Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

A PIE DE ARBOL

Comandante Che Guevara

Che_Guevara_y_mujer-e-hijos
Actualizado 02/05/2018 10:55:56
Flaviano Casas Martínez

El Che persiguió el solidario y generoso ideal de “redimir” todo un continente, a base de férrea voluntad y el más alto grado de heroicidad, con perspectiva internacionalista. Frente a las oligarquías, al imperialismo, a los falsos reformistas, y a los seudo-revolucionarios, impulsó las transformaciones profundas, pisoteadas por un sistema de rapiña capitalista tan irracional, como depredador y deshumanizado. Su herencia histórica: la fe infinita en los valores morales y en la conciencia de hombres y mujeres.

“A los que han ofrendado su vida en aras de erradicar las injusticias de la faz de la Tierra”. Así reza la dedicatoria que encabeza el Diario del Che en Bolivia. Hermosas y gloriosas páginas escritas sobre las cumbres quebradas, los macizos montañosos y los interminables senderos desérticos. Ernesto Che Guevara y el colectivo heroico de hombres y mujeres que le acompañaban, “sintieron la fuerza del galopar de Rocinante”, a imitación de Bolívar, de San Martín, de Sucre. Escucharon por valles, cerros y hondonadas el grito inmortal de Murillo, antes de ser asesinado: “Compatriotas, yo muero; pero la tea que dejo encendida, nadie la apagará”. (Adys Cupull y Froilán González).

Resulta conmovedora la Carta de Despedida que el Che dirigió a Fidel Castro: “Hago formal renuncia de mis cargos en la Dirección del Partido, de mi puesto de Ministro, de mi grado de Comandante… Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos… Llevaré la fe que tú me inculcaste, el espíritu revolucionario de mi pueblo… No dejo a mis hijos y a mi mujer nada material; no pido nada para ellos, pues el Estado les dará lo suficiente para vivir y educarse. Hasta la victoria siempre, te abraza con todo fervor revolucionario. Che”.

La transcendencia de este heroico y médico Comandante permanece inalterable en el espacio y en el tiempo. Desde América podemos vislumbrar ahora oscuros horizontes para el continente, al contactar con personas de múltiples países latinoamericanos. Ernesto Che Guevara expuso con fe inquebrantable y firme convicción, su trayectoria revolucionaria ante la ONU, en 1964: “He nacido en Argentina, también soy cubano; y si no se ofenden sus ilustrísimas señorías de Latinoamérica, me siento tan patriota de cualquier país de Latinoamérica como el que más, y en el momento en que fuera necesario, estaría dispuesto a entregar mi vida por la Liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica, sin pedir nada a nadie, sin exigir nada…”

Hoy Latinoamérica se encuentra aprisionada por la bota del imperialismo. Miles de contingentes laborales trabajan en condiciones de semiesclavitud en los Estados Unidos. Por ello el ejemplo del Che ha sido tomado como propio por el movimiento negro, por los estudiantes progresistas, por los intelectuales y por las masas de trabajadoras y obreros precarios. Tras el alevoso asesinato del Che en una escuela del pueblo de Higueras, sin juicio previo, y por orden fulminante de Barrientos, Ovando y los más destacados mandos militares, —rangers entrenados por la CIA—, el Comandante y un “puñado” de revolucionarios se hicieron justos merecedores de la más honrosa proeza revolucionaria.

El Che persiguió el solidario y generoso ideal de “redimir” todo un continente, a base de férrea voluntad y el más alto grado de heroicidad, con perspectiva internacionalista. Frente a las oligarquías, al imperialismo, a los falsos reformistas, y a los seudo-revolucionarios, impulsó las transformaciones profundas, pisoteadas por un sistema de rapiña capitalista tan irracional, como depredador y deshumanizado. Su herencia histórica: la fe infinita en los valores morales y en la conciencia de hombres y mujeres. Hombre de ideas profundas, dirigente de palabra y de acción, de insuperables virtudes revolucionarias, de conducta intachable, pletórico de humanidad… Hombre del futuro, que servirá de ejemplo a las futuras generaciones.

Charlotte, N.C. , 20 de Abril de 2018

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información