Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

EXPOSICIONES

J.Carlos Matilla expone sus pinturas en dos salas de Palencia durante el mes de abril

IMG_20180112_130050_Copiar
Actualizado 03/04/2018 11:55:03
Redacción

Por un lado, las pinturas de mayor formato se exhiben en la sede de la Fundación Díaz-Caneja bajo el título 'La mirada perdida', que podrá verse del del 27 de marzo al 29 de abril y casi simultáneamente en el Café-librería Ateneo se exhibe una colección de acuarelas de pequeño formato titulada 'La mirada líquida', con el agua como protagonista de las imágenes y que se puede visitar desde el 9 al 30 de abril.

JUAN CARLOS MATILLA ÁLVAREZ nace en Toro (Zamora) en 1968. En 1987 ingresa en la Facultad de Bellas Artes de Salamanca donde se licencia por la especialidad de pintura en 1992. Desde 1996 compagina su proyecto pictórico con la docencia como profesor de Dibujo de Enseñanza Secundaria. Desde el año 2001 es profesor de Dibujo en el IES Sem Tob de Carrión de los Condes.

Matilla ha desarrollado los últimos años su proyecto artístico por tierras palentinas, donde he encontrado inspiración en sus paisajes y un auténtico filón en sus aguas: la Nava, el Canal de Castilla y el río Carrión han sido en multitud de ocasiones el espejo donde se ha reflejado su pintura. El artista presenta dos exposiciones en dos espacios diferentes que coinciden en el mes de abril:

Por un lado, las pinturas de mayor formato se exhiben en la sede de la Fundación Díaz-Caneja bajo el título “la mirada perdida”, que podrá verse del del 27 de marzo al 29 de abril. Casi simultáneamente en el Café-librería Ateneo se exhibe una colección de acuarelas de pequeño formato titulada “La mirada líquida”, con el agua como protagonista de las imágenes y que se puede visitar desde el 9 al 30 de abril. Sendas exposiciones son una muestra representativa del trabajo que el pintor ha desarrollado durante los últimos años.

P- ¿Por qué dos exposiciones casi simultáneas?

R- Cuando me plantee solicitar la sala de la Fundación Díaz Caneja lo hice con la intención de mostrar parte de mi obra de formato medio-grande. La sala lo permite y es magnífica para una muestra de este tipo. Sin embargo, el trabajo que presento en la librería-café Ateneo es algo más peculiar, son obras pequeñas que requieren un espacio más recogido. Además pienso que es interesante compartir con el espectador estas dos facetas de mi pintura en dos espacios tan diferentes.

P- Hablando de espacios. ¿cree que hay lugares suficientes y adecuados para que los artistas exhiban sus trabajos en Palencia?

R- Realmente creo que no. Es cierto que las distintas instituciones gestionan espacios adecuados, pero las programaciones, el “relleno” de esos espacios, creo que es mejorable. Pero este no es un problema local, en general en España se suele invertir todo el esfuerzo y el dinero en los “continentes” y sin embargo se dedica muy poco interés, y dinero, al “contenido”, Se rehabilitan y se construyen nuevos edificios formidables que, una vez inaugurados, se quedan vacíos de programación.

En cuanto a la iniciativa privada, Palencia hoy por hoy carece de galerías de arte. Allí donde las hay, estas salas ejercen un papel que va mucho más allá de la mera actividad comercial, pues son espacios excelentes para la divulgación del Arte Contemporáneo.

P-Usted, además es profesor en el instituto de Carrión de los Condes, ¿Cómo compagina ambas actividades?

R- Es cierto que es complicado, pero es cuestión de organizarse y de quitar alguna hora de sueño. De hecho, el ejercicio de la docencia, al menos a mí, me ha resultado extremadamente enriquecedor para mi faceta artística. Realmente el trabajo importante del artista no sólo es el manual sino también el intelectual, y normalmente cualquier tiempo muerto nos sirve para rumiar alguna idea, todo eso se va cociendo por ahí dentro hasta que un buen día se convierte en pintura… otras veces no.

“la mirada perdida” exposición en la Fundación Díaz-Caneja

P- ¿Que significa el título de esta exposición?

R- Lo realmente interesante de la labor creativa es que se plantean enfoques distintos, únicos y personales sobre cualquier cosa. El título de esta muestra hace referencia a lo que uno se pierde cuando mira en una sola dirección y obvia el resto de su entorno. El hecho de contemplar las interpretaciones de los demás enriquece nuestra propia experiencia, ofrece un punto de vista diferente, y nos hace crecer como personas.

P- ¿Es la primera vez que expone en Palencia?

