Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

ENTREVISTAS

“El fin de mi pintura es la pasión por crear y divertirme; lo que quiero es sentir”

MyriamFontaneda
El diseñador de moda Franco Quintáns, Cris Sierra Villegas –directora del espacio de arte de Villagarcía de Arousa que lleva su nombre– y Myriam Fontaneda, en la inauguración de la exposición.
Actualizado 16/05/2018 10:43:05
Redacción

De todas sus dedicaciones profesionales (pintora, publicista, arquitecta de interior, organizadora de eventos,…), el arte es para Myriam Fontaneda –nacida en Santander (1964), aunque aguilarense hasta la médula– por la que siente mayor pasión. “Pintar es una forma de expresar lo que llevo dentro”, sentencia.

Divorciada y con un hijo de 19 años, la pintora palentina define su obra como expresionista, cargada de sentimientos y pasión, imaginativa y divertida. “Y para eso hay que salir del estudio. No entiendo a los pintores que se angustian pintando”, subraya.

Myriam Fontaneda exhibe hasta el 30 de mayo una selección de sus creaciones en el espacio de arte que dirige la también aguilarense Cristina Sierra Villegas en la localidad gallega de Villagarcía de Arousa.

JOSE ROJO

Pregunta. Cántabra de nacimiento, pero aguilarense de corazón o así se le considera en las noticias publicadas sobre su polifacético recorrido profesional…

Respuesta. Claro. Yo he vivido en Aguilar hasta los 14 años. Después, toda la familia nos trasladamos a Madrid para que mis hermanos mayores estudiaran en la universidad. Pero siempre hemos ido con mucha frecuencia. Estoy muy arraigada a Aguilar; voy cada dos por tres con mis amigos. No está tan lejos de Madrid, y menos ahora con la autovía. Tardo más tiempo desde mi casa de Madrid a cualquier punto del centro que a Aguilar.

P. ¿Qué le transmite Aguilar?

R. La cultura que pueda tener, los estudios que he realizado y mis sentimientos proceden de ese amor que tenía mi padre a Aguilar. Yo estuve pegada a su lado todo el tiempo. Recuerdo cuando me dio la primera vara, de palo, como que ya era paseante, y me iba explicando todo lo que veíamos. Era un experto en románico. Y desde muy chiquitita me apasionó; mi padre logró apasionarme. Estoy muy orgullosa de él y me he dado cuenta de que en Aguilar le siguen queriendo muchísimo, y a mí eso me llena de ternura. Era un hombre muy cercano y esa herencia que me ha transmitido se lo agradeceré toda la vida.

Yo voy por Aguilar y observo cada piedra, cada cambio en las casas y en los árboles,… ¡Aguilar es mi casa!

P. ¿Sigue desayunando con galletas Fontaneda?

R. No, pero es que nunca he desayunado con galletas. Yo siempre he desayunado pan tostado con aceite; me viene de mi madre, de Murcia. Pero jugar en la fábrica de galletas me gustaba muchísimo. Y, una vez en Madrid, toda la gente del colegio recuerda que en los cumpleaños yo siempre llevaba galletas.

P. Supongo que se acercará a la villa galletera para ver Las Edades del Hombre…

R. Mínimo, 80 veces. Voy a tener la casa llena de gente durante todo el tiempo de su celebración. Ya les estoy diciendo a mis amigos que vayan pidiendo la vez. (Risas).

P. Hablando ya de una de sus dedicaciones, la pintura, que no se si será la más importante…

R. Para mí lo importante en este mundo es el arte. Tengo verdadera pasión por el arte en general; me apasiona la pintura, estudiar sobre pintura y el románico, y seguiré estudiando sobre ello toda la vida. Ahora estoy estudiando a los primitivos pintores flamencos y estoy trabajando con especialistas en ese arte.

Crucita, una mujer que trabajó en nuestra casa de Aguilar durante muchos años, todavía conserva sábanas, de ésas que se ponían en el suelo cuando se hacían obras en casa, sobre las que yo pintaba cuando regresaba del colegio. Crucita siempre me recuerda que me pasaba el día dibujando.

P. Su obra pictórica recala hasta el 30 de mayo en el espacio artístico que dirige la también aguilarense Cristina Sierra Villegas en la localidad gallega de Villagarcía de Arousa. ¿El expresionismo protagoniza su universo pictórico?

R. Sí, pero mi propio expresionismo. Para mí pintar es una forma de transformar la realidad a mi forma de ser. Yo tengo muchos recuerdos de vida, de viajes, de colores, de formas, de experiencias y eso se te queda en el subconsciente y te da calidad y calidez en el momento de expresarlo en un lienzo.

Para mí pintar es una forma de expresar lo que llevo dentro.

P. Le ha inspirado viajar por el mundo…

R. Muchísimo. Conozco prácticamente todo el mundo y de todos los viajes he sacado provecho a la hora de expresarme pictóricamente. He montado exposiciones de todas partes, pero nunca centradas en un solo país.

Muchas veces me digo a mí misma. “Bendita mano que sabe transmitir lo que llevo dentro y mi sentimiento”. Pongo tanto sentimiento en mis cuadros que luego me cuesta mucho desprenderme de ellos. Por otro lado, tengo la suerte de que vendo casi toda mi obra.

P. No tiene una temática fija; pinta paisajes, animales, retratos,…

R. Así es, pero una de las cosas que más me gusta es hacer retratos. Cuando me encargan un retrato, pido a las personas que voy a retratar pasar un día con ellas y que decidan qué hacer y dónde ir para conocerla más interiormente. Me intereso por todos sus gustos para sacarles el alma. Lo que sí hago es respetar su privacidad y no mostrar los retratos.

