Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

A PIE DE ARBOL

Bienes comunales y despoblación

FLAVIFOTO_531_1
Actualizado 16/11/2017 10:51:25
Flaviano Casas Martínez

La Propiedad Comunal tiene su origen en la más remota antigüedad (Baja Edad Media) y dio vida al viejo Mutualismo. En la actualidad conserva un carácter meramente residual, abarcando montes, eriales, superficies incultas, zonas arboladas, áreas arbustivas o extensas márgenes fluviales.

Las “Eras, Suertes, Quiñones o Vitas” han sido reducidas a su mínima expresión. Tradicionalmente eran repartidas en usufructo, incluso en régimen de propiedad a los vecinos más pobres, con acertados criterios de justicia distributiva, basada en el buen entendimiento vecinal.

Miles de Hectáreas en Tierra de Pinares, viejas Comunidades de Villa y Tierra, extensas arboledas…, reportaban múltiples beneficios que se traducían en constantes mejoras para el hábitat rural. Hoy en día los caciques locales y diversos organismos están acabando con este rico Patrimonio Social, debido a la rapiña y al intrusismo más descarado. Ayuntamientos, Juntas Vecinales, Patrimonio Forestal, Concentraciones Parcelarias…, han contraído deudas (responsabilidades), muy difíciles de saldar.

Concejos y Comunales emanados del Derecho Germánico Asambleario (un vecino, un voto), representaban Comunidades Libres. Ahora la democracia “dirigida” ha convertido los Concejos Abiertos en Juntas Vecinales representativas, donde la influencia de caciques locales, con el beneplácito de los poderes establecidos, está practicando una desamortización en “toda regla”, una despótica gestión de privatización y desmantelamiento del autogobierno de los Concejos. La estructura piramidal (democracia indirecta), la Junta y las Diputaciones, deben responder de los cambios legales que usurpan la poca soberanía popular y contribuyen a la huída masiva de municipios y comarcas.

Ley Montoro frente a siglos de tradición comunitaria, con el fin de impulsar el proceso de mercantilización, desamortización y acaparamiento, además del uso y gestión de recursos en el marco de una descarada política neoliberal. No hay voluntad política (realidad fáctica) en el bipartidismo monobloque PPSOE, para impulsar una economía social y solidaria con aquellas personas o colectivos que, arrinconados en el paro, pudieran acceder al uso y disfrute de los Bienes Comunales, previo empadronamiento en el municipio correspondiente. ¿Quién controla hoy la gestión del Común, cuando hay alcaldes que ponen toda suerte de trabas a potenciales y nuevos pobladores, en tanto ellos ni siquiera residen en los pueblos? ¿Quiénes extraen plusvalías de las parcelas cultivadas al margen de la gestión y participación vecinal? -Rentas y plusvalías de Bienes Comunales Inmuebles se encuentran también fuera de control en municipios donde, salvo la “representación política”, casi no queda ni el apuntador.

Oligarquía local: el cacique, el primo, el socio, el cuñado y demás familia (absentista). Los votos caen como en otoño las hojas de los árboles, para perpetuar al ya alcalde perpetuo. ¿Qué representación es ésta, Sres. del “consorcio” PPSOE, dispuestos siempre a la Concentración y Acaparamiento de tierras, y consecuentemente a impulsar la marcha obligada de los pocos moradores numantinos que aún tienen la firme voluntad de quedarse en los pueblos? ¿Es esta su particular Reforma Agraria?

Macro-Ayuntamientos y Diputaciones serán los nuevos gestores (ventanilla única), que arrebatarán la secular personalidad jurídica de los Concejos y pedanías, convirtiéndose en vectores de intereses foráneos y centros de decisión (herramienta legal), para llevar a cabo la “moderna” desamortización de Bienes y Recursos Comunales. En suma, finiquitar siglos de tradición, de buena gestión…, esa es la cuestión.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información