Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CERRATO INSOLITO

Flamenco con personalidad castellana

Venta_de_Banos_Rita_Clara_6
Actualizado 16/05/2018 13:00:38
Fernando Pastor

Hablábamos el número anterior de Rita Clara. Estando en Jerez en una academia de baile (una semana, pues no tenía dinero para estar más tiempo), asimiló tan bien y tan rápido los conocimientos, que los profesores la pusieron de ejemplo ante las alumnas autóctonas diciendo que allí, que siempre están diferenciando entre de Despeñaperros para arriba y de Despeñaperros para abajo, llega una del norte y les come la tostada.

Hablábamos el número anterior de Rita Clara. Estando en Jerez en una academia de baile (una semana, pues no tenía dinero para estar más tiempo), asimiló tan bien y tan rápido los conocimientos, que los profesores la pusieron de ejemplo ante las alumnas autóctonas diciendo que allí, que siempre están diferenciando entre de Despeñaperros para arriba y de Despeñaperros para abajo, llega una del norte y les come la tostada.

Tras esa semana en Jerez le propusieron integrarse en una compañía de ballet, pero no estaba muy convencida de quedarse porque quería explorar nuevos horizontes y darle a su baile personalidad y sentimiento propio. Aún así pidió una subvención para poder alargar el tiempo en Jerez, pero la administración nunca respondió a la solicitud y entre ello y el deseo de tener espectáculo propio, rehusó.

De hecho de su baile se ha dicho que es un compendio de la magia y el duende andaluces y la majestuosidad austera de la gente castellana, exponente de fuerza rítmica y trágica sensibilidad.

Precisamente por ese deseo de imprimir a su baile su propio espíritu, Rita Clara bebió de las fuentes de Vicente Escudero y de Carmen Amaya, a quienes solo ha podido conocer en video. De Vicente Escudero, por ser paradigma de baile con características propias, y de Carmen Amaya por ser una pionera que abrió las puertas del baile a las mujeres.

Como profesional ha actuado en los principales teatros de Francia, Bélgica, Italia, Japón, etc. Y ha cosechado galardones.

Tiene un espectáculo para niños, “Nana para despertar”, sobre el que además ha escrito un libro con el mismo título. Al contrario que las nanas convencionales, que son para dormir, esta es una nana para despertar. Para un niño que por las noches sueña con una bailaora, se despierta en el mundo de los sueños y la bailaora le enseña a bailar, Después vuelve a dormirse en el mundo de los sueños para despertarse ya en el mundo real. Ambas cosas acontecen con una nana.

Otro espectáculo, “La dama blanca” versa sobre la droga. En él actúa vestida de blanco e invita a reflexionar sobre el drama de la libertad y la esclavitud que suponen las drogas. La idea de este espectáculo le surgió paseando por un parque y ver los efectos de la droga y el alcohol en la juventud: primero alegría, luego dependencia, y por último destrucción. Con antecedentes familiares de alcoholismo, lo que observó en aquel parque la impulsó a crear este espectáculo.

Además de sus actuaciones imparte clases de baile. Hubo un tiempo en el que dio clases en la Asociación Romí de Palencia, de payas y gitanas, y les hicieron un reportaje en el programa de TV “Línea 900”.

También da cursos a personas marginadas socialmente, labor por la que ha recibido un premio.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información