Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

ENTREVISTAS

"La I+D es un factor clave para el avance de la sociedad"

Mariano_Esteban_Rodryguez_521
Mariano Esteban (primero de la dcha), con el resto del equipo investigador con el que trabaja en el CSIC
Actualizado 15/05/2017 11:09:57
Jose Rojo

Mariano Esteban Rodríguez, Profesor de Investigación del CSIC y Presidente de la Real Academia Nacional de Farmacia

Profesor de investigación en el Centro Nacional de Biotecnología (CNB) del CSIC, Mariano Esteban (Villalón de Campos, 1944) confiesa que un pedacito de su corazón es palentino. Estudió en los Maristas y aún conserva amistades de entonces; incluso una tía suya reside en la capital palentina, motivo por el que visita la ciudad todos los años.

Casado con una madrileña, reconoce ser un entusiasta de Tierra de Campos, una pasión que ha transmitido a sus dos vástagos (hijo e hija) —neoyorquinos de nacimiento—. Esteban dirige un equipo que trabaja en el hallazgo de vacunas para erradicar distintas enfermedades (entre otras, el sida, la malaria, el ébola o la hepatitis C) y en el control de procesos tumorales. Una labor investigadora a la que ya ha dedicado cerca de 50 años.

Pregunta. Aunque vallisoletano de nacimiento, tiene una vinculación especial con Palencia…

Respuesta. Sí, sí. Yo estudié de interno en los Maristas todo el bachillerato, siete años, desde los 10 hasta que terminé preuniversitario. Incluso fui campeón provincial juvenil de 100 metros lisos y de salto de longitud.

Además, tengo familia que me hizo fácil esos años de colegio. Mi tía Chelo, a la que quiero muchísimo, tiene 94 años y está perfectamente bien. Su marido, ya fallecido, era Cándido Rodríguez Pascual, un médico dermatólogo muy conocido.

P. ¿Suele venir con relativa frecuencia?

R. Voy todos los años. Mi tía Chelo invita cada año a todos sus sobrinos por su cumpleaños, que se celebra en septiembre. Y yo he ido prácticamente a todos.

P. ¿Cómo se siente en Palencia?

R. Maravillosamente bien. Es una ciudad que me encanta, me inspira y me da vitalidad. Es una ciudad tranquila que tiene clase y su gente es estupenda.

P. O sea que un pedacito de su corazón es palentino.

R. Sí, sí. En Palencia empezó mi vida independiente como interno en el colegio Marista. Fue una etapa estupenda con un gran grupo de amigos. Incluso, conservo amistades…

P. Hablemos del organismo en el que trabaja. ¿Por qué etapa atraviesa hoy el CSIC?

R. Pues como todo el país, está en proceso de recuperación por lo perdido durante los años de crisis económica.

P. ¿Se temió en algún momento por el cierre del CSIC?

R. No. El CSIC tiene 136 centros de investigación, que emplea a unos 3.500 investigadores y 4.500 técnicos, cubriendo distintas áreas, siendo una de las instituciones más grandes de Europa. Es el que produce más del 20% de toda la ciencia del país, por lo que sería absurdo que dejáramos caer al CSIC. Siempre se puede mejorar.

Yo, cuando dejé la dirección del CNB, teníamos en plantilla mas de 600 personas trabajando que se redujo durante la crisis, pero ahora se está recuperando con incorporación de nuevo personal.

P. ¿De qué color ve el actual panorama de la investigación científica en nuestro país?

R. Marrón. No creemos en nosotros mismos. En días pasados hemos presentado la Fundación Gadea por la Ciencia con el objetivo de visibilizar la ciencia al resto de la sociedad, incluidos los políticos. Es decir, tratar de potenciar la ciencia como motor de desarrollo de España.

Necesitamos apostar por ser mas competitivos. Yo creo que España tiene en la ciencia un filón aún por explotar, del que tiene que aprovecharse y desarrollarlo más. Afortunadamente, los españoles tenemos una capacidad heredada para desarrollar ciencia en todas las áreas del conocimiento, desde las humanidades, pasando por el arte, hasta la física, matemáticas, ingenierías, medicina, biología, informática,… Tenemos unos profesionales extraordinarios.

