Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

CULTURA

¡Que Dios reparta suerte!

puertagrande
Actualizado 30/08/2017 11:37:49
Redacción

El Coso de Campos Góticos vivió el pasado año un cierre de Feria inmejorable con salida a hombros por la Puerta Grande para los tres diestros participantes, Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y Juan del Álamo así como del ganadero de Montalvo. Pero hay otra cara de la moneda, la de las cogidas. Roca Rey sufrió una espeluznante por el toro de su reaparición en Palencia.

El Coso de Campos Góticos vivió el pasado año un cierre de Feria inmejorable con salida a hombros por la Puerta Grande para los tres diestros participantes, Sebastián Castella, Miguel Ángel Perera y Juan del Álamo así como del ganadero de Montalvo.

Una buena tarde para el disfrute de toreros y aficionados en la que además fue indultado el toro Catedrático. De 527 kilos se convertía en el segundo astado que lograba ser indultado en los 40 años de historia de la plaza palentina. El mismo fue lidiado por el diestro Miguel Ángel Perera.

Dos orejas para Castella, cuatro y un rabo para Perera y otras tres para Del Álamo pusieron el broche de oro a la Feria Taurina de San Antolín 2016.

Castella, Perera, Del Álamo, pero también; José Garrido, Paco Ureña, El Juli, Enrique Ponce o Juan José Padilla han salido a hombros por la Puerta Grande de Palencia tras saber aprovechar la nobleza de los ejemplares de su lote en sendas faenas vistosas y vibrantes que llegaron al tendido.

Pero hay otra cara de la moneda, la de las cogidas. Sin ir más lejos el pasado año Roca Rey sufrió una espeluznante por el toro de su reaparición en Palencia. El peruano fue trasladado a la enfermería con una fuerte conmoción cerebral y traumatismo craneoencefálico y de ahí al hospital palentino Río Carrión para realizarle un estudio más completo.

También corrió la misma suerte el torero extremeño Alejandro Talavante que resultó cogido, de pronóstico grave, en la lidia del sexto toro en una corrida de la Feria Taurina de San Antolín del 2010, donde fue operado en la misma Plaza de Toros y trasladado al Hospital Río Carrión para su vigilancia y supervisión.

Dos años antes, Cayetano Rivera sufriría un politraumatismo por embestida cuando toreaba al último ejemplar de una tarde en la que compartía cartel con su hermano Francisco Rivera Ordóñez.

La cara y cruz de una moneda en un coso palentino en el que también se han dado silencios, pitos, aplausos, saludos o vueltas al ruedo.

¡Que Dios reparta suerte toreros!