Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

A PIE DE ARBOL

Día de la Mujer: Ecofeminismo

Josefina_Fraile
Actualizado 16/03/2018 12:49:17
Flaviano Casas Martínez

El Ecofeminismo se empodera en el mérito, la valentía y el noble compromiso ético, ecológico y social de las mujeres, tanto a nivel local como mundial, en su lucha tenaz por defender los Derechos Ambientales. Incluso muchas de ellas son asesinadas por proteger la vida, como salvaje respuesta de la violencia extrema que, en su afán de dominio y explotación, ejerce el Patriarcado.

FLAVIANO CASAS MARTÍNEZ

Desde hace pocas décadas las mujeres vienen impulsando las teorías del Ecofeminismo, en estrecho vínculo de la subordinación femenina con las agresiones a la Naturaleza. Las desigualdades sociales, jerárquicas y de dominio que ejerce el hombre sobre la mujer, son una correlación de la violencia de las agresiones físicas a los ecosistemas, que surge de las propias características transgresoras del patriarcado. ¡Qué gran lección!, cuando miles de mujeres, en 2016, se plantaron frente a la mayor mina a cielo abierto en Alemania, descolgando la pancarta: “Somos la Naturaleza, defendiéndose a sí misma”. El gas pimienta de la policía, las porras, las detenciones; ni siquiera los dientes de acero de la “bagger”, una de las máquinas excavadoras más grandes del mundo, lograron impedir la victoria parcial de las mujeres contra el cambio climático. Este hecho testimonia una ejemplar actitud que apuesta por el post-extractivismo y el decrecimiento, frente al capitalismo salvaje.

Las resistencias femeninas se traducen recientemente en múltiples condenas, deportaciones, represalias y asesinatos. Berta Cáceres, ecofeminista, asesinada en 2016. Según la Asociación por los Derechos de las Mujeres (AWID, 2016), 87 fueron asesinadas por sus firmes compromisos éticos; entre las cuales, una veintena eran defensoras del medio ambiente en sus respectivas comunidades. La lucha por la justicia ambiental se hermana con la denuncia por abusos sexuales y se previene contra las amenazas contaminantes a la salud reproductiva.

En este día conmemorativo quiero manifestar público reconocimiento al ecofeminismo más próximo y comprometido: MARIÁNGELES MARTÍN SENEQUE, de Magaz, veterana e incansable activista en todos los campos. JOSEFINA FRAILE, de Velilla, impulsora de Tierra-SOS-Tenible y Guardacielos. ROSA CAPA, cegetista aferrada a las causas ambientales. MARIJOSE Garre, maestra panadera y hortelana en Amayuelas. MARÍA TERESA URUEÑA, que expresa literariamente sus sentimientos ecológicos sobre la flora, la fauna, y los hábitats del río Carrión. MARÍA JESÚS DE MALAGÓN (Dueñas), símbolo de la resistencia contra las mayores agresiones ambientales. JULI RENEDO, profesora, que cantó con entusiasmo por estos lares la “Jota Atómica”, para impedir la instalación del temido Cementerio Nuclear. AZUCENA SACRISTÁN, de Baltanás, ecologista de palabra y sobre todo de conciencia y de acción. MARIBEL CORTÉS, ¡compañera del alma!, licenciada en saberes sociales y ética feminista…

La trama infernal entre el laberinto capitalista y los engranajes del poder político para mercantilizar la Naturaleza, (mixtura antropocénica, capitalocénica, falocénica), se dio de cara contra las Plataformas de Resistencia, Coordinadoras, Grupos de Acción Directa, Asociaciones Vecinales, Amas de Casa, Campesinas Agroecológicas, Colectivos Ecologistas, Consumidoras Responsables, Municipios Ecológicos…, y ciudadanas comprometidas.

La Geo-ingeniería para controlar el clima, la contaminación atmosférica, del agua, del suelo. Los vertidos de residuos orgánicos y químicos, la incineración de desechos industriales, las macrogranjas porcinas, las graveras y escombreras “incontroladas”, las talas a matarrasa, los cultivos transgénicos, el “fracking”, los incendios forestales, el arrastramiento de la biodiversidad, el envenenamiento de la fauna, la matanza de lobos, el intrusismo de Campos Comunales, de caminos, de Vías Pecuarias…, recibieron la justa respuesta de las aludidas Tejedoras de Resistencias.

El Ecofeminismo se empodera en el mérito, la valentía y el noble compromiso ético, ecológico y social de las mujeres, tanto a nivel local como mundial, en su lucha tenaz por defender los Derechos Ambientales. Incluso muchas de ellas son asesinadas por proteger la vida, como salvaje respuesta de la violencia extrema que, en su afán de dominio y explotación, ejerce el Patriarcado.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información