Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

El ritual de la vestición dará comienzo a la procesión de 'Las Cinco Llagas' de Palencia

Nuestro_Padre_Jesus_Crucificado
Hermandad de Cofradías Penitenciales de Palencia.
Actualizado 26/03/2018 10:19:35
Redacción

A lo largo de la misma, cuya titularidad ostenta la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Crucificado y Nuestra Madre Dolorosa, se realizan diferentes paradas en las que se medita sobre las cinco llagas del cuerpo de Cristo. La primera, en la iglesia de San Agustín, ante la Virgen de la Piedad. Las dos siguientes, en la Plaza de San Pablo, en la Capilla de Jesús Nazareno y en la Iglesia de San Pablo. Las dos últimas, y ya de regreso en la plaza de San Francisco, ante la imponente talla de la Virgen de la Soledad la cuarta, y ante la Virgen titular de la Cofradía la quinta.

La procesión, cuya titularidad ostenta la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Crucificado y Nuestra Madre Dolorosa, se celebra en la tarde-noche del Lunes Santo. Jesús Crucificado, talla que es la absoluta protagonista de todo el desfile, abandona el atrio de San Francisco, a los sones de la Banda de Cornetas y Tambores de la Santísima Trinidad y escoltado por los miembros de la Policía Local, para encaminarse hacia la Plaza Mayor, donde se sitúa el inicio de la procesión. Mientras tanto, hasta allí se han ido acercando las representaciones de hermanos del resto de Cofradías Penitenciales de la ciudad para participar en la procesión. En el momento en que el Cristo llega a los pies del Ayuntamiento, tiene lugar uno de los actos más curiosos para turistas, devotos y espectadores en general: el Acto de Vestición.

Dos hermanos de cada Cofradía suben la escalinata del Ayuntamiento y se van colocando las distintas partes que componen el hábito: la túnica, el cíngulo, el capirote, la capa, la medalla, a la vez que un sacerdote va explicando el significado de cada una de las mismas. Tras este sencillo acto explicativo, y tras una breve oración introductoria al Ejercicio de las Cinco Llagas, se da inicio a la procesión. A lo largo de la misma se realizan diferentes paradas en las que se medita sobre las cinco llagas del cuerpo de Cristo. La primera, en la iglesia de San Agustín, ante la Virgen de la Piedad. Las dos siguientes, en la Plaza de San Pablo, en la Capilla de Jesús Nazareno y en la Iglesia de San Pablo. Las dos últimas, y ya de regreso en la plaza de San Francisco, ante la imponente talla de la Virgen de la Soledad la cuarta, y ante la Virgen titular de la Cofradía la quinta. En este Lunes Santo, la imagen es portada a hombros en unas sencillas andas metálicas. La Cofradía organizadora invita al resto de cofrades a que también ellos porten el paso como símbolo de fraternidad, aunque se reservan para sus propios hermanos los momentos cruciales de la procesión. El Cristo, en la tarde del Viernes Santo, procesiona junto con la otra imagen titular de la Cofradía, Nuestra Madre Dolorosa, en una carroza adornada con el emblema de la Cofradía.

Recorrido

Pza. Mayor, Secretario Vázquez, Ignacio Martínez de Azcoitia, Mayor, Pza. León, Pza. S. Pablo, Sto. Domingo de Guzmán, Pza. Carmelitas, Sta. Teresa de Jesús, Pza. Inmaculada, Catedral, Jorge Manrique, Juan de Castilla, Barrio y Mier, Mayor, Ignacio Martínez de Azcoitia, Pza. S. Francisco.

Actos

[20:30] Vestición. Plaza Mayor.

[21:20] Rezo 1ª Llaga. Iglesia Penitencial de San Agustín.

[21:50] Rezo 2ª Llaga. Plaza San Pablo.

[22:10] Rezo 3ª Llaga. Catedral.

[23:00] Rezo 4ª y 5ª Llagas. San Francisco.

Marcos de Interés

Acto de vestición y llagas.

Imaginería

Nuestro Padre Jesús Crucificado

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información