Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

ENTREVISTAS

“La capacidad empresarial no diferencia a un hombre de una mujer”

RocioHervella-JulianEspegel
Rocío Hervella y su marido, el también palentino Julián Espegel, cofundadores de Prosol.
Actualizado 14/12/2017 13:03:34
Jose Rojo

Rocío Hervella (Palencia, 1969) dirige junto a su marido, el también palentino Julián Espegel, la compañía Prosol (Productos Solubles), ubicada en Venta de Baños y fundada hace casi 19 años

Con más de 250 trabajadores, esta sociedad, dedicada a la fabricación de café y productos solubles y con más de 100 referencias en el mercado, es una de las cinco más grandes del sector en Europa y trabaja para las marcas líderes de las empresas de más de 20 países, como “Hacendado”, de Mercadona.

Hervella, madre de dos hijos varones de 16 y 13 años, revela en esta entrevista las claves del éxito de Prosol, cuya facturación anual supera los 70 millones de euros.

JOSE ROJO

Pregunta. Mujer y empresaria, un binomio cada vez más frecuente, pero no equiparable al de hombre-empresario. ¿El camino hacia la igualdad en el trabajo se va acortando o aún es largo?

Respuesta. La incorporación de la mujer al mercado laboral no es, ni debe ser, una cuestión estética, sino una realidad que confío en que deje de ser un hecho noticiable más pronto que tarde. No creo que la capacidad empresarial se diferencie entre una mujer y un hombre. Se trata más bien de aunar cualidades de esfuerzo, de riesgo y trabajo, independientemente del sexo de la persona que lo emprenda y lo desarrolle.

P. Madre y empresaria. ¿Cómo lleva la conciliación de la vida laboral y familiar?

R. Es difícil cuando las responsabilidades empresariales y de trabajo son absorbentes. Por eso trato de vivir con intensidad los momentos compartidos con la familia, aunque sean menos de los que me gustaría. La virtud creo que reside en eso, en ser conscientes de que los momentos con tus hijos, con tu pareja, deben ser vividos al máximo. Prefiero quedarme con esa intensidad y esa consciencia plena del disfrute familiar que contar si son pocas o muchas horas.

P. ¿Qué requisitos debe reunir una mujer para desenvolverse con soltura en el mundo empresarial, un sector dirigido mayoritariamente por hombres?

R. Como decía antes, no creo que las condiciones o cualidades sean menos o más en un hombre que en una mujer, o viceversa. Tiene que ver más bien con la actitud personal, con el esfuerzo y la capacidad de liderazgo de la persona. A eso siempre hay que añadir cuatro componentes: una voluntad de hierro, buenos equipos, tener clara la misión y el mapa de ruta.

P. ¿Es partidaria de la discriminación positiva para que las mujeres válidas alcancen puestos directivos en todos los ámbitos y así cobrar el mismo salario que el de los hombres?

R. Empezaría diciendo que el propio término discriminación evoca, en mi opinión, una acepción negativa. Por eso, insisto en subrayar que la capacidad de las personas y su crecimiento personal y profesional no debe estar basado en el género, sino en la valía de cada uno. Por supuesto, comparto la necesidad de que las mujeres cobren el mismo salario que los hombres en el desempeño del mismo trabajo o de la misma o similar responsabilidad y, de hecho, así es en Prosol. Lo contrario es incongruente en una sociedad moderna y un estado constitucional.

P. Usted fundó Prosol, junto a otros dos socios, varones, por cierto, hace 19 años y, antes de constituir la sociedad, el proyecto inicial se condensaba en 15 folios. ¿Qué estrategias hay que seguir para recabar apoyos financieros y poner en marcha un negocio?

R. Más que estrategias, diría que tener clara la visión y el mapa de ruta del proyecto empresarial, sea cual sea, y convencer a los colaboradores esenciales de lo que necesita tu ecosistema para ser el nudo fuerte y de que es un buen proyecto por el que apostar.

La perseverancia, el conocimiento del sector y, sin duda, rodearse de personas competentes y comprometidas, alineadas con la visión empresarial y los objetivos, son fundamentales en todos los tramos del lanzamiento de un negocio. Los apoyos financieros son del mismo modo esenciales para amparar la viabilidad de un proyecto, pero sobre todo la capacidad de respuesta ante las dificultades y la confianza del equipo para saber adaptarse a una realidad cambiante y global. Algo que creo que hemos hecho y hacemos desde hace 19 años, que son los que ya tenemos como empresa.

P. La empresa arrancó con un capital de 3 millones de euros y hoy la facturación anual supera los 70 millones de euros… ¿Cuáles han sido las claves de su éxito?

R. La positiva evolución empresarial y el crecimiento en la facturación se basan en nuestros valores LIFE: el Liderazgo con el ejemplo, la Innovación competitiva, abierta y colaborativa, la Flexibilidad entendida como adaptación al cambio y el trabajo Excelente en equipo.

A quienes, como es el caso, tenemos más cotas de responsabilidad nos toca dar ejemplo de esfuerzo, de confianza, de entusiasmo y de tesón; identificar las necesidades y orientar las capacidades de cada profesional para que el motor de la compañía esté perfectamente engrasado y funcione.

P. ¿Cómo recuerda los inicios?

R. Con absoluta consciencia del enorme trabajo desarrollado en estos cerca de veinte años. Como es de imaginar, los comienzos nunca son fáciles, trabajando de noche y de día, durmiendo muy pocas horas, con innumerables reuniones y viajes para que la empresa cogiera el rumbo adecuado. Nuestro comienzo fue muy parecido a un viaje largo en una montaña rusa, yendo seguros pero con muchos momentos de intensidad

Por supuesto, también recuerdo los inicios con verdadera pasión y me quedo con los muchos momentos demostrados de implicación al proyecto de muchos colaboradores que me hacen sentir orgullosa y muy agradecida

P. Hoy el 99% de las acciones de la compañía las comparten usted y Julián Espegel, su marido. ¿Les resulta fácil aparcar las relaciones personales a la hora de dirigir la empresa?