España debe apostar por ser competitivo en I+D, y aunque lo es en algunos temas hay que establecer áreas estratégicas para poder posicionarnos como país dentro de 10-20 años entre los primeros puestos. Hay que tomar decisiones políticas en este sentido.

P. ¿No ve verde, de esperanza, el panorama científico español?

R. Seguimos siendo quijotes. Gracias a la buena voluntad de los investigadores, hemos logrado grandes objetivos. Pero nos falta esa apuesta… ¿Qué político habla de la ciencia en campañas electorales?, ¿los tertulianos televisivos hablan de la ciencia?, ¿se oye al presidente del Gobierno hablar de la ciencia?,… Nadie habla de la ciencia. Hay que buscar los nichos en los que España pueda competir, que los hay.

P. ¿Por qué resulta tan difícil hacer entender al Gobierno de turno que invertir en investigación y desarrollo (I+D) es más beneficioso que aplicar recortes?

R. Porque los políticos no se preocupan por objetivos a medio o largo plazo. Ellos sólo se miran el ombligo y de ahí no pasan. Hay muy poca sensibilidad a la hora de considerar la ciencia como prioridad. Y para desarrollar la ciencia tienes que cultivar la educación desde la infancia hasta la universidad y mantener un nivel aceptable. La educación es el germen del surgimiento de grandes avances a partir de las personas, porque lo importante son las personas.

P. ¿Qué lugar ocuparía la I+D en el avance de una sociedad?

R. Es un factor clave para que la sociedad avance. Estados Unidos va a la cabeza, pero antes ocupaba ese primer puesto Reino Unido, que fue el embrión, sobre todo, en ciencias biomédicas. Alemania ha sobresalido en ciencias químicas. Japón apostó también por la ciencia y mira dónde está… El único país europeo que no ha crecido en ciencia en los últimos 10 años ha sido España; incluso Portugal e Italia han crecido y qué decir de los países nórdicos… Si no se apuesta por la ciencia, no hay progreso y si no hay progreso, dependes de los demás; te conviertes en un servidor de los demás. El ladrillo y los servicios no son suficientes para prosperar.

P. Tras cerca de 50 años de carrera y después de haber trabajado fuera de España, ¿el nivel de frustración se ha aminorado o es cada vez mayor?

R. Yo no estoy frustrado. Estoy contento de haber vuelto a España después de trabajar en el extranjero durante 22 años. En los trabajos de investigación donde estoy inmerso competimos a nivel internacional. Pero no sólo consiste en que grupos de investigación vayan abriendo brecha, sino que debería existir una política común sobre la ciencia. Se habla de pacto de Estado por la educación y nosotros pedimos también que haya un pacto de Estado por la ciencia. Aunque ambos campos van parejos, porque la educación hace la ciencia.

P. ¿Entiende la emigración de los jóvenes investigadores españoles?

R. Es necesario salir fuera porque es la forma de ver cómo se trabaja en otros países y adquirir confianza en uno mismo. En el Centro Nacional de Biotecnología todos los que finalizan la tesis doctoral salen fuera para formarse más, aunque hay que facilitarles el regreso. En España hay gente joven muy bien preparada e ilusionada; el gran problema es que no nos creemos a nosotros mismos.

P. ¿El nivel de los investigadores españoles es comparable al de los países más avanzados en este campo?

R. Por supuesto. Es comparable para algunos centros punteros, pero necesitamos que las universidades, hospitales y las empresas incorporen más científicos.

P. Un equipo de investigación dirigido por usted lleva una década realizando ensayos para conseguir una vacuna contra el sida. ¿Están cerca de lograr su meta?

R. Esto nadie lo ha logrado todavía, algo que indica la complejidad del problema. Nosotros hemos conseguido el 100% de eficacia en vacunas contra otras enfermedades, como, por ejemplo, la que produce el virus chikungunya. Frente al VIH trabajamos conjuntamente con científicos americanos y europeos en encontrar una vacuna; hemos realizado ensayos profilácticos y terapéuticos, demostrando que nuestro prototipo vacunal produce respuestas inmunológicas relevantes para poder controlar la infección del VIH. Y estamos tratando de mejorar las condiciones vacunales para protegernos frente al virus y curar a la persona infectada. Esto hace unos años era impensable y ahora ya es abordable.

