Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CULTURA

José María González de la Cruz, una afición hecha profesión

Jose_Maria_Gonzalez_de_la_Cruz
Actuó como sobresaliente bajo el nombre de Joselito de la Cruz.
Actualizado 01/09/2017 12:14:18
Redacción

Habitual del callejón de la Plaza de Toros de Palencia, José María González de la Cruz era un rostro claramente reconocible en la ciudad como empresario taurino y hostelero.

B.V

Nacido en Camporredondo de Alba, localidad que llegó a nombrarle hijo predilecto, su pasión por los toros forma parte de ese Romanticismo, tan importante para entender parte de nuestra fiesta taurina.

La afición de José María González de la Cruz por el mundo taurino empezó junto a sus amigos cuando ya desde muy joven jugaba a torear en el Parque del Sotillo de Palencia.

En este sentido y como muchos otros jóvenes de la época intento ser torero y aunque esto no fraguó si llega a vestirse con el traje de luces actuando como sobresaliente bajo el nombre de Joselito de la Cruz.

Una afición que sin embargo si le lleva a convertirse en empresario taurino llegando a organizar durante muchos años seguidos multitud de festejos por distintos pueblos de la provincia palentina y algunos en la capital.

Asimismo llega a ser cofundador de una asociación taurina de empresarios en España y logra que programas de TVE de los años 80 como ‘Vivir cada día’ graben en Palencia parte de un episodio en el que se contaba cómo era la profesión de torero. Concretamente el festejo taurino, donde torearía su sobrino Pedro de la Cruz al cual apoderaba, se grabó en la Plaza de Toros de Guardo y fue visto desde la pequeña pantalla por todo el país.

También apoderó a Manolo Nozal y siempre ayudó en lo que pudo a todos los toreros palentinos como a su amigo El Regio.

Amante del buen toreo, José María González de la Cruz falleció en Palencia el 17 de marzo de 2016 a los 72 años no sin antes haber cumplido en sus últimos años de vida su mayor ilusión, ser gerente de la feria de San Antolín de su querida Palencia.

Su hijo José María González Sánchez, quien heredo esta afición por el mundo taurino, asegura que le oía decir que la Fiesta de los Toros había cambiado mucho con el paso de los años, no solo porque las nuevas tecnologías habían hecho que la organización de los festejos fuese más fácil sino también porque los gritos de unos pocos antitaurinos estaban empezando a vender más que las voces de los millones de aficionados que asisten todos los años a ver los espectáculos.

“Junto al fútbol es uno de los espectáculos que más gente y más dinero mueve aportando riqueza tanto a las arcas públicas como a la economía de las localidades”, explica su hijo al tiempo que señala que a día de hoy las fiestas no se entenderían sin los espectáculos de toros.

En este sentido puntualiza que todo ciudadano debería de tener en cuenta que “no hay mayor democracia que cada persona pueda acudir a lo que le guste, máxime cuando es pagando”.

“Por suerte la gran mayoría de los ciudadanos, tanto en Palencia como en el resto de España, apoya la Fiesta de los Toros como parte de nuestra cultura”, finaliza.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información