R. Nos conocimos siendo compañeros de trabajo y socios. Son cosas que van en la forma de ser de cada uno, pero, sinceramente, tenemos muy definidas las respectivas responsabilidades laborales y empresariales y también la corresponsabilidad en el ámbito personal y familiar. Al contrario, el hecho de conocerse mejor como personas permite desarrollar la capacidad profesional de una manera más proactiva y ejemplarizante si se suman las capacidades. Al menos, a eso aspiramos cada día y creo que lo conseguimos.

P. El mercado del café soluble a nivel europeo se reduce a seis compañías: tres multinacionales (Nescafé, Saimaza y Marcilla) y otras de menor tamaño; entre estas últimas, Prosol. La competencia debe ser brutal…

R. Somos una empresa de tamaño medio, pero eso nos dota también de una flexibilidad imprescindible y de la agilidad necesaria en la toma de decisiones. Por supuesto, somos realistas. El sector es muy competitivo y, ciertamente, con la presencia de grandes compañías en el mundo, pero somos una de las cinco grandes empresas del sector en Europa y tenemos clara nuestra vocación internacional y de continuar siendo la mejor alternativa para nuestros clientes tanto en España como fuera, fieles a nuestra máxima de seguridad, calidad y coste.

P. ¿Cómo se consigue mantener alejados a los tiburones de los peces chicos?

R. Pues con esfuerzo, con un excelente equipo alineado en los objetivos y centrados en nuestro plan estratégico. Eso nos hace fuertes dentro de un gran océano para sortear las olas y navegar conforme al rumbo marcado.

P. ¿Qué es más vital para su empresa la colaboración con Mercadona o la exportación a más de 25 países?

R. No es cuestión de poner en una balanza ambas cuestiones, porque ambas son perfectamente compatibles y, aún más, beneficiosas. Somos una empresa interproveedora de Mercadona desde hace 16 años y nos sentimos orgullosos de ser una firma que ha evolucionado y sabido trabajar conjuntamente con una compañía del tamaño de la firma valenciana, con un modelo participativo basado en la innovación permanente y en la mejora del producto para ser altamente competitivos en el lineal. Nuestro objetivo común es ser la mejor alternativa para el consumidor, que nos elija. Y, por otro lado, nuestro trabajo, como no podía ser de otra manera, se desarrolla en un ámbito mundial desde el mismo instante en el que la materia prima la adquirimos en un buen número de países ubicados en la franja del trópico. Esa visión internacional es inherente a la marca Prosol, que ya está presente en una treintena de países con productos solubles fabricados en Venta de Baños, en la provincia palentina.

P. ¿Qué productos novedosos, implantados por Prosol, están teniendo un mayor tirón entre los consumidores?

R. Diría que todos tienen una creciente aceptación por parte de nuestros clientes, pero a la vez sabemos que tenemos que tener un fuerte componente innovador. Ahí están nuestras cápsulas compatibles y otra serie de productos que han surgido de nuestro área de innovación y desarrollo tecnológico. De hecho, invertimos millones de euros a la innovación y a todo lo relacionado con el I+D+i en su amplio sentido. Sin ese fuerte componente de innovación proactiva no seríamos lo que somos.

P. Palencia ha sido tradicionalmente una provincia agroalimentaria. ¿Contar con un parque científico agroalimentario en la provincia sería decisivo para un mayor desarrollo del sector?

R. Sin duda, es algo que beneficiaría al tejido productivo de la provincia y al conjunto de los ciudadanos. Tenemos que creer en nosotros mismos, en nuestras capacidades y potencialidades y, efectivamente, somos una provincia puntera dentro del sector agroalimentario. Pero no sólo ahí, sino también en el del automóvil y en otros como el turismo y el de naturaleza. Creo que un mayor esfuerzo colectivo y leal entre organizaciones, instituciones y empresas nos situaría en el mapa nacional e internacional de una vez. Quienes nos conocen se quedan asombrados por nuestras objetivas oportunidades y, por eso, tenemos que ser nosotros mismos los que creamos primeramente en ello y empujemos en la misma dirección.

Sí, hemos avanzado mucho, pero el camino todavía hay que desbrozarlo si queremos crecer y ser decisivos.

Personalísimo

“Envidio a los jóvenes”

- Signo del horóscopo… Piscis.

- Vicio confesable… El chocolate.

- Película para recordar… ‘Carros de fuego’.

- Actor… Paul Newman.

- Actriz… Meryl Streep.

- Animal… El caballo.

- Color… Azul.

- Libro predilecto… ‘El principito’.

- Coche que tiene… Un Infiniti.

- En cuestión de cocina se muere por… El jamón ibérico.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘Eye of the tiger’.

- En su relación con las personas no soporta… La hipocresía.

- Por el contrario, valora… La sinceridad.

- Siente envidia sana por… Los jóvenes.

- Rasgo que le define… La perseverancia.

- Su gran defecto… El perfeccionismo.

- Su mejor sueño… Mi familia.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Sus ojos.

- Añora… El olor de los bizcochos en el horno de mi infancia.

- Los sábados por la noche disfruta… Con una copa de buen vino tinto en buena compañía.

- El rincón favorito de su casa es… Cualquiera.

- De Palencia no aguanta… Los bolardos en el camino al Monte.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Su sencillez.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información