Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

El Museo de Granada atesora una colección de piezas de la necrópolis de Eras del Bosque

actualidad2
Restos arqueológicos de Eras del Bosque pertenecientes al Museo de Granada.
Actualizado 02/10/2017 11:17:31
Redacción

El lote, que se compone de 32 cerámicas vacceo-romanas, fue cedido por el palentino Francisco Simón y Nieto a un coleccionista

El Museo Arqueológico de Granada, que permanece cerrado desde 2010 debido al proceso de remodelación al que está siendo sometido y cuya fase final está a punto de concluir, posee una colección de 32 piezas procedentes de la necrópolis de Eras del Bosque de Palencia, yacimiento que fue descubierto en la segunda mitad del siglo XIX a raíz del inicio de las obras del ferrocarril en la capital. Un trabajo del investigador y profesor del departamento de Prehistoria y Arqueología de la Universidad de Granada, José Carlos Coria Noguera, publicado en el anuario de 2015 de la revista Vaccea, editada por el Centro de Estudios Vacceos “Federico Wattenberg” de la Universidad de Valladolid, atestigua la custodia de estas cerámicas en el museo granadino.

Coria Noguera asegura en dicho artículo que también existen restos del citado cementerio en los museos de Palencia, Valladolid, Santander y en el Museo Arqueológico Nacional.

La colección vacceo-romana del Museo de Granada ingresó en el mismo en el año1951 como donación de Manuel Gómez-Moreno, que la obtuvo directamente del médico, historiador, arqueólogo y antropólogo palentino Francisco Simón y Nieto (1856-1920) –quien dio cuenta del hallazgo de la necrópolis en un informe titulado “El bosque sagrado”–, una cesión que está registrada en las memorias del benefactor, recopiladas por su hija.

Parece ser que en el siglo XX era habitual entre coleccionistas intercambiarse piezas antiguas “con el objetivo de tener una gran selección de restos de muchos lugares; cuantos más, mejor”, indica José Carlos Coria en el estudio aludido. Y añade: “En este sentido se entiende la concepción occidental de museo: un lugar donde de una sola vez las personas puedan visualizar la Historia Universal. Por eso, era más importante para los museos tener una pequeña muestra arqueológica de cada sitio que tener grandes cantidades de material de una sola cultura”.

El lote del centro museístico granadino está compuesto por diecisiete contenedores, ocho sonajeros de tradición vaccea, una tapadera rectangular, una bola de borro macizo y bolas de barro decoradas.

Conclusiones

“El presente conjunto comprende una serie de cerámicas que, a pesar de su descontextualización, nos permiten obtener información acerca de los ajuares que en la necrópolis de Eras del Bosque se depositaron. Debido a su condición de piezas de una colección, no podemos profundizar en la naturaleza de las tumbas a las que pertenecieron ni el tipo de individuos a los que sirvieron como ajuar. Se trata, por tanto, de un conjunto abierto cuyos componentes formaron parte de distintas tumbas, aunque no sabemos en concreto de cuántas”, expresa en el artículo este investigador. Y concluye: “El conjunto estudiado aporta elementos que apoyarían una temporalidad postsertoriana para la ‘Pallantia’ del río Carrión o, al menos, para su necrópolis. No podemos desdeñar elementos anteriores de clara raigambre indígena, como pervivencias formales y simbólicas o amortizaciones posteriores a sus cronologías relativas de fabricación, lo que no estaría en contradicción con que el grueso del material arqueológico de los ajuares de la necrópolis sean fechados en el siglo I d.C. como evidencia de un uso prolongado del cementerio”.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información