Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

LA CHINCHE

Conciliación

chinche_11_1
Actualizado 16/03/2018 12:42:56
Redacción

La celebración el 8 de marzo de 2018 de la manifestación en defensa de los derechos de la mujer en Palencia, pasará a la historia de los movimientos reivindicativos en nuestra ciudad como una de las más multitudinarias. Mujeres, y también hombres, de todas las edades abarrotaron la plaza Mayor, tras realizar el recorrido desde el monumento a la Mujer acompañados de cánticos reivindicativos, para escuchar el Manifiesto. Al día siguiente, la prensa hablaba de más de seis mil asistentes.

La celebración el 8 de marzo de 2018 de la manifestación en defensa de los derechos de la mujer en Palencia, pasará a la historia de los movimientos reivindicativos en nuestra ciudad como una de las más multitudinarias. Mujeres, y también hombres, de todas las edades abarrotaron la plaza Mayor, tras realizar el recorrido desde el monumento a la Mujer acompañados de cánticos reivindicativos, para escuchar el Manifiesto. Al día siguiente, la prensa hablaba de más de seis mil asistentes. El mismo éxito, o más, se produjo en toda España, lo que ha dado lugar a uno de los espectáculos de cambio de chaqueta en políticos de la derecha de este país más espectacular de los últimos tiempos. Algunas pasaron de la “huelga a la japonesa” a solidarizarse con las huelguistas, y otros de calificarla de “huelga anticapitalista” a autoproclamarse líderes del movimiento feminista, en menos de lo que canta un gallo. Vamos que las tres negaciones de Pedro al lado de esto, son un ejercicio de lealtad y coherencia.

También en estos días andan revueltos los munícipes, queriendo arreglar el tema de la conciliación de la vida familiar, con su dedicación como concejales. Para ello se las ha ocurrido, parece que a todos los grupos políticos con la excepción de Ganemos, proponer que los plenos pasen a celebrarse por la mañana, en lugar de como hasta ahora que eran por la tarde. Ante esta propuesta, esta Chinche se pregunta: ¿qué debe prevalecer, el derecho de concejales y concejalas a la conciliación de su vida familiar y “laboral”, o el derecho de la ciudadanía a poder asistir a los plenos municipales? Además, ¿no habíamos quedado en que la política no debe ser una profesión? ¿No afirman nuestros representantes que ellos están por “vocación y entrega” al servicio del ciudadano? En fin, que no lo acabo de entender.

P.S. Terminando esta columna, asistimos al vergonzoso espectáculo que se está dando en los medios, y sobre todo en las redes sociales, a raíz del asesinato de un niño. Ante la retahíla de insultos xenófobos y llamadas al linchamiento que se está produciendo, esta Chinche se alegra una barbaridad de no pertenecer a la especie Homo sapiens, que en algunas ocasiones parece poco “sapiens”.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información