Disponible en
Ir a la versión móvil
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

EXPOSICIONES

Un viaje espacial a Geopopland

cultura2_2
De izda. a dcha: Peridis, la presidenta de la Diputación, Margareto y Rafael Martínez, el día de la inauguración de la exposición.
Actualizado 20/04/2017 10:39:29
Redacción

El artista polifacético Ramón Margareto presenta en el Centro Cultural de Palencia su universo pictórico

Cine –Goya 2011 al mejor cortometraje documental por “Memorias de un cine de provincias”–, narrativa y pintura son disciplinas que maneja con destreza Ramón Margareto, mitad riosecano mitad palentino, un artista polifacético que ha aterrizado en el Centro Cultural Provincial de Palencia –propiedad de la Diputación– para mostrar hasta el 27 de abril su obra pictórica, cuyo ADN es el Geopop Art, término resultante de la fusión de la abstracción geométrica y el “pop art”.

Treinta lienzos, pertenecientes a su última colección, titulada “Misterios y leyendas”, se funden con otros 20 procedentes de dos anteriores exposiciones (“Génesis” y “La revolución de las especies”), en los que prima la geometría y la explosión colorista, salvo en uno de ellos, el llamado “Arrepentimientos; trapos sucios”, cuyo texto acompañante define su pintura: “Mi obra pictórica está llena de arrepentimientos, pero como pienso que todo es perfecto y sucede porque tiene que suceder, no me arrepiento de nada”.

Los acrílicos que conforman la muestra, con un tamaño de 100x81 centímetros y de técnica mixta, van acompañados de su correspondiente texto, que es recomendable leer para una mayor comprensión del universo Margaretto –como así los firma, con doble “t”–, cuando trasladó su estudio de pintura a Geopopland, “un nuevo satélite de la Tierra muy diferente a la Luna, pero semejante al País de las Maravillas de Alicia, al asteroide B612 de El Principito y al País de Nunca Jamás de Peter Pan”, explica el autor en la introducción a la exposición.

Trazos rectos, redondos, concéntricos,… –geometría pura y dura–, dos escasos ejemplos de figuración –el faraón y las siluetas humanas– y grandes dosis de abstracción conducen al espectador al viaje espacial pilotado por Margaretto.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información