Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

ENTREVISTAS

"Amgu es más que un proyecto cultural; ha enriquecido el tejido social y económico de la zona"

Manuel_Dos_Santos_522
Manuel Dos Santos, en el exterior de las oficinas del periódico CARRIÓN
Actualizado 31/05/2017 11:15:52
Jose Rojo

Entrevista a Manuel Dos Santos Trapote, Director de las Escuelas de Música, Danza,Teatro y Artes Plásticas de Guardo

Natural de Velilla del Río Carrión, con 35 años, casado y con dos hijos de corta edad, Manuel Dos Santos ha impulsado y dirige la Escuela de Música, Danza, Teatro y Artes Plásticas de Guardo y la de Velilla del Río Carrión, ambos centros gestionados por Amgu (Agrupación Musical de Guardo), cuya matrícula conjunta supera los 500 alumnos y donde trabajan cerca de 20 profesionales.

En el marco de este proyecto cultural, singular y ampliamente valorado y reconocido —la última distinción que ha recibido es la Orden Civil de ‘Alfonso X el Sabio’ del Ministerio de Cultura—, este apasionado y entusiasta de su trabajo ha ideado y producido más de un centenar de proyectos y actividades que en 2016 convocaron a más de 15.000 espectadores. En la actualidad, este experto en saxofón y clarinete, compagina su labor como gestor cultural con los estudios del Grado en Música y Máster en Dirección y Gestión de Industrias Culturales.

Pregunta. El apellido Dos Santos no es muy común de la zona…

Respuesta. La verdad es que no lo es, al igual que mi segundo apellido Trapote, de procedencia saldañesa. Dos Santos es un apellido portugués. Mi familia paterna se instaló en la zona norte de la provincia hace años motivados por el trabajo minero que en aquel momento existía en la comarca. Lo llevo con mucho orgullo y es cuanto menos curioso que, debido a la política de apellidos aplicada a mi padre en el país luso, éste, mis hijos y yo, a día de hoy, llevemos como primer apellido el de mi abuela paterna, un hecho también muy poco común.

P. Usted es músico de profesión.

R. Aunque mis estudios son y siguen siendo musicales, hoy mi trabajo y profesión se centran en gestionar y coordinar el centro educativo, sus recursos, actividades, etc., y, por supuesto, promover la cultura en la comarca, ya que considero a ésta como elemento indispensable y vital para el desarrollo de la sociedad. Debido al crecimiento y a la idiosincrasia de este proyecto, Amgu se ha convertido en un centro de grandes dimensiones culturales, una gran responsabilidad que me ha llevado a dejar la docencia musical para dedicarme íntegramente a la gestión, aunque todavía participo y dirijo aún algunas de las agrupaciones instrumentales, como la big band o el ensamble de saxos.

P. ¿De quién surgió la idea de crear una escuela de música en Guardo?

R. Nuestra escuela de música recoge el testigo del taller musical que en el año 1989 puso en marcha el Ayuntamiento de Guardo después de varios años de inactividad de la antigua banda. Posteriormente, en el año 1994 se creó Amgu, una asociación musical sin ánimo de lucro que nace con la idea de crear una estructura propia que le permita, entre otras cosas, gestionar la banda y dicho taller musical en el que se formaban los músicos de ésta.

Diez años más tarde, en 2004, varios miembros de la junta directiva de Amgu e integrantes de la banda se ilusionan y sueñan con la puesta en marcha de una escuela de música en Guardo, dando finalmente un paso firme y que desemboca en lo que hoy todos conocemos. Este proyecto hoy es lo que es gracias a todos los que durante el paso de los años han contribuido a difundir y trabajar por la música y la cultura de manera notable en nuestra localidad.Posteriormente, en el año 2007, Amgu asumió la gestión de la Escuela Municipal de Velilla.

P. ¿Cuál era el fin originario del proyecto?

R. El principal objetivo a corto plazo fue incentivar y motivar al alumnado existente del antiguo taller musical, además de mejorar la calidad técnica de los instrumentistas de la banda existente. Para ello se incrementaron el número de profesores especialistas y se pusieron en marcha nuevas agrupaciones instrumentales, como la banda juvenil, la big band, la batucada,…, que siguen funcionando a día de hoy. Posteriormente, se comenzaron a ofertar nuevas especialidades instrumentales que no tenían cabida en la banda, como piano y guitarra, pero muy demandadas.

