Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

MOTOR

Kia Niro Drive, un SUV híbrido automático de 141 CV

RIMG0558
Actualizado 02/04/2018 10:34:11
Redacción

Su cambio automático de doble embrague con variante secuencial; el programador de velocidad activo con regulación de la distancia al vehículo precedente; el freno de mano y desactivable automáticamente al ponerlo en marcha; el aviso sonoro del cambio involuntario de carril, y cómo el volante se acciona solo para no permitir salirse al coche de las bandas laterales; el sistema de ayuda al aparcamiento automático; el sistema Stop&Start de detención del motor en paradas; su cámara de visión trasera;… son sus dotaciones, en este acabado Drive, en favor del confort y la seguridad de conducción.

En nuestro pasado número, destacamos de este Niro su singularidad como SUV diferente y una interesante propuesta de la marca coreana para este segmento tan exitoso en todas las marcas. Un SUV híbrido —con motores gasolina y eléctrico—, de tamaño funcional, elevado pero no muy corpulento y, por lo tanto, orientado al ahorro, estéticamente correcto y con muchas dotaciones en cuanto a asistencia a la conducción, a la seguridad y al confort de conducción.

Y un coche hasta divertido pues en todo momento podemos ir observando en la pantalla central de 8” cómo se distribuye el flujo de energía entre el motor convencional de gasolina, el eléctrico, la batería y la ruedas en función de la inclinación de la carretera, de la aceleración, reducción o frenada, etc.

O podemos programar nuestro itinerario para, metiéndolo en el rutómetro del navegador, permitir al coche hacer una ruta predictiva para que el mismo coche sepa cuándo deberán entrar en funcionamiento cada uno de los dos motores de tal manera que siempre se mantenga la carga de la batería en condiciones de aporte de energía al sistema híbrido global. Así será curioso ver por ejemplo cómo al coronar una subida en la que ambos motores —y la batería— aportan energía a las ruedas, todo cambia (al revés): son las ruedas bajando, frenando o incluso llaneando las que aportan energía a la batería, recargándola. O cómo es el motor eléctrico el único que funciona aportando energía a las ruedas, etc.

Ya el arrancar sorprende, porque al hacerlo, lo apreciaremos al ver cómo el diagrama circular que nos indica tres modos de economía de consumo (Charge, Eco y Power) se moviliza, no se nota en nada que el coche está arrancado porque lo hace siempre con el motor eléctrico y en absoluto silencio. Además, tiene otro anagrama programable en el ordenador táctil central que es el de un árbol que se va iluminando en mayor medida si nuestra conducción es ecológica y eficiente (no acelerando en exceso, no apurando demasiado las marchas, aprovechando la bajada de pendientes, etc.).

Su cambio automático de doble embrague con variante secuencial; el programador de velocidad activo con regulación de la distancia al vehículo precedente; el freno de mano —accionable con el pie como en los Mercedes-Benz— y desactivable automáticamente al ponerlo en marcha; el aviso sonoro —ojo, que al principio asusta porque suena como el de la bocina de un coche— del cambio involuntario de carril, y cómo el volante se acciona solo para no permitir salirse al coche de las bandas laterales; el sistema de ayuda al aparcamiento automático; el sistema Stop&Start de detención del motor en paradas; su cámara de visión trasera;… son sus dotaciones, en este acabado Drive, en favor del confort y la seguridad de conducción.

Pero hay otros detalles de este Kia Niro muy interesantes también: los espacios portaobjetos; dos tomas de 12v, otra auxiliar y USB en la consola central; un cofre bajo el reposabrazos; mandos independientes sólo para el climatizador bizona; volante ergonómico multifunción de cuero, como también en la palanca de cambios, tipo avión; ordenador de abordo con estadísticas de consumo y datos que se reflejan sobre la pantalla entre las esferas indicadoras; recubrimientos acolchados en el salpicadero y las puertas; parasoles con espejo y luz individual; portagafas en el techo; etc.

Y dinámicamente, el coche denota su motor gasolina en el sonido del motor en aceleraciones bruscas y en su capacidad de reacción, es suave y silencioso pues la ayuda del motor eléctrico evita sobreesfuerzos al convencional y la potencia global de 141 CV lo mueve con soltura. Y su consumo declarado, que se aproxima a los 3,8 l/100 km, denota su carácter eminentemente ahorrador, económico y colaborador con el medio ambiente.

También hay un Kia Niro enchufable con opción a la utilización del motor eléctrico a voluntad —claro está en función de la carga de la batería—.

Hay un Kia Niro desde 21.800 euros.

Concesionario KIA en Palencia:

KYCONSA. Avda. Comunidad Europea, 28.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información