Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

SALUD

La Diabetes Mellitus

salud
Actualizado 15/05/2017 10:27:18
salud

Es uno de los mayores factores de riesgo y causa de enfermedad y mortalidad cardiovascular

La Diabetes Mellitus (DM) es, junto con la hipertensión arterial y los niveles elevados de lípidos en sangre, uno de los factores de riesgo mayores y causas de enfermedad y mortalidad cardiovascular. Distinguimos dos tipos de diabetes: la que aparece mayoritariamente en edades tempranas de la vida o de “tipo I” y la que se desarrolla a partir de la 4ª-5ª década de la vida, “tipo II”. La DM tipo I tiene un carácter autoinmune y genético, con necesidades de aporte de insulina exógena desde fases tempranas del diagnóstico. La DM tipo II, en cambio, se asocia a la obesidad y al sedentarismo, que provocan una resistencia del organismo a la acción de la insulina endógena, aunque finalmente y en los casos en los que no se controle adecuadamente, requerirá también el aporte de insulina exógena.

Aunque la Diabetes Mellitus suponga un campo de estudio apasionante, se necesitarían tratados enteros para abordar todo el conocimiento disponible sobre la materia en la actualidad. Lejos de tal intención, en este artículo recogeremos las nociones básicas que la población general debería conocer sobre la Diabetes, especialmente en la tipo II, huyendo de tópicos o “mitos urbanos”.

Cifras diagnósticas

Las cifras diagnósticas están claramente establecidas por las organizaciones científicas internacionales. Se considera a un paciente diabético cuando presenta al menos dos registros de glucemia basal en ayunas superior o igual a 126 mg/dl. Hay también otros criterios diagnósticos, que habitualmente serán concordantes con esta determinación genérica basal. Es interesante destacar que la semiología clásica describió la tríada característica de la diabetes como las 3P: Polifagia (tener mucho hambre), Polidipsia (mucha sed) y Poliuria (orinar mucho). La conjunción de estos 3 síntomas nos debe hacer sospechar de la posible presencia de cifras elevadas de glucosa en sangre. De todas formas, cifras entre 110-125 mg/dl de glucemia basal, muestran una Intolerancia a los hidratos de carbono, siendo recomendable mantener cifras de glucemia basal por debajo de 100 mg/dl.

En pacientes diabéticos, la Hemoglobina Glicosilada (HbA1c) es el parámetro que mejor traduce el control glucémico que ha tenido el paciente en las últimas 8-12 semanas, de tal manera que a menor cifra de HbA1c, mejor habrá sido el control en ese periodo. De esta manera, será la hemoglobina glicosilada uno de las principales pruebas diagnósticas para el seguimiento de la diabetes.

El PAPPS (Programa de Actividades Preventivas y de Promoción de la Salud) establece que no hay recomendaciones sólidas para establecer si es efectiva o no la realización de analíticas de cribado a toda la población. En todo caso, quien más quien menos, tendremos una analítica general en nuestro historial clínico y si la cifra de glucemia es normal, no se recomienda repetirlo de forma periódica.

Educación sanitaria

Las intervenciones no farmacológicas dirigidas a lograr tras el cribado una disminución y mantenimiento de un 7% de pérdida de peso y a realizar 150 min o más por semana de actividad física moderada-intensa, previenen o retrasan la incidencia de diabetes. También, la educación individual por parte de los profesionales sanitarios y especialmente de la enfermería en pacientes con diabetes tipo 2 reduce la HbA1C.

Tratamiento

El tratamiento de la DM pasa inexcusablemente por una tríada o pirámide: ejercicio-dieta-fármacos.

El ejercicio es pieza angular en el tratamiento. Teniendo en cuenta que la glucosa es el principal aporte energético a nivel muscular, la realización de ejercicio regular diario, permite “quemar” adecuadamente el exceso de “gasolina” que la alimentación aporta a nuestro organismo. Además de los efectos directos del ejercicio sobre el sistema cardiovascular, introducir en nuestra rutina diaria la realización de al menos 30-45’ de ejercicio moderado nos aportará una mejora muy notable del control de las cifras de glucemia.

La dieta es, asimismo, otra de las “patas” de este banco. Una dieta equilibrada, con un aporte suficiente de hidratos de carbono, sobre todo con alto contenido en fibra (soluble e insoluble), la utilización de aceite de oliva, frutos secos y verduras (con elevado contenido en fitosteroles), el consumo moderado de vino y el bajo consumo de carnes rojas, presentan características intrínsecamente relacionadas con un adecuado control de las glucemias.

Los fármacos son el último eslabón de esta cadena. Cuando los dos primeros no son suficientes para mantener unas cifras de glucemia adecuadas, se deben utilizar como coadyuvantes para ello. Es obligatoria la utilización de la metformina en todos aquellos pacientes que la toleren adecuadamente. A partir de ahí, cualquiera de las familias de medicamentos antidiabéticos pueden ser efectivas, siendo el médico de familia el responsable de sopesar las ventajas e inconvenientes que tiene cada uno de ellos en cada paciente.

Objetivos de control en la Diabetes Mellitus tipo II

Existe práctica unanimidad en recomendar unas cifras de control de HbA1c entre 7 y 8%. No se ha demostrado mejoría en la supervivencia o disminución en la mortalidad con un ajuste más estricto de las glucemias. Ahora bien: no olvidemos que la diabetes, al igual que la hipertensión arterial, es una enfermedad crónica de cuyo adecuado control dependerá el daño que pueda provocar en los órganos diana (retina, arterias, riñón, nervios, etc…). Por tanto, deberemos ser más estrictos y agresivos en aquellos pacientes con una esperanza de vida más larga. Y podremos ser más condescendientes en pacientes de edad avanzada, en los que el objetivo deberá estar altededor del 8% de HbA1c. Al igual que en la hipertensión arterial, en las personas más mayores con fragilidad, el médico deberá adaptar el tratamiento según su experiencia y los efectos clínicos de este.

Aunque me quede corto en el desarrollo del tema, os recomiendo acudir a la página http://www.redgdps.org, donde encontraréis información extraordinaria sobre todo el universo en torno a la diabetes mellitus.

* Información tomada del PAPPS de la semFYC (actualización 2016)

José Ramón Garmendia Leiza es vocal provincial de la Socalemfyc (Sociedad Castellana y Leonesa de Medicina de Familia y Comunitaria)

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información