Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

SALUD

¿Cómo reducir los síntomas de las alergias primaverales?

salud_7
Actualizado 01/06/2018 11:08:40
Redacción

La probabilidad de heredar una alergia es del 40% si uno de los padres es alérgico y del 70% si lo son los dos. Sin embargo, también hay muchos factores externos que pueden acelerar e incrementar la aparición de alergias, por lo que es conveniente tenerlo en cuenta, más que nunca en primavera. Pasear por espacios verdes como jardines, plazas o parques se convierte en todo un reto para los alérgicos debido al polen de las plantas que florecen en esta época del año.

Cerca del 25% de la población española sufre algún tipo de alergia, según el último estudio de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC). Y lo más significativo es que en 2020 se estima que uno de cada dos europeos tendrá alergia.

La probabilidad de heredar una alergia es del 40% si uno de los padres es alérgico y del 70% si lo son los dos. Sin embargo, también hay muchos factores externos que pueden acelerar e incrementar la aparición de alergias, por lo que es conveniente tenerlo en cuenta, más que nunca en primavera. Pasear por espacios verdes como jardines, plazas o parques se convierte en todo un reto para los alérgicos debido al polen de las plantas que florecen en esta época del año: cipreses, gramíneas —las más agresivas en España—, arizónicas, olivos,…

De hecho, el síntoma alérgico más común en España es la rinitis o rinoconjuntivitis, inflamación de la cavidad nasal o los ojos como consecuencia de la inhalación de agentes externos, que manifiestan un 60% de los alérgicos.

El cambio climático —con la contaminación atmosférica—, así como los hábitos alimenticios y de higiene, la humedad derivada del uso de aire acondicionado, la convivencia con mascotas y los métodos de cultivo han adelantado el inicio de la temporada de alergia y que ésta sea más persistente.

Este año se ha establecido una intensidad leve o moderada de los síntomas de alergia. Sin embargo, miles de personas se verán afectadas por éstos. ¿Cómo evitarlos? Hay que seguir una serie de pautas que detallamos a continuación:

- Acudir a un médico alergólogo para que estudie el caso y diagnostique, para saber así a qué tipo de alergia se enfrenta cada paciente. Es importante hacerlo antes de empezar a consumir fármacos sin prescripción médica.

- Consultar diariamente la web de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica para ver el nivel de polen que hay en el ambiente.

- Evitar las zonas con mayor concentración de polen, como jardines, parques y otros espacios verdes. Y más aún si son zonas de alta contaminación (si se encuentran, por ejemplo, dentro de los cascos urbanos de las grandes ciudades).

- Tener especial precaución en los días secos y calurosos, ya que concentran una mayor cantidad de polen en el aire, y durante los soleados y ventosos, porque el alérgeno entra con mayor facilidad en los ojos. Hay que ser precavido, porque la lluvia despeja el ambiente de polen, pero si a las pocas horas de llover reaparece el sol, el polen volverá con más fuerza. Se recomienda salir a la calle con gafas y crema protectora de sol para protegerse en cualquier época del año.

- Evitar salir durante las horas más problemáticas del día en cuanto a concentración de polen: el amanecer (de 05.00 a 10.00 horas) y el atardecer (de 19.00 a 22.00 h.).

- Mantener una higiene y una limpieza óptimas: lavar la ropa, realizar duchas frecuentes o quitarse el calzado al llegar a casa. Si es posible, es conveniente tender la ropa limpia en un tendedero interior para que no se llene de polen.

- Cerrar las ventanas por la noche y ventilar a mediodía tan solo durante 10 minutos.

- Evitar los cambios bruscos de temperatura, así como los espacios cerrados y con grandes multitudes (restaurantes, salas de cine, centros comerciales...).

- Cuidar la alimentación y otros productos. Además de no fumar, es importante tener cuidado con algunos productos, como el vinagre, las salsas picantes, el alcohol o productos de limpieza. También es posible aprovechar los beneficios de otros productos naturales, como el ajo negro o la spirulina, para fortalecer el sistema inmunológico.

- En caso de ser necesario, consumir antihistamínicos para paliar los efectos de la alergia. Afortunadamente, estos medicamentos tienen cada vez menos efectos secundarios, produciendo los de segunda generación menor somnolencia.