Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

PROVINCIA

La Junta ejecuta las obras de acondicionamiento de la 'Casa del Toro' en Brañosera por casi 57.000 euros

P9270659
Actualizado 27/09/2017 13:47:45
Redacción

El inmueble se ha habilitado a través del programa Rehabitare, promovido por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

La Junta de Castilla y León ejecuta las obras de acondicionamiento de la ‘Casa del Toro’ en el municipio palentino de Brañosera por un importe de casi 57.000 euros. El inmueble se ha habilitado a través del programa Rehabitare, promovido por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.

La superficie construida que ha sido objeto de restauración es de 121,21 metros cuadrados, en los que se ha llevado a cabo la construcción de un nuevo baño, la redistribución de la cocina, y la instalación de nuevos acabados exteriores e interiores, entre otras actuaciones.

El programa Rehabitare es uno de los pilares del Plan de Vivienda que desarrolla la Junta de Castilla y León. Con esta estrategia se pretende reformar y restaurar inmuebles públicos en estado de abandono en los cascos urbanos de los municipios rurales, para destinarlos al alquiler social.

En Brañosera, se ha acometido la rehabilitación de la ‘Casa del Toro’, una vivienda situada en la calle de San Roque. En el pasado, el pueblo ponía este edificio a disposición de los vaqueros que cuidaban el ganado de los vecinos. Pese a su pequeño tamaño, convivían varias familias, en unas condiciones bastante precarias.

Los trabajos han consistido, principalmente, en una recuperación integral del interior del inmueble. Se ha reforzado la estructura con nuevas viguetas de madera, y, sobre la pavimentación existente, se ha instalado parqué de madera flotante. Se ha procedido, además, a la excavación y hormigonado de nueva solera en suelos de la planta baja, con la colocación de lámina impermeabilizante.

La planta baja se ha redistribuido para dejar una sala libre, una cocina y un baño completo. En planta primera se conservan los cuatro dormitorios, a los que se ha añadido un baño en la sala central, y se ha modificado la posición de alguna puerta de paso. La cocina ha sido reubicada, por lo que ha sido necesario alicatar y colocar nuevo pavimento de terrazo.

También, se han llevado a cabo otras actuaciones como la instalación de telefonía sin cable, la instalación completa de fontanería, y obras para dotar al inmueble de aislamiento general contra el clima.

El proyecto ha estado dirigido por los arquitectos Jaime Sacristán Montesinos y Eduardo Díez García, y la inversión total de la Junta, incluida la dirección de obra, ha sido de 56.800 euros.

El programa ‘Rehabitare’

El programa ‘Rehabitare se enmarca dentro de las actuaciones que está llevando la Consejería de Fomento y Medio Ambiente para promover el alquiler social como forma de solucionar el problema de acceso a la vivienda, especialmente en el medio rural.

El proyecto, que surgió en forma piloto en el año 2008, consiste en la rehabilitación y puesta a punto integral de inmuebles de titularidad pública, con el objetivo de adaptarlas para el alquiler. Las nuevas viviendas se sitúan principalmente en el casco urbano de los municipios, y se trata de inmuebles en estado de abandono, lo que permite optimizar así las infraestructuras existentes y evitar el deterioro de patrimonio municipal.

La rehabilitación de estos inmuebles permite que se puedan incorporar al parque público de viviendas de la Comunidad de Castilla y León. Los propios ayuntamientos serán quienes determinen el precio del alquiler, que no podrá exceder de la tercera parte de los ingresos de la unidad familiar arrendataria, y, también las personas que ocuparán las citadas viviendas, teniendo preferencia los colectivos de especial protección que figuran en la Ley del Derecho a la Vivienda de Castilla y León.

El proyecto ‘Rehabitare’ busca aumentar la flexibilidad de la Junta para adaptarse a las necesidades de las familias en un momento determinado, y facilitar el cambio de vivienda ante las nuevas situaciones personales, sociales, laborales o económicas que afectan a los municipios de la Comunidad.