Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

MUSICA

Lou Reed, crónicas del abismo

lou_reed
Actualizado 04/08/2017 11:19:06
Jose I. Diez Cano

"Soy un artista, eso significa que puedo ser tan egoísta como yo quiero"

Cuando Lou Reed falleció hace casi cuatro años, su mujer durante las últimas dos décadas, la artista Laurie Anderson, se despidió de él con un hermoso texto en el que contaba que el líder de la Velvet Underground había pasado sus últimos días como un maestro de Taichi "deslumbrado por la belleza, el poder y la dulzura de la naturaleza". Sin embargo, antes de que el rockero encontrase esa paz espiritual hubo otro Lou Reed más salvaje, taciturno, brutal y desagradable. Nosotros nos dedicaremos solamente a recordar su obra.

El rostro espectral del rock de los setenta. Del cruce del nihilismo, postromanticismo y crónica urbana surge una obra, la del estadounidense Louis Firbank (Freeport,Nueva York, 2 demarzo de 1942), situado entre las más influyentes del género. Estigmatizado por una infancia poco amable (sus padres le sometieron a tratamiento de electroshock), Lou Reed descubre la literatura en su juventud de lamano deDelmore Schwartz (1913- 1966), antes de afianzar con John Cale, Sterling Morrison y Maureen Tucker el grupo de rock más vanguardista de la época, The

Velvet Underground (al cual ya dedicamos un artículo en su día).

En tiempos de apogeo “flower power”, Reed firma, en discos como los capitales “The Velvet Underground And Nico” (1967), con portada de su “mecenas” AndyWarhol y el preruidista “White Light/White Heat” (1968), piezas abismales y siniestras como “Heroin”, antes de volar en solitario a partir de 1972. Su casi mítica andadura solista, provista de cierta irregularidad interna, dispone de diversos clímax: la inmersión glamvíaBowie de “Transformer” (1972), con temas bandera como “WalkOn TheWild Side”, “SatelliteOf Love” y “Vicious”; el apabullante fresco autodestructivo pero grandioso de “Berlin” (1973), la sobriedad de “Coney IslandBaby” (1976), la reivindicación filojazzística del doble en directo “Live-Take No Prisioners” (1978) y el encuadre maduro de piezas tan estimables como “The Blue Mask” (1982), “New York” (1989) y “Magic And Loss” (1992), donde teoriza acerca de un rock adulto con textura literaria.

Después de este último (y mortuorio) disco, Reed reforma fugazmente TheVelvetUnderground para una gira póstuma en 1993 (Morrison fallecerá dos años después), producto de su previo acercamiento con Cale plasmado en el brillante disco conjunto “Songs For ‘Drella” (1990), dedicado al malogrado Warhol. Su escasa producción de la segunda mitad de los noventa desluce ligeramente tan honorable legado, aunque el peso de sus obrasmás definitorias le mantiene como figura respetada.

Su obra en el siglo XXI es también bastante irregular y comienza en 2002 con la gira “WordsAndMusic” junto con LaurieAnderson, un espectáculo basado en un recital de poesía mezclado con algo de música, luz y

color. En 2003, publicó el doble álbum “The Raven”, basado en la obra de Edgar Allan Poe.Al año siguiente se publicó una remezcla de su canción “SatelliteOf Love” que fue un sorpresivo éxito en las listas inglesas. En

2007 lanzó su último álbum en solitario “Hudson RiverWindMeditations”. En 2011 se editó “Lulu” junto con la banda Metallica, un álbuminspirado en la obra de teatro “Lulú” (1937), sobre la vida de una bailarina víctima de abusos sexuales.

En sus últimos años dedicó parte de su tiempo a la fotografía y el 27 de octubre de 2013, cinco meses después de una operación de trasplante de hígado, elmúsico falleció en Southampton (Nueva York) al no poder superar sus problemas de salud. Visto con la perspectiva que aporta el paso del tiempo, esmuy difícil concebir la música tal y cómo la conocemos ahora sin su presencia. Esencial.

Sus mejores discos: Sin mencionar los de Velvet Underground (tuvieron su artículo correspondiente), “Transformer”, “Berlin”, “Coney Island Baby”, “Rock N Roll Animal”, “Live-TakeNo Prisioners”, “The Blue Mask”, “New York”, “Magic And Loss” y “Songs For Drella” (con John Cale).

Sus mejores canciones: Todas post Velvet Underground, “Perfect Day”, “Walk On The Wild Side”, “Vicious”, “Caroline Says II”, “Satellite Of Love”, “A Gift”, “Coney Island Baby”, “Dirty Blvd”, “Romeo And Juliette”, “Street Hassle”…

LOS DIEZ DISCOS FAVORITOS DE TODOS LOS TIEMPOS SEGÚN: LOU REED (lista remitida por el artista a una revista en 1999)

1. “CHANGE OF THE CENTURY”. Ornette Coleman

2. “TILT”. Scott Walker/“BELLE”. Al Green/ “ANYTHING”. Jimmy Scott.

3. “BLOOD ON THE TRACKS”. Bob Dylan.

4. “LITTLE RICHARD’S SPECIALTY SERIES”. Little Richard.

5. “HANK WILLIAMS’ SINGLES. Hank Williams.

6. “ANTHOLOGY”. Harry Smith.

7. “DOES YOUR HOUSE HAVE LIONS”. Roland Kirk.

8. “STAY WITH ME BABY”. Lorraine Ellison.

9. “MOTHER”. John Lennon.

10. “OH SUPERMAN”. Laurie Anderson & United States.