Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

VEGA-VALDAVIA

“En el programa de las fiestas del Valle hay un equilibrio entre la parte lúdica y la dedicada a honrar a nuestra patrona”

SaldanaAlcalde-despacho
El alcalde de Saldaña, en su despacho. ÓSCAR FOTÓGRAFO
Actualizado 12/09/2017 13:33:34
Redacción

Gerardo León, alcalde de Saldaña, habla de las fiestas del Valle y del futuro de Saldaña

El alcalde de Saldaña, Gerardo León (PP), cree que la villa romana de La Olmeda no sólo está beneficiando a la comarca Vega-Valdavia, sino a toda la provincia. “Contamos con un recurso que debe asociarse inmediatamente con el nombre de Palencia, como Segovia y el acueducto”, apunta.

Uno de los servicios que le gustaría implantar al regidor saldañés en su municipio es un ciclo de Técnico en Elaboración de Productos Alimenticios en el instituto con el fin de formar especialistas “que puedan ejercer aquí su profesión, pues las amplias salidas laborales que ofrece conectan de lleno con la realidad económica de nuestro entorno”.

De las fiestas del Valle dice que cuando era pequeño, recuerda que a la entrada de Saldaña había un cartel que rezaba “Bienvenidos, Welcome, Bienvenue, Willkommen”. Y añade: “Eso es Saldaña, para la que cualquier época del año es buena para venir, y ahora que, desde algunos sitios de España ponen en entredicho la influencia cultural y económica del turismo, más todavía. Bienvenidos”.

Pregunta. A principios del mes de julio usted mantuvo un encuentro con la presidenta de la Diputación, Ángeles Armisén, con el fin de que la institución se implique en la construcción de un ramal de conexión del polígono con la depuradora para evitar los vertidos incontrolados al río. ¿Cree que saldrá adelante esta obra?

Respuesta. Creo que sí. Sacamos una excelente impresión de aquella reunión, no sólo por el interés que siempre toma la presidenta por los asuntos de Saldaña, sino porque entendió a la primera la necesidad de ejecutarla cuanto antes. No debemos olvidar que se trata de conectar la última fase del polígono industrial a la depuradora, una obra que, al parecer, nadie ha tenido tiempo de hacer en 15 años.

P. Por otro lado, ¿cuándo prevé que finalicen las obras de adecuación de la iglesia de San Pedro para acoger de nuevo el museo de La Olmeda?

R. Se trata de una obra que está ejecutando la Diputación y que se divide en dos partes: la adecuación exterior de la plaza de San Pedro y la interior del propio museo. La exterior tiene de plazo hasta mediados de septiembre y la interior todavía durará unos meses más. No obstante, conviene recordar que durante este tiempo el museo se ha trasladado de forma temporal a La Casona de Saldaña, por lo que el interés de su visita no se ha visto afectado de forma significativa.

P. Hemos hablado de dos grandes ejes del futuro de Saldaña: el polígono industrial y la villa romana. ¿La atracción de empresas es una labor ardua para su zona?

R. Aunque Saldaña se ve afectada por la despoblación y el envejecimiento de su población, el impacto ha sido menor en comparación con otras zonas, circunstancia que achacamos al vigor del polígono y su conexión con la realidad de la comarca. Las nuevas normas urbanísticas han delimitado una zona industrial para cuya ocupación necesitamos el apoyo de las instituciones. Adquirir suelo por parte de los particulares y llevar allí todas las infraestructuras necesarias –agua, luz, depuración, etc.– es una tarea compleja que no puede ser abocada por este Ayuntamiento por sí solo. Por ese motivo hemos cambiado algunos condicionantes para favorecer el uso excepcional del suelo rústico que ya está dando sus frutos.

P. Y con respecto a La Olmeda, ¿cree que toda la comarca Vega-Valdavia se está beneficiando de este yacimiento?

R. No sólo la comarca, sino toda la provincia. Contamos con un recurso que debe asociarse inmediatamente con el nombre de Palencia, como Segovia y el acueducto. El impacto de La Olmeda no debe medirse sólo por criterios económicos, que también, sino como una expresión del trabajo bien hecho que identifique la forma de ser de las gentes de esta comarca. Además, y si me apura, los avatares de la excavación son un símbolo contra la despoblación, pues gracias al tesón de Javier Cortes, que desoyó las ofertas de compra que recibió, Aquiles y Ulises pudieron quedarse con nosotros.

