Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

SALUD

El CAUPA cuenta con una técnica rápida para averiguar el alcance del cáncer colorrectal metastásico

salud_5
Actualizado 02/04/2018 10:45:04
Redacción

La consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha implantado en el Complejo Asistencial Universitario de Palencia (CAUPA) el sistema Idylla™, una nueva tecnología que acelera el proceso de determinación del biomarcador RAS, clave para la selección del tratamiento más adecuado en el cáncer colorrectal metastático. Hasta ahora, sólo los hospitales universitarios de Salamanca y Burgos disponían de dicho sistema

La consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León ha implantado en el Complejo Asistencial Universitario de Palencia (CAUPA) el sistema Idylla™, una nueva tecnología que acelera el proceso de determinación del biomarcador RAS, clave para la selección del tratamiento más adecuado en el cáncer colorrectal metastático.

Hasta ahora, sólo los hospitales universitarios de Salamanca y Burgos disponían de dicho sistema. Esta nueva tecnología permite la obtención de los resultados en aproximadamente 2 horas frente a los aproximadamente 10 días que suponía el estudio de los mismos en centros de referencia, posibilitando así realizar un tratamiento más rápido y personalizado.

El Servicio de Anatomía Patológica del CAUPA cuenta con este nuevo sistema Idylla™, que determina las mutaciones de los genes RAS y BRAF en pacientes con cáncer colorrectal metastásico y reduce notablemente el tiempo de espera, facilitando la toma rápida de decisiones clínicas y terapéuticas.

Diagnósticos

En Palencia se diagnostican cada año más de 180 casos de cáncer colorrectal, el tercero más frecuente en el mundo. Aproximadamente el 20% de ellos se diagnostican en fase metastásica (cuando la enfermedad ya se ha propagado a órganos distantes), un diagnóstico que se asocia a una tasa de supervivencia de tan sólo el 12% a los cinco años. Utilizar métodos moleculares para identificar formas genéticas únicas y tan rápidamente en el cáncer colorrectal metastásico, puede contribuir a mejorar el tratamiento y el pronóstico.

De los pocos biomarcadores involucrados en cáncer colorrectal, los genes RAS (KRAS, NRAS) y BRAF tienen un impacto real en los resultados del tratamiento. Hasta ahora, el proceso de determinación de dichas mutaciones era lento y complejo. En cambio, con Idylla™, se consigue realizar un análisis completo “in situ” de los genes RAS y BRAF en el mismo día.

Según la doctora Beatriz Torío Sánchez, jefa del Servicio de Anatomía Patológica del Complejo Asistencial Universitario de Palencia, Idylla™ responde a la creciente demanda de una medicina personalizada, ya que permite una rápida y eficaz selección del tratamiento y la monitorización de sus progresos.

La prueba RAS Idylla™, junto con el ensayo de mutación NRAS-BRAF-EGFR Idylla™, permite la detección de 39 mutaciones diferentes, que se analizan a partir de dos fragmentos de tejido tumoral fijados en formol e incluidos en parafina y conforme a las recientes directrices clínicas publicadas por la Sociedad Europea de Oncología Médica, la Sociedad Americana de Oncología Clínica, al Asociación de Patología Molecular y el Instituto Nacional del Cáncer.

Programa de prevención

Por otro lado, la consejería de Sanidad desarrolla un programa de prevención y detección precoz de cáncer colorrectal, dirigido al grupo de población en el que la enfermedad es más frecuente (hombres y mujeres con edades comprendidas entre 50 y 69 años). El objetivo es detectar esta enfermedad —el tumor maligno más frecuente en la problación— en sus fases iniciales, es decir, cuando no hay síntomas y el tratamiento es más eficaz.

La prueba —gratuita— consiste en analizar la presencia de sangre oculta en las heces y tan sólo hay que pedir cita en el centro de salud para la consulta de enfermería, una vez que el usuario haya recibido la pertinente comunicación de la consejería, y acudir con esa carta.

El cáncer colorrectal, que se localiza en la parte final del intestino (colon y recto), se origina generalmente como un pólipo. Éstos son tumores normalmente benignos (no cancerosos) que con el paso del tiempo pueden derivar en un cáncer. Las personas que tienen pólipos o cáncer colorrectal en ocasiones no presentan síntomas, sobre todo, en fases iniciales.

Si el resultado de la citada prueba es negativo, es improbable que la persona en cuestión padezca cáncer colorrectal en ese momento, por lo que se aconsejará un segundo examen transcurridos dos años. Si el resultado es positivo, no quiere decir que necesariamente haya desarrollado un cáncer, pero es preciso realizar una exploración del interior del colon y el recto, una colonoscopia.

Síntomas

No obstante, un resultado negativo de la prueba de detección de sangre oculta en heces no garantiza que no se tenga o no vaya a tener nunca un cáncer colorrectal, por lo que resulta fundamental conocer los síntomas habituales de este tipo de enfermedad: sangrado por el ano, cambio en la frecuencia o consistencia de las deposiciones, pérdida de peso sin razón conocida, fatiga y cansancio constante.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información