Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

A PIE DE ARBOL

Saqueo y destrucción de la naturaleza

img043
Actualizado 17/10/2017 10:45:59
Flaviano Casas Martínez

La Mina de Uranio constituye el mayor saqueo a la biodiversidad, a la biocultura de los municipios, a los ecosistemas, previa valoración económica, cuya razón del despojo es la acumulación por desposesión.

Es difícil imaginar…, pero el régimen instalado en 1978 muestra su verdadera cara. Una vez más la rapiña, hija del capitalismo salvaje, clava sus garras en la depauperada y desértica tierra castellana. El 5 de Octubre, después del desayuno habitual con Bayer y Monsanto, nos brindó aperitivo el consejero de Fomento y Medio Ambiente Sr. Quiñones, con la indigesta y envenenada frase: “Bienvenida la Mina de Uranio”.

¿Hay quién dé más? -En Retortillo, en pleno Campo Charro (Salamanca), con todas las garantías del Proyecto de una multinacional australiana: legales, ambientales, sanitarias, puestos de trabajo… Aquí se demuestra que la taifa vende nuestro territorio a cualquier postor, al margen del papel del Estado, en un descarado proceso de apropiación capitalista, ausentes la Justicia, la Ley, y la capacidad defensiva de las gentes afectadas, incapacitadas para ejercer sus derechos ambientales y de Salud Pública.

La Mina de Uranio constituye el mayor saqueo a la biodiversidad, a la biocultura de los municipios, a los ecosistemas, previa valoración económica, cuya razón del despojo es la acumulación por desposesión. La destrucción de la riqueza natural aniquila el tejido social de las Comarcas y pueblos afectados, forzando a las Comunidades a emigrar o convertirse en prestadoras de servicios ajenos a su voluntad, en ambientes degradados, tóxicos e insalubres. Las concesiones en materia de flexibilidad a la regulación de permisos ambientales y cambio de uso del suelo, descubren el rol de las autoridades, de los empresarios, para adquirir “legalmente” territorios y realizar actividades extractivas de alto riesgo.

Sr. Quiñones, consejero de Medio Ambiente: cuán influyentes razones políticas o ignorancia supina existirán para ignorar los peligros del uranio, de la energía nuclear, de los peligrosos desechos radioactivos. También me dirijo a los avaros alcaldes de Castilla y de León, que en su día demandaron la instalación del cementerio nuclear. ¿No tiene Vd. bastante, Sr. consejero, con la basura radioactiva del sarcófago atómico de Garoña?. 17.000 armas nucleares (informe oficial del año 83), de las 9 potencias atómicas ¿no son suficientes para que nuestra tierra tenga que contribuir a incrementar los arsenales atómicos?

La apelación al desarrollo jamás podrá justificar la EXTRACCIÓN, MANIPULACIÓN Y ALMACENAMIENTO de sustancias tan peligrosas, inseguras, tóxicas y persistentes (comprenden períodos históricos, e incluso geológicos), en lugar de preservar la Paz y evitar la destrucción de la Tierra y de la Humanidad. Los pueblos y la Civilización en sí misma no pueden permitir este grado de transgresión a la Vida y al Orden Natural. Tales decisiones revelan que el poder político y empresarial encauzan la economía (ligada a sus intereses), como si la gente les importara un bledo. Con visión corta, mezquina y calculada, rehusan valorar aquello que no les proporcione lucro, ventaja y rentabilidad inmediata. Por ello la brutalidad transgresora constituye una monstruosidad ética, espiritual y metafísica.

Por favor, desistan Vds. de la huida hacia delante, sean más “conservadores”, y regresen al hogar de la Tierra, a la Casa Común. No sigan la cantinela del Dr. Sicco Mansholt, preeminencia de la Comunidad Económica Europea: “MÁS, MEJOR, MÁS RÁPIDO, MÁS RICO”, pues el diablo tiene mejores melodías. Si los pueblos y los defensores de la Tierra no fuésemos capaces de contener tamañas agresiones, será la propia Naturaleza quien responda despiadadamente a la avaricia e insensatez de la inmoralidad humana. ¿Bienvenida la Mina de Uranio?

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información