P. El objetivo de su pintura es, según he leído, emocionar.

R. A través de los pinceles transmito mi gran emoción por la vida, pero no es el fin de mi pintura. El fin de mi pintura es la pasión, pasión por crear y divertirme; lo que quiero es sentir.

P. ¿Qué cambios relevantes se han producido en su evolución artística?

R. A lo largo de los años pierdes el miedo a meter la pata pintando o dibujando y aprendes a olvidar lo aprendido. Y ésa es mi evolución.

P. ¿Y no se pierde frescura?

R. Al revés, adquieres frescura cuando pierdes lo aprendido. Cuando los años te hacen pintar y pintar, es cuando más fresco estás.

P. ¿Cómo es la obra de Myriam Fontaneda?

R. Expresionista, cargada de sentimientos y pasión, imaginativa, divertida,… Y para eso hay que salir del estudio. No entiendo a los pintores que se angustian pintando. Hay que vivir y para mí mi pintura es vida.

P. ¿Cómo valora su colaboración con el diseñador de moda Santiago Bandrés, también palentino?

R. Mi amistad con Santiago comenzó porque yo he sido modelo de alta costura y le servía de maniquí. Entonces, yo le propuse fusionar su alta costura, sus telas, con mis cuadros. El proyecto fue muy interesante porque el mundo del arte es muy introspectivo, a excepción, quizás, de los músicos. Él me enviaba fotos de sus viajes por los países donde compraba las telas y la fusión consistió en seleccionar las texturas y los colores.

P. Además de pintora es publicista, arquitecta de interior, organizadora de eventos,… ¡Incluso, tiene un Goya!

R. Sí, el Goya me lo dieron por los anuncios de Unicef. Los trabajos de publicista y organización de eventos requieren mucha rapidez y te crean mucha adrenalina. Por un lado, me encanta la calma del estudio y, de otro, el estrés que te generan esos trabajos.

P. ¿Cómo se definiría profesionalmente?

R. No podría definirme. De Leonardo Da Vinci, que era todo, inventor, escritor, pintor, filósofo, biólogo, químico, arquitecto,…, decían que era inestable porque tenía muchos proyectos en la cabeza. Y eso me pasa a mí. Pero para mí eso no es ser inestable. No hay un solo segundo en mi vida que me aburra.

P. ¿Hasta dónde le gustaría llegar artísticamente?, ¿cuál es su meta?

R. No me planteo metas porque consigues una y paras. Espero no tener jamás una meta en mi vida para no parar nunca. Mi meta es no tener metas.

P. Cristiano Ronaldo ha contratado sus servicios para alguna de sus fiestas. Usted es íntima de la infanta Elena; de hecho, ha sido una de sus invitadas a Aguilar…

R. Por la casa de Aguilar ha pasado mucha gente, y muchos de ellos famosos, y no ha trascendido públicamente porque vienen como amigos no como personajes públicos.

P. Usted se codea con la ‘jet-set’…

R. La ‘jet-set’ es una palabra que no existe. Las personas son las personas. Lo que más importa de las personas es que tengan corazón y alma. Yo trato a la gente famosa como al resto y, quizás, por eso me llevo bien con algunas personas más conocidas públicamente. Hay que ser naturales en el trato; normalizar las relaciones sin hacer distinciones.

Personalísimo

“Soy asocial, aunque no lo veo como un defecto”

- Signo del horóscopo… Libra, ascendente Libra.

- Vicio confesable… Todo es vicio. Si no te tomas las cosas con pasión…

- Película para recordar… ‘Chocolat’ me apasiona.

- Actor… Cary Grant.

- Actriz… Katharine Hepburn.

- Animal… Los caballos y los perros.

- Color… Cálido.

- Libro predilecto… ‘El caballero de la armadura oxidada’.

- Coche que tiene… Un todoterreno.

- En cuestión de cocina se muere por… Soy vegetariana. Me encantan los huevos de las gallinas de mi casa de Aguilar fritos con espárragos verdes. ¡Qué ricos están!

- La canción que le levanta el ánimo se titula… Depende del momento. Escucho mucha música y variada. En un momento dado me puede levantar el ánimo la música clásica y en otro, un ‘top ten’ de Los 40 Principales.

- En su relación con las personas no soporta… La mentira, el cinismo.

- Por el contrario, valora… La sencillez y la verdad.

- Siente envidia sana por… Nada. Me alegro muchísimo de lo bueno que le pase a la gente.

- Rasgo que le define… Me gustan las personas y me acerco a ellas como tales.

- Su gran defecto… Seguro que tengo muchos. Soy asocial, aunque no lo veo como un defecto. Cuando me invitan a algún evento, me agobio, aunque luego me lo paso genial.

- Su mejor sueño… Lo que ahora le pido a la vida es que mis padres no se vayan nunca de mi corazón.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Las primeras palabras y en si me mira o no.

- Los sábados por la noche disfruta… Con lo que salga; nunca hay plan.

- El rincón favorito de su casa es… Tengo muchos. El porche, el jardín,… todos tienen su aquel.

- De Palencia no aguanta… Aguanto todo.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… La gente que conozco de Aguilar es súper amable, siempre tienen una sonrisa en la boca,… Me encanta cuando me preguntan “¿Cómo estás niña?”. (Risas).

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información