P. En su opinión, ¿debería intensificarse la promoción de la villa romana?

R. La promoción de la villa romana y el Museo de Saldaña se puede hacer de muchas formas. Una de ellas alude a la divulgación a través de los canales apropiados para ello, y la otra mediante la ampliación de las excavaciones. De La Olmeda sólo conocemos su parte noble y casi todas las necrópolis, pero faltan de excavar otras áreas que forzosamente tienen que estar en la finca que cedió Javier Cortes. Ésta es otra forma de mantener viva la atención del público, en una tarea que debe equilibrar la parte científica y la puramente promocional, algo para lo que la Diputación de Palencia está perfectamente capacitada a través de sus departamentos de Cultura y Turismo.

P. Su comarca presenta, además, una extensa y rica variedad de setas y hongos. ¿Cómo ve el potencial del turismo micológico?

R. El potencial turístico de este recurso no se basa en el volumen de las cestas que se pueden coger, sino en la variedad de especies que el aficionado a la micología puede reconocer. Con esta premisa es fácil concluir que es un recurso asociado a la sostenibilidad medioambiental, que es la divisa que abanderan los responsables de la Asociación Micológica Corro de Brujas. Este grupo organiza salidas de reconocimiento abiertas al público todos los sábados, en las que han sido capaces de conectar con este tipo de personas interesadas no tanto en la cesta sino en la emoción visual y fotográfica de cada especie que encuentran.

P. ¿De qué forma se podría impulsar esta oferta turística?

R. Desde hace tiempo, la Junta de Castilla y León y la Diputación de Palencia intentan crear un Parque Micológico que aglutine los montes de todas las localidades cercanas. Se trataría de organizar una gran estación que coordine todos los aspectos relacionados con la explotación de este recurso: ventas a mayoristas, recogidas de aficionados, turismo micológico como el de Saldaña, reproducción y un largo etcétera, pero de momento los particularismos locales son una traba difícil de salvar.

P. Si de usted dependiera, ¿qué servicio implantaría ya mismo en su municipio?

R. Me gustaría implantar en el instituto Condes de Saldaña un ciclo de Técnico en Elaboración de Productos Alimenticios. Es una iniciativa que ha partido del equipo directivo del centro y que estamos apoyando desde el Ayuntamiento, por el interés que encierra para esta comarca y la supervivencia del propio centro. Se trata de formar especialistas que puedan ejercer aquí su profesión, pues las amplias salidas laborales que ofrece conectan de lleno con la realidad económica de nuestro entorno, en el que existen explotaciones lácteas de vacuno y bovino, fábricas de queso y derivados, cría de vacuno y cerdo de carne, riqueza micológica y apícola, embotelladoras de agua y explotaciones de caracoles y perdices.

La idea ha sido bien acogida en la Dirección Provincial de Educación, pero, al contrario que en otras experiencias, lo más importante no es la financiación, sino la necesidad de contar con una matrícula suficiente. Por eso, estamos haciendo un llamamiento intergeneracional para que, además de los alumnos y alumnas del centro, también se matriculen todas aquellas personas de diferentes edades que quieran reconducir su vida laboral. Es el esquema que siguen en un instituto de Ponferrada que hemos tomado como modelo, en el que se han detectado matrículas incluso de personas procedentes de Aguilar de Campoo y su industria galletera.

P. ¿Considera que las entidades menores dependientes de Saldaña están bien atendidas?

R. A riesgo de equivocarme, creo que el de Saldaña es el único Ayuntamiento de Palencia que ha creado una plaza de secretario/a para atender en exclusiva las necesidades administrativas y jurídicas de las juntas vecinales. Es un puesto sufragado al 50% por el Ayuntamiento, corriendo el otro 50% a cargo de las pedanías.

Este puesto se creó en un momento en el que se habló del riesgo de desaparecer que corrían aquellas entidades que no tuviesen al día sus cuentas o no levantasen fehacientemente los acuerdos de sus órganos colegiados. Excuso decirle lo acertado de su creación y el grado de atención que presta el Ayuntamiento.

P. Adelante a nuestros lectores las novedades que se han incluido en las Fiestas del Valle.

R. Este año hemos programado una actuación musical para el 27 de agosto, el día que bajamos a la Virgen de su santuario. También hemos ampliado una jornada más la denominada Fiesta Infantil. Y la concentración de pendones, que el año pasado organizamos casi a última hora, queremos que este año adquiera el rango que merece.

P. ¿Con qué adjetivos calificaría el programa festivo?

R. Como se ha hecho desde tiempo inmemorial, con un equilibrio entre la parte lúdica y la dedicada a honrar a nuestra patrona.

P. Convénzanos de que merece la pena pasarse por Saldaña en plenas fiestas patronales…

R. Cuando era pequeño, recuerdo que a la entrada de Saldaña había un cartel que ponía: “Bienvenidos, Welcome, Bienvenue, Willkommen”. Eso es Saldaña, para la que cualquier época del año es buena para venir, y ahora que, desde algunos sitios de España ponen en entredicho la influencia cultural y económica del turismo, más todavía. Bienvenidos.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información