Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

LA CHINCHE

Y ahora ¿qué?

chinche_4
Actualizado 03/11/2017 10:26:08
Cimex Lectularius

Es posible que el problema político se arregle de una u otra forma, pero los más bajos sentimientos nacionalistas alentados durante todo este proceso, van a ser muy difícil de reconducir. A esta Chinche solo le queda la esperanza de que la ciudadanía reaccione.

Por fin lo han conseguido. El President ha proclamado la independencia de la “República Catalana”, y el Presidente ha puesto en marcha el “artículo 155 de la Constitución Española” para impedirlo. La intransigencia, la cerrazón, el nacionalismo egoísta, la marrullería política, la visión cortoplacista y electoralista, la ilegalidad y el inmovilismo, han triunfado sobre la política con mayúsculas, la generosidad, el diálogo constructivo, la solidaridad y el acuerdo. Y ahora ¿qué?

El Presidente, ¿meterá en la cárcel al President si éste se encierra en la sede de la Generalitat y se niega a abandonarla? ¿Hará lo mismo con todos los miembros del Govern que se resistan al cambio? ¿Cambiarán a los directivos de TV3 para convertirla en una copia de TVE? ¿Expedientarán a los maestros que según ellos “adoctrinan” en el catalanismo y los sustituirán por maestros que “españolicen” a sus alumno según el “modelo Wert”?

Y de la otra parte, ¿aceptarán la legalidad constitucional los independentistas? ¿Se presentarán a las elecciones que ha convocado el Gobierno? Y si se presentan y vuelven a ganar ¿estaremos otra vez en las mismas?

Puede que todas estas preguntas tengan una respuesta satisfactoria, cosa que esta Chinche duda. Pero hay una cuestión que es mucho más importante y difícil de arreglar: ¿quién y cómo se va a encargar de meter las banderas de nuevo en sus armarios y dejar de darnos banderazos por las calles de Cataluña y del resto de España? ¿Quién y cómo van a frenar y embridar la catalonofobia y la españofobia alentadas y estimuladas desde la dirigencia de ambos lados durante estos último años?

Es posible que el problema político se arregle de una u otra forma, pero los más bajos sentimientos nacionalistas alentados durante todo este proceso, van a ser muy difícil de reconducir. A esta Chinche solo le queda la esperanza de que la ciudadanía reaccione y que, mediante el procedimiento democrático del voto, mande a su casa a los responsables de este desastre. Ilusa que es una.

Post scríptum.- Al finalizar esta columna, caigo en la cuenta que es 28 de octubre. Hace 35 años, el Partido Socialista obtenía una mayoría absoluta aplastante en las elecciones de 1982. Millones de españoles, y catalanes, celebraron aquel resultado con euforia y esperanza, que con los lógicos fallos de toda obra humana, dieron paso a una modernización del país en todos su aspectos. ¡Qué diferente situación con la actual!

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información