Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

EL CERRATO

Nueva inversión en Torquemada para consolidar el techo de sus bodegas

Torquemada_Bodegas_Bragimo_1
Barrio de bodegas de Torquemada|Brágimo
Actualizado 03/07/2017 11:26:05
Redacción

Este paraje, el más extenso de la región, está declarado BIC en la categoría de Conjunto Etnológico

Bien de Interés Cultural (BIC) en la categoría de Conjunto Etnológico. Éste es el título que ostentan las bodegas de Torquemada, un enclave con 477 bodegas subterráneas tradicionales que se agrupan en cinco barrios de desigual tamaño (Valdesalce, Ladrero, Barrionuevo, Paramillo y Carrovillamediana) y que suman una superficie total de 12 hectáreas, convirtiendo este conjunto en el más extenso de Castilla y León.

Este paraje, calificado como de singular belleza e interés, constituye una singular y relevante manifestación de patrimonio cultural etnográfico asociado a los sistemas productivos del vino y se caracteriza por su antigüedad, la conservación del conjunto, que ha pervivido y pervive sin grandes alteraciones ni contaminaciones, su singular ordenación e implantación en el territorio, resultado de un proceso de autorización y construcción de las bodegas totalmente planificado sobre un terreno llano con suaves ondulaciones, siguiendo el trazado de calles rectilíneas prácticamente paralelas entre sí y con fachadas de mampostería de piedra caliza.

Recientemente, la Junta de Castilla y León ha licitado una actuación de restauración y protección sobre la cubierta de tierra que conforma el techo de las bodegas que se encuentran en el barrio de Ladrero, de ocho hectáreas.

El proyecto, que cuenta con un presupuesto de 57.000 euros, prevé que, tras las obras, quede garantizada la correcta evacuación de las aguas y la compatibilidad de los acabados con el tráfico rodado, limitado actualmente a la presencia de maquinaria agrícola vinculada a la explotación vinícola.

Asimismo, se propone el tratamiento de borde del camino, de tal forma que las soluciones planteadas permitan, por un lado, la correcta contención del terreno y, de otro, la generación de superficies duraderas que garanticen la filtración correcta del agua de escorrentía y la transpiración del suelo con el fin de garantizar la durabilidad de la intervención gracias a dos factores esenciales: la previsión de la canalización de futuras instalaciones y la protección de la unidad en la imagen del área intervenida. Aunque el objetivo último es la preservación de este Conjunto Etnológico.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información