Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

A PIE DE ARBOL

Paz Verde

Fravi_foto_533
Actualizado 15/12/2017 10:26:17
Flaviano Casas Martínez

Con la misma ilusión, defendiendo siempre la Tierra. “Nunca dudes que un pequeño grupo de personas puede cambiar el mundo. De hecho siempre se ha conseguido así”, afirmó la antropóloga Margaret Mead

Desde estas lineas, con el corazón y la mente quiero felicitar y dar las gracias en el mismo sentido que Greenpeace lo hace con respecto a mi persona:

“Hola amigo Flaviano: las acciones de Greenpeace son una de nuestras señas de identidad. Momentos épicos y espectaculares que pretenden DENUNCIAR a quienes ponen en peligro el Medio Ambiente y la Paz, atrayendo la opinión pública. Detrás de estos momentos de lucha pacífica hay un gran trabajo de investigación, campañas y activismo, gracias a socios y socias como tú, nuestra única fuente de financiación y todo el soporte social moral en nuestro día a día. Y en todas las acciones siempre hay pancartas que sintetizan soluciones para los problemas complejos que nos amenazan.

Hoy nuestra pancarta es para ti. Porque hace 20 años que decidiste unirte a esta organización, y desde entonces, tú estás haciendo posible todo lo que nuestras acciones consiguen y hacen sentir.

En nombre del planeta, quienes lo habitamos y los que lo harán, muchas gracias por tu compromiso”.

Personalmente hago extensiva esta felicitación a todas las personas que a nivel local y regional han impulsado acciones tendentes a preservar la Paz y el Medio Ambiente. La historia de Greenpeace es un cúmulo de compromisos y heroicidades; encarna una organización que no se queda en palabras. Nació en el año 1971 en Canadá para detener las pruebas nucleares de los Estados Unidos. Un concierto musical de James Taylor, (sin cobrar), 16.000 personas asistentes, 23.000 dólares recaudados, y la compra de un viejo barco el Fyllis Cormack, “rebautizado” como Greenpeace, fueron los cimientos de la mayor organización ecológica en el mundo.

Un viaje “por la Vida y la Paz” en valiente singladura para contener las pruebas atómicas USA, y posteriormente las actividades nucleares francesas, con el velero Vega, en el atolón de Mururoa. En 1978 el barco Rainbow Warrior impidió desde España, que Francia arrojase miles de toneladas de residuos radioactivos en el Atlántico. En 1984 nació Greenpeace-España, y en 1985 los servicios secretos franceses hundieron con una bomba el barco Rainbow Warrior, matando al fotógrafo de Greenpeace Fernando Pereira.

Las acciones espectaculares de alto riesgo y máximo compromiso se multiplican hoy en todo el mundo: nucleares, incineradoras, pesca ilegal, pesca pirata, balleneros, caza de focas, vertidos industriales, químicos, radioactivos, minas: Aznalcóllar, de uranio, fractura hidráulica, buque Prestige, hotel Algarrobico, STOP CO2, por la Paz y el Desarme, transgénicos, agrotóxicos, biodiversidad, El Ártico, comida basura, protección de las selvas, de los indígenas…

Los barcos de Greenpeace navegan a toda máquina. Sus banderas: la paloma de la Paz, el Arco Iris… Rainbow Warrior I, el II (este barco fue donado a Bangladesh para convertirlo en hospital flotante), el III (el Nuevo Guerrero del Arco Iris), el Arctic Sunrise, el Esperanza, el Sirius, el Zorba, emblemas y testigos de acciones heroicas contra las agresiones ambientales, prestados a Médicos del Mundo para socorrer y rescatar migrantes que huyen de las guerras.

Greenpeace es una organización LIBRE, No dependiente, AUTOFINANCIADA con el apoyo de más de tres millones de personas en todo el mundo, y unas cien mil en España. ¡Va por ellos!, por la Paz y la Vida, gracias a vosotras/os. “RESIST”.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información