R- No, de hecho hace muchos años, en el 1993 recibí un accésit en el premio que convocaba la fundación Díaz Caneja. Más recientemente he expuesto varias veces en la Galería de Arte Marietta Negueruela, y las pasadas navidades en el Museo de Arte contemporáneo de Carrión de los Condes

P- ¿Cuántas obras exhibe en la sala?

R- Son unas 40 obras independientes y además un montaje de 44 piezas. Los formatos van desde tres piezas de 200 x 200 cm. hasta esas pequeñas piezas de 19 x 24 cm. La mayoría son óleo sobre madera, y también hay una serie de 10 acuarelas.

P- ¿La obra que presenta en esta exposición es de reciente creación?

R- Mucho me temo que los tiempos para los pintores no corren igual que para los demás… El cuadro más antiguo es del año 2000 y el más reciente aún ha venido fresco a la exposición. Estoy seguro de del primero al último se puede establecer un diálogo interesante y las obras conviven sin estridencias. El intervalo es ciertamente amplio ya que muestra el trabajo de unos 18 años. Justo el tiempo que llevo viviendo en Palencia, con lo que se puede considerar que es una especie de recapitulación de este periodo de mi vida.

P- La temática es el paisaje, ¿siempre ha trabajado este género?

R- Desde hace por lo menos 25 años sí. El mundo botánico se revela como un auténtico filón para el análisis plástico, con una gran carga simbólica. Anteriormente tuve otras etapas en las que me centré en unas representaciones más simbólicas y empleaba imágenes de animales como insectos, pájaros, etc… pero no deja de ser otra faceta más de la auténtica fascinación que siento por la naturaleza, especialmente en sus formas menos espectaculares, más discretas. Siempre he intentado huir de la exuberancia. Me atrae más aquello que pasa más desapercibido, supone un reto mayor buscar una belleza plástica en las cosas que a priori carecen de ella.

P ¿Cómo definiría su estilo de pintura?

R- muchas veces me etiquetan hiperrealista… yo no me considero tal. Es vedad que el efecto de muchas de mis pinturas pueden parecer realizadas con gran detalle y minuciosidad, pero realmente no lo son tanto: es el viejo truco del trompe-l'œil o “trampa ante ojo” que ya los artistas de Pompeya utilizaban en sus decoraciones. No en vano cualquier pintura que tenga un grado más o menos amplio de figuración cuenta con la complicidad del espectador para completar la ilusión de que unos pegotes de color se conviertan en una ventana mágica. Soy un pintor que dedica a la observación gran parte de su esfuerzo creativo, y lo aplico casi en exclusiva a la representación del entorno natural. El tratamiento que hago del género paisajístico se puede considerar peculiar en cuanto a los encuadres, puntos de vista, formatos y motivos elegidos...No busco el virtuosismo en la ejecución, mi interés reside más en trasmitir sensaciones especiales al espectador mediante imágenes evocadoras.

P- ¿Cómo es la técnica que utiliza?

R- El desarrollo técnico en la elaboración de la obra se basa, entre otros recursos, en dotar a la obra de frescura en la realización y un mayor grado de expresividad: veladuras, empastes, trepas y esgrafiados, realizados con rapidez de ejecución en busca de la máxima efectividad visual. Es el arte de sugerir la imagen con un mínimo de elementos plásticos, dejando al espectador el fascinante trabajo de concluir la imagen con su mirada.

P- En el Café-librería Ateneo se puede contemplar una colección de acuarelas de pequeño formato titulada “La mirada líquida” ¿Por qué ese título?

“la mirada líquida” exposición en el Café-librería Ateneo

R- Como en este caso el hilo conductor de las obras es el agua, elemento de gran carga simbólica y especial atractivo estético. He jugado con el título de la otra exposición. En este espacio se presentan varias series de acuarelas de pequeño formato con un tratamiento peculiar con óxidos que junto con la acuarela busca crear un efecto atmosférico difuso, envolvente, donde solamente los primeros términos son tratados con detalle, y es la perspectiva aérea la que crea la ilusión profundidad “a la manera de Leonardo” con la difusión de formas y colores para dar profundidad a la imagen. Empleo en estas piezas un encuadre más tradicional: la línea de horizonte marca la composición y divide la imagen en dos partes marcadas por la planitud del horizonte castellano. Más concretamente, los paisajes de La Nava son el germen de inspiración de estas series.

P- ¿Qué proyectos tiene para el futuro?

R- En verano expondré en Villagarcía de Arousa, en el espacio de arte de Cristina Sierra Villegas. El año que viene lo haré en Zamora, en la Galería espacio 36, que es donde regularmente muestro mi obra cada dos años aproximadamente.

Galería

cartel-web-ATENEO
CARTEL-WEB_caneja-2018_beige_CMYK
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información