Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

VALLADOLID

El consejero de Fomento visitó en Villalón la vivienda de Rehabitare

1villalon
Participantes en la firma del convenio, el pasado 11 de septiembre.
Actualizado 18/09/2017 11:02:17
Redacción

Rehabilitar viviendas propiedad de los ayuntamientos que se encuentran en desuso y ofrecerlas en régimen de alquiler social con opción a compra a personas con dificultades de acceso a la vivienda por razones económicas es el objetivo de Rehabitare.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, visitó el pasado 11 de septiembre la vivienda rehabilitada a través del programa Rehabitare —desarrollado por el departamento que dirige— en Villalón de Campos, cuyas obras han supuesto una inversión de 39.688 euros y que han consistido en el cambio de carpinterías, la renovación de las instalaciones de electricidad, fontanería y calefacción, la mejora del aislamiento de las fachadas y subsanar humedades en la cubierta, así como obras interiores de cambio de solados, reposición de cerámicas y pintado.

La visita coincidió con la firma del convenio que permitirá a la Junta acondicionar cuatro viviendas en el entorno rural de la provincia de Valladolid, concretamente en las localidades de Alcazarén, Pedrosa del Rey, Trigueros del Valle y Valdestillas y cuyo presupuesto global asciende a 194.280 euros.

Estas cuatro viviendas se suman a las cinco que se rehabilitaron en la provincia de Valladolid el año pasado, en Matapozuelos, Valbuena de Duero, Alaejos, Villalón de Campos y Campaspero, para lo cual se invirtieron 240.888 euros. En total, sumando 2016 y 2017, la consejería de Fomento destina 435.168 euros a este programa en la provincia de Valladolid.

Rehabitare

Rehabilitar viviendas propiedad de los ayuntamientos que se encuentran en desuso y ofrecerlas en régimen de alquiler social con opción a compra a personas con dificultades de acceso a la vivienda por razones económicas es el objetivo de Rehabitare.

Estas viviendas se ubican por lo general en los cascos urbanos, lo que permite contar con todo tipo de servicios, optimizando así las infraestructuras existentes, evitando el deterioro del patrimonio municipal y mejorando la estética urbana.

Una vez rehabilitadas, las viviendas se incorporan al parque público de vivienda de Castilla y León para ofrecerlas en régimen de alquiler social. Son los ayuntamientos los que determinan el precio del alquiler, que no puede exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar, así como las personas que ocuparán las viviendas en función de las necesidades de cada municipio, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.

En su visita a Villalón, Suárez-Quiñones defendió la continuidad de este programa por su cuádruple efecto: solucionar problemas de acceso a la vivienda de las personas y familias más necesitadas; contribuir a la dinamización económica del medio rural, dado que las obras recaen en empresas de la zona y proporcionan empleo local; embellecer el patrimonio inmobiliario de los pueblos; e incidir, de forma relevante, en la fijación de población en el medio rural, “al que hay que dar actividad económica, servicios y confortabilidad”, subrayó.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información