P. Otras vacunas experimentales en las que están inmersos intentan acabar con la malaria, la leishmaniasis o la hepatitis C. ¿Cómo van esos estudios?

R. Seguimos con ellos. En el caso de la malaria, se ha desarrollado una vacuna por GSK con ensayos clínicos avanzados y el nivel de protección está entre un 30 y 50 por ciento. Tenemos que mejorar ese efecto y en ello estamos trabajando. En cuanto a la leishmania, hemos desarrollado un prototipo vacunal que induce buena protección en modelo experimental en perros, que también padecen esta enfermedad. Por lo que respecta a la hepatitis C, ya hemos hecho un prototipo novedoso de vacuna y estamos caracterizando su modo de acción..

Además, hemos generado prototipos de vacunas frente al virus ébola y estamos con ensayos de eficacia en modelos animales. En España tenemos el conocimiento y la capacidad para desarrollar vacunas frente a distintas enfermedades, pero nos hacen falta mejores infraestructuras para avanzar más.

P. ¿Por qué se tarda tanto tiempo en hallar una fórmula que combata una enfermedad?

R. El desarrollo de un prototipo de vacuna no requiere un tiempo excesivo, pero la parte experimental, con modelos animales antes de pasar a humanos, tarda varios años. Y una vez que se pasa a humanos, tienes que demostrar la seguridad de la vacuna, realizar ensayos clínicos en distintas fases, I, II, III y IV,… Y en esto se invierte también mucho tiempo.

P. ¿Hoy en día el cáncer es la gran lacra social?

R. En el cáncer ya se están consiguiendo resultados francamente buenos. Hoy, más del 50% de los cánceres que se diagnostican se controlan y muchos de los tratamientos tienen hasta un 90% de eficacia. Ahora ha aparecido un nuevo arsenal terapéutico, lo que se denomina la inmunoterapia, que está consiguiendo resultados espectaculares, sobre todo, contra el melanoma.

P. Mientras unas enfermedades se erradican, emergen otras nuevas. ¿Es el sino de la humanidad?

R. Es la evolución. Los invasores (virus, bacterias, hongos, parásitos, y células tumorales) tratan de invadir y evadir las defensas del sistema inmune. Éste es un área en el que nosotros estamos trabajando a nivel molecular y hemos descubierto varios de los genes virales que intervienen en esos procesos y dónde poder atacar en los tumores. Y eso nos está haciendo entender mejor cómo funciona el organismo. Aunque a medida que vamos consiguiendo objetivos, los invasores van mutando. Y ahí está nuestro reto.

Personalísimo

"La gente de Palencia es sencilla y maja"

- Signo del horóscopo… Leo.

- Vicio confesable… El deporte.

- Película para recordar… Las del Oeste.

- Actor… Gary Cooper, en mi época juvenil.

- Actriz… Catherine Deneuve, en mi época romántica.

- Animal… Perro.

- Color… Marrón.

- Libro predilecto… ‘El Quijote’; mi madre, que era maestra, nos enseñó a leerlo.

- Coche que tiene… Un Mercedes.

- En cuestión de cocina se muere por… La tortilla española.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… Me gusta el country americano y la música relajada; no me gusta el rock.

- En su relación con las personas no soporta… La falsedad y la prepotencia.

- Por el contrario, valora… La honestidad.

- Siente envidia sana por… No ser ya tan joven, pero lo importante es que te encuentres bien.

- Rasgo que le define… La alegría.

- Su gran defecto… Soy exigente.

- Su mejor sueño… Todos los que sean positivos.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… La forma de expresarse.

- Los sábados por la noche disfruta… Yendo al cine o al teatro.

- El rincón favorito de su casa es… La bodega.

- De Palencia no aguanta… En Palencia hay tres cosas que brillan más que el sol: Calle Mayor, Calle Mayor y Calle Mayor.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… La sencillez. Es gente maja.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información