A sabiendas de que los niños suponen la cantera de cualquier actividad, pusimos en marcha dos programas musicales de estimulación temprana: Música y Movimiento, de 3 a 7 años, y Música para Bebés, de 4 meses a 2 años; ambos siguen funcionando actualmente con una gran aceptación. Es evidente que este centro está concebido como la puerta de acceso para estimular, fomentar y desarrollar una cultura artística que permita a quien lo desee el acceso posterior a estudios profesionales.

P. El centro que usted dirige tardó poco tiempo en incorporar a su oferta inicial, centrada en la música, otras dos artes escénicas, la danza y el teatro, y, posteriormente, las artes plásticas.

R. La música, la danza y el teatro, disciplinas a las que ahora hemos sumado las artes plásticas, se han incorporado en el centro atendiendo a la demanda de la sociedad.Amgu es el único centro en Castilla y León que, registrado en la consejería de Educación, aglutina todas las enseñanzas artísticas bajo una misma dirección; es un hecho que nos permite, por un lado, crear espectáculos propios y de gran formato y, de otro, poder educar al alumnado de manera integral, dándoles la oportunidad de tener diversos conocimientos de varias disciplinas.

P. ¿Qué ha supuesto la creación de esta escuela multidisciplinar para una comarca minera en recesión?

R. Amgu es más que un proyecto cultural y ha adquirido una gran dimensión social. La creación de diversas agrupaciones artísticas de toda índole y la participación de nuestros alumnos en los fenómenos culturales de una manera activa e interesante han ayudado a enriquecer el tejido social, algo imprescindible para mirar con optimismo hacia el futuro. Además, nuestras actividades inciden en el desarrollo económico del municipio y estimulan su conexión con otros sectores productivos como el turismo, sin olvidarnos de los 20 puestos de trabajo creados.

P. ¿A qué se debe el éxito de esta iniciativa cultural?

R. Creemos que el éxito radica en cuatro pilares: enseñanza de calidad, creación de agrupaciones, experiencias artísticas de toda índole y programación activa y pasiva de actividades culturales. Pero, sin duda, es la suma de voluntades lo que nos ha permitido evolucionar y progresar. En este sentido, conviene reconocer la labor de los miembros de la junta directiva de Amgu, del profesorado, del equipo directivo del centro, del apoyo incondicional de alumnos y sus familias, de las administraciones, de las colaboraciones privadas y de las gentes de la comarca.

P. De los múltiples ciclos culturales promovidos, ¿cuáles están logrando una mayor proyección?

R. Son variados y para todo tipo de colectivos, incluidos los de exclusión social. Todos son igual de importantes y, por la respuesta ciudadana obtenida, merecen que sigamos trabajamos con ahínco para consolidar cada uno de ellos e intentar proyectarlos hacia el futuro. Pero, quizás el programa ‘Convivelarte-Amgu con la cultura escolar’, es el que mayormente me complace. Este evento cultural persigue el objetivo de acercar a los centros escolares del medio rural las artes escénicas en sus distintas manifestaciones, todo ello a través de diversos espectáculos didácticos de calidad y dentro de un marco de convivencia que fomenta las relaciones sociales.

Cerca de 5.000 escolares de 35 centros, llegados de más de 25 municipios de las provincias de Palencia, Cantabria y León, disfrutan anualmente en Guardo de tres grandes espectáculos que actualmente se están representados en el Teatro Real de Madrid o en el Museo del Prado. Hay que facilitar el acceso a la cultura a nuestros niños; son el futuro, debemos cuidarlos.

P. A su llamada han respondido actores y músicos reconocidos en el panorama nacional, que han actuado o han acudido como invitados a sus convocatorias. ¿Qué impresiones les han transmitido?, ¿sus opiniones les impulsan a seguir adelante?

R. Todos ellos son amantes de la cultura y saben las dificultades del sector y la importancia de ésta para la sociedad. Les sorprende que en una comarca tan alejada de la capital haya gente que, de manera desinteresada y con tan pocos recursos, sea capaz de ilusionar y trabajar por la cultura, el arte y sus enseñanzas. En Amgu tenemos unos profesionales muy cualificados y comprometidos, trabajan con pasión, y eso se refleja en todos los resultados, tanto a nivel artístico como organizativo. Los artistas se marchan siempre emocionados y boquiabiertos y, al final, con cada uno de ellos se establece prácticamente una relación de amistad. La presencia de ellos es, sin duda alguna, un espaldarazo que te motiva a seguir trabajando y lidiando. Tenemos una plataforma de más de 60 artistas de reconocido prestigio y de toda índole que avalan el proyecto de Amgu como candidato al Premio de las Artes de Castilla y León.

