía. ¡No cabrá en sí de gozo!

R. Sobre todo, porque el premio se concede por votación popular. Es muy gratificante recibir un premio… Pero cuando escribo un libro, no pienso que las ideas que estoy plasmando en él van a tener mucha o poca repercusión. Intento escribir lo mejor que puedo y de una manera sencilla, sin pensar en el impacto que pueda tener.

P. Profesor universitario, consultor, bloguero, articulista, escritor, tertuliano televisivo,… ¿Le queda algún palo más por tocar?

R. Por supuesto. Estoy pensando en mi expansión internacional. Me gustaría que el personaje que he creado en España fuera global y que tuviera influencia más allá de nuestras fronteras…, en Europa, América Latina, Asia, África,… Me veo muy joven —45 años— y me quedan muchas cosas por hacer.

P. ‘Hay vida después de la crisis’ es el título de su primer libro. Hoy, muchos intentan sobrevivir al cataclismo de 2008. ¿Sigue suscribiendo esa afirmación?

R. No sólo la suscribo, sino que se ha demostrado que es así. En el libro, que se publicó en febrero de 2013, presentaba un plan de política económica totalmente alternativo: había que bajar los tipos de interés al 0%; el BCE (Banco Central Europeo) tenía que comprar deuda; había que dar más tiempo para hacer el ajuste fiscal y así permitir que la economía saliera de la recesión y empezara a crear empleo;… Y yo creo que todo eso ha funcionado.

La economía española ha demostrado que es muy agradecida, es decir, cuando le das condiciones de estabilidad, tiene alto potencial de crecimiento. Aún así, todavía no estamos bien: la tasa de paro sigue alta; los salarios son precarios; hay mucha gente con exclusión social; tenemos una deuda pública del 100% que ha dejado de crecer y que ahora sólo hace falta pagarla…

Seguimos en crisis y Europa necesita corregir varios defectos: mejorar la integración, un seguro de desempleo común,… Hay que hacer un plan de inversión europeo. Es un clamor que Europa tiene que aumentar su potencial de crecimiento y bajar la tasa de paro a un nivel razonable. Porque ésa es la causa del populismo y de la desafección política que estamos viviendo.

En España tenemos que cambiar el modelo de ‘Yo te lo hago más barato con salarios bajos’ a ‘Yo te lo hago mejor a buen precio’, con innovación y donde las personas sean el centro del modelo. Todo es un medio para conseguir que las personas vivan mejor, con más empleo y menos paro y salarios más justos.

P. ¿Atisba, entonces, la presencia de los llamados “brotes verdes”?

R. No nos confundamos. Hemos salido de la UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) —conviene aclarar que Rajoy es el único presidente de la democracia que ha sido rescatado— y ahora estamos en planta hospitalaria —el BCE ha comprado desde marzo de 2015 la mitad de la deuda pública emitida por el Gobierno español, algo que no había pasado en la historia del euro—. A partir de ahora, hay que preparar a la economía española para el día que el BCE deje de comprar deuda, que sucederá a principios de 2018; entoncescreceremos menos, crearemos menos empleo, por eso hay que apostar por un empleo de más calidad, y empresas de más calidad;…Palencia tiene a Renault y, ahora, necesita diversificar. Hay empresarios innovadores, pero Palencia precisa una economía más diversificada, donde haya empresas competitivas más grandes, que exporten al exterior, que generen empleo y que sus plantillas cobren mejores salarios.

En Palencia nos queda mucho por hacer. Es una de las provincias que más población pierde, no es una economía dinámica y, además, los palentinos nos lo tenemos que creer; nadie te va a comprar un producto si tú no te lo compras. En general, nos falta innovar, exportar y hacernos internacionales. Ya hay empresas que lo hacen, pero necesitamos más.

P. Dicen que España no volverá a vivir los años de bonanza anteriores al desastre económico de principios del siglo XXI.

R. Yo no lo comparto. España tiene potencial para mejorar, vivir mejor, tener pleno empleo,… Con un crecimiento del empleo del 2% y un aumento de la renta por habitante del 3% —eso significaría que generaríamos menos empleo pero con mejores salarios, que es hacia donde deberíamos tender—, en el año 2025 habríamos creado 3 millones y medio de puestos de trabajos y la tasa de paro estaría al 10%. No son cosas imposibles, sino realistas. Para hacer eso con el modelo que llevamos no lo vamos a conseguir. Aunque no depende sólo del Gobierno, sino de las empresas y de los trabajadores. Tenemos que ir todos en el misma dirección.

P. ¿Las políticas de austeridad podrían abocarnos al denominado ‘austericidio’?

R. El ‘austericidio’ podría haberse producido entre los años 2012 y 2013, pero desde 2013 no ha habido ajuste de déficit, no ha habido austeridad, sino despilfarro. El gasto corriente en la Administración central del Estado, que gestiona Rajoy, creció en 2015 un 15% y el año pasado casi un 8%. Yo a eso no lo llamo austeridad. El año pasado el Gobierno de Rajoy también aumentó el déficit más del 0,5% estructural en un año —una medida que aprobó el Gobierno de Zapatero, que el PP también apoyó estando en la oposición y que figura en la Constitución—, incrementándolo un 1%, por lo que incumplió una ley.

