Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

La capilla de la Inmaculada de la Catedral luce ya su mejor cara

Palencia-Catedral
Actualizado 18/12/2017 15:20:57
Redacción

La Junta de Castilla y León ha finalizado la restauración de las pinturas murales y el retablo de la capilla de la Inmaculada de la Catedral de Palencia, dentro del proyecto cultural ‘La Bella Reconocida’. Dicho proyecto pretende desvelar la gran riqueza artística de la Catedral palentina y acercarla a los visitantes. Las obras de restauración supondrán una inversión de más de 200.000 euros.

El director general de Patrimonio, Enrique Saiz, y el delegado territorial, Luis Domingo González, han visitado hoy, acompañados del canónigo fabriquero, Amador Valderrábano, las obras de restauración en las pinturas murales y el retablo de la capilla de la Inmaculada de la Catedral de Palencia, enmarcadas dentro del proyecto cultural ‘La Bella Reconocida’, iniciado en 2015 por la Junta de Castilla y León, con la colaboración del Cabildo y el Ayuntamiento de Palencia.

El objetivo de esta iniciativa ha sido desvelar la riqueza artística de este monumento con un modelo de gestión que contribuye a mejorar la protección y gestión de este bien, a través de un Plan Integral que establece las bases de una conservación preventiva del edificio, y dota de eficiencia a sus recursos culturales, de modo que puedan contribuir a la sostenibilidad del monumento. ‘

Este proyecto cultural se estructura en dos ejes: restauración y difusión. Enmarcado en el primero de ellos, la Consejería de Cultura y Turismo está acometiendo la restauración de la capilla de la Inmaculada, con una inversión de más de 200.000 euros, mediante un planteamiento integral, afectando a todos los bienes que forman parte de este espacio: el retablo de la Inmaculada, la reja de cerramiento y las pinturas murales.

Se trata de un complejo proyecto técnico para recuperar una lectura estética coherente, que se encontraba descompuesta por las alteraciones y las intervenciones, adecuando y reintegrando los acabados y decoraciones de los revestimientos murales, resultantes de la última gran transformación de la capilla en el siglo XVII.

La escena pictórica subyacente, hallada en 2011 en el muro norte, se integra tal y como fue concebida un siglo antes. Se ha procurado facilitar la comprensión de la secuencia estratigráfica y que ambos proyectos convivan.

Durante el tiempo que han durado los trabajos de restauración, mediante un programa específico de visitas, se ha podido comprobar la ejecución de estos trabajos, lo que ha supuesto un nuevo recorrido de visita temporal que ha enriquecido el plan de difusión.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información