P. Recientemente, han estrenado unas nuevas instalaciones, ¿esto les permitirá plantear nuevas propuestas a su público?

R. Por supuesto. Gracias a la colaboración del Instituto de Guardo y a la cesión de las instalaciones del antiguo instituto ‘Señorío de Guardo’ por parte de la Junta , hemos conseguido, a través de diversas obras y reformas, un gran edificio cultural con más de 1.300 metros cuadrados que integran una infinidad de aulas, salas y salón de actos. Quiero agradecer expresamente las partidas extraordinarias que la Diputación ha destinado a este fin, así como la colaboración del Ayuntamiento de Guardo y la aportación de capital privado por parte de profesores, miembros de la junta directiva de Amgu y de otras entidades como el Rotary Club de Palencia.

Gracias a todas ellas hoy podemos trabajar hacia nuevas propuestas culturales que ayuden a complementar la educación de nuestro alumnado y, a su vez, sirvan como elementos de dinamización y entretenimiento en la comarca. Vaya como ejemplo el Campamento Nacional de Música, Danza y Aventura. También estamos trabajando en la puesta en marcha de un Museo de Arte Contemporáneo al aire libre en colaboración con el Musac, sin olvidarnos del taller de radio que recientemente hemos puesto en marcha.

P. En el mes de abril Amgu recibió en Madrid la Orden Civil de ‘Alfonso X el Sabio’, de manos del ministro de Cultura.

R. Es un reconocimiento, un acicate que te estimula a seguir trabajando concienzudamente y de manera tenaz por aquello en lo que crees. Estamos muy agradecidos. Nunca olvidaremos la entrega del premio y la oportunidad que nos brindó el Gobierno de tocar en el Auditorio Nacional durante la gala. Este hecho, a su vez, supone un hito histórico para el municipio, ya que es una de las distinciones más importante que reconoce el Estado.

P. ¿Se sienten respaldados por las distintas administraciones públicas?

R. Este proyecto cuenta con la colaboración de los ayuntamientos de Guardo y Velilla, además de la Diputación de Palencia. El apoyo de todas las administraciones o entidades es fundamental. No obstante, es importante señalar y recalcar que Amgu es una asociación sin ánimo de lucro donde sólo obtienen una remuneración económica los profesores que trabajan diariamente. La labor diaria que conlleva el mantenimiento de todo el conjunto ha sobrepasado nuestras dimensiones, y a día de hoy necesita de un respaldo cada vez mayor.

Hoy en día, el peso organizativo recae a espaldas de varias personas que trabajan desinteresadamente y el presupuesto emana en un 70% de las cuotas del alumnado. En cuanto a los espectáculos, intentamos que todos ellos se autofinancien con las entradas. Es necesario apuntalar este proyecto que, sin duda, requiere un mayor sustento económico. Desde aquí quiero invitar a colaborar a otras entidades, entre otras, a la Junta, ya que estamos solicitando aportación para un proyecto consolidado y del que se benefician multitud de personas del medio rural.

P. El Ayuntamiento de Cistierna (León) acordó en 2004, por unanimidad, denominar a su Escuela de Música con su nombre.

R. Me llena de honor y de orgullo. A medida que pasan los años lo valoro más, pero la mayor satisfacción es comprobar que ese centro sigue funcionando después de unos cuantos años y que cuenta con una estupenda Banda de Música. Estoy muy agradecido al Ayuntamiento y a los ciudadanos de Cistierna. El cariño que siempre me procesan es mutuo, siempre lo recordaré; ellos me hicieron maestro.

Personalísimo

"No tengo límites"

- Signo del horóscopo… Sagitario.

- Vicio confesable…. Cualquier comida de mi suegra.

- Película para recordar… Me gusta el género suspense-terror. ‘El silencio de los corderos’.

- Actor… Anthony Hopkins.

- Actriz… Lola Dueñas.

- Animal… Tengo un gato.

- Color… Los claros.

- Libro predilecto… ‘Los renglones torcidos de Dios’.

- Coche que tiene… Un Skoda.

- En cuestión de cocina se muere por… El cocido portugués de mi abuela.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘Every breath you take’ (The Police).

- En su relación con las personas no soporta… La soberbia.

- Por el contrario, valora… La humildad.

- Siente envidia sana por… Recuerdo mucho los buenos ratos con los amigos.

- Rasgo que le define… La tenacidad.

- Su gran defecto… No tener límites.

- Su mejor sueño…Tener lo que tengo.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… La expresión.

- Los sábados por la noche disfruta… En familia.

- El rincón favorito de su casa es… El sofá.

- De Palencia no aguanta… A veces, el pesimismo.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Sus gentes.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información