P. En su opinión, ¿la economía de los países europeos fluiría mejor con una inflación por encima o por debajo del 2%?

R. Yo creo que sería mejor si la inflación estuviera creciendo al 3%; estamos en el 1% —si eliminamos el petróleo y los alimentos, que distorsionan los precios— y si llegamos al 2% sería una buena señal. Todavía no hemos salido de la crisis; estamos convalecientes.

P. Un economista, amigo mío, me traslada para usted la siguiente pregunta: ¿Qué le preocupan más los salarios bajos de China o las medidas proteccionistas de EE UU anunciadas por Donald Trump para la buena marcha de la economía mundial?

R. Sin duda, las medidas de Trump. Hoy China no tiene los salarios tan bajos; en Shanghái los salarios son tres o cuatro veces más altos que en Palencia y el precio de la vivienda en el centro de Shanghái es 10 veces más caro que en el centro de Palencia. China va muy rápido y es líder mundial en la exportación de móviles. Aunque el modelo económico chino no me gusta. De Donald Trump me preocupan no tanto sus medidas proteccionistas, que también, sino por estar poniendo en cuestión el orden de las Naciones Unidas desde 1945; está cuestionando la OTAN, la seguridad europea,…, todas las instituciones que se han creado desde la Segunda Guerra Mundial,… La gente no es consciente del peligro de este señor.

P. Su segundo libro, ‘La economía no da la felicidad, pero ayuda a conseguirla’, tiene un título más realista que el primero.

R. Es un libro de conceptos y más relajado que el primero, aunque de ‘Hay vida después de la crisis’ se vendieron 50.000 ejemplares.

P. En primavera verá la luz su tercera publicación. Adelántenos algunas pinceladas de la misma.

R. Aún no hemos decidido el título, pero va a ser más parecido al primero. Lo escribí en 2012 y es un libro de ‘adónde vamos’.

P. Es uno de los socios fundadores del Ateneo de Palencia. ¿Qué espera del resurgimiento de esta institución?

R. Mejorar la vida intelectual de la ciudad y traer ideas. Procuraré aportar mis conocimientos económicos. El Ateneo es un canal de transmisión en el que confluyen instituciones, empresas y personas de distintos ámbitos y de él también pretendo aprender sobre otros campos que me interesan.

P. También va a formar parte del patronato de la Fundación Santa María la Real…

R. Es una entidad innovadora y con vocación global. El alma mater es ‘Peridis’, que para mí es el Leonardo da Vinci de Palencia; sólo piensa en hacer el bien. Yo le conocí a raíz de la puesta en marcha de las Lanzaderas de Empleo, una iniciativa con la que colaboro difundiendo el proyecto y que se extenderá a Portugal, Grecia, América Latina,…También estoy trabajando con ‘Peridis’ en una iniciativa que se denominará ‘Smart Territory’, crear territorios inteligentes, llevar a los medianos y pequeños municipios las nuevas tecnologías, fijar población en ellos, mejorar el turismo cultural, fomentar y formar sobre el patrimonio histórico,…

P. ¿Le gusta acercarse a su tierra natal?

R. Me encanta ir a Palencia. Estuve con mi mujer, mis hijos y mi madre dos semanas antes de la presentación oficial del Ateneo de Palencia. Y me alojé en el hotel AC, una empresa de mi amigo Antonio Catalán y a la que también asesoro. Yo he vivido en Madrid desde los 9 meses y nací de forma accidental en Palencia porque mi madre se puso de parto en el mes de julio estando en casa de sus padres, que vivían en Pozuelos del Rey. Pero yo he pasado todos los veranos de mi infancia y adolescencia en ese pueblo y por eso me siento muy palentino. Palencia es una tierra que me tira mucho.

Personalísimo

"Sigo siendo un chico normal de Palencia"

- Signo del horóscopo… Cáncer.

- Vicio confesable… La economía; y mi familia.

- Película para recordar… ‘El nombre de la rosa’.

- Actor… Marlon Brando.

- Actriz… Meryl Streep.

- Animal… El caballo.

- Color… Rojo.

- Libro predilecto… ‘Campos de Castilla’, de Antonio Machado.

- Coche que tiene… Un Mini.

- En cuestión de cocina se muere por… El cocido madrileño.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘Thunderstruck’, de AC/DC.

- En su relación con las personas no soporta… La estupidez ni la soberbia.

- Por el contrario, valora… La sencillez, la humanidad y la bondad.

- Siente envidia sana por… Mucha gente: ‘Peridis’; el padre Ángel, con quien colaboro en Mensajeros de la Paz; Obama, Sergio Ramos, Messi,…

- Rasgo que le define… Sigo siendo un chico normal de Palencia. Mantengo a mis amigos de la infancia. La frase que más me gusta que me digan es “Qué majo eres”, que es muy de nuestra tierra.

- Su gran defecto… Demasiado impulsivo.

- Su mejor sueño… Que el mundo fuera mejor y más humano, que no hubiera paraísos fiscales, guerras,… ‘Imagine’.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Le miro a los ojos y me fijo en la persona. Cada vez me impresionan menos los currículos.

- Los sábados por la noche disfruta… Ceno con mi familia fuera de casa y luego veo la Sexta Noche, salvo los días que me invitan al programa y hago en directo las pizarras económicas.

- El rincón favorito de su casa es… Mi despacho.

- De Palencia no aguanta… No me gusta que seamos tan secos, aunque hemos mejorado mucho.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… La seriedad, el compromiso, el cumplimiento de la palabra, el amor al trabajo bien hecho.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información