Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

Rey: el nuevo Museo del IES Jorge Manrique ampliará el conocimiento en el campo de la experimentación científica

20180704INAUGURACIONMUSEOIESJORGEMANRIQUE12
Actualizado 04/07/2018 13:32:18
Redacción

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha visitado esta mañana el nuevo Museo de la Ciencia que ha puesto en marcha el Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) ‘Jorge Manrique’ de Palencia, y que se une así al que ya existía dedicado a Jerónimo Arroyo, arquitecto palentino que diseñó el edificio de este centro junto al madrileño Lorenzo Gallego Llausás. En este nuevo Museo, ubicado en la torre del observatorio, se exponen los más de 70 aparatos antiguos de Física, Química, Óptica o Astronomía que conserva el IES.

El Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) ‘Jorge Manrique’ forma una de las construcciones de mayor valor arquitectónico con las que cuenta la ciudad de Palencia. Este edificio de planta casi cuadrada, organizado en torno a un patio central, fue proyectado por el arquitecto palentino Jerónimo Arroyo, junto al madrileño Lorenzo Gallego Llausás. Este conjunto es completado por una torre almenada, visible desde el patio central, que ha cumplido hasta el año 1975 labores de observatorio astronómico.

A lo largo de su historia, han estudiado en este centro un elenco de personajes de gran importancia en el mundo de la cultura y la ciencia como Miguel Catalán Sañudo, Barras de Aragón, Cejador Frauca, Mamés Esperabé, Becerro de Bengoa, Julio Valdeón, Felipe Ruiz, Alejandro ‘Casona’, Ramón Gómez de la Serna, Trinidad Arroyo, Carlos Casado del Alisal o José Casado del Alisal, entre otros.

El consejero de Educación, Fernando Rey, ha visitado esta mañana los espacios museísticos que alberga este centro: el museo dedicado a Jerónimo Arroyo, el Museo de la Ciencia -que hoy se inaugura de forma oficial- y el Museo de Ciencias Naturales. En este sentido, Rey ha destacado que el proyecto desarrollado por el IES ‘Jorge Manrique’ tiene un carácter didáctico y pedagógico ya que el complejo rompe con la dinámica actual de otros museos, que descontextualizan las obras, sin embargo, aquí están ubicadas en un edificio que se creó para ello.

La torre donde se instala el Museo tiene tres pequeñas salas en alturas diferentes y unidas por sendas escaleras de caracol y está diseñada en forja con bolo central y peldaños exentos. En la sala inferior, se encuentran los aparatos de Física y, en la central, aprovechando que se encuentra el reloj -que data de 1915 y procede de la fábrica de Moisés Díaz, la misma que el de la Catedral de la ciudad-, se ubican los aparatos de medida.

Finalmente, en la sala superior, que era el despacho del director del observatorio astronómico, se hallan los aparatos de exploración del espacio y, por último, en las terrazas superiores -en la más alta se pueden contemplar restos del antiguo observatorio- se podrán organizar observaciones astronómicas.

En total, en el museo se exponen los más de 70 aparatos antiguos que conserva el IES y que pertenecen a áreas como Física, Química, Óptica o Astronomía, entre los que destaca un telescopio gregoriano de 1735, que fue una donación al centro por parte del Ministerio de Instrucción Pública y del que solo hay dos ejemplares; otro telescopio datado en 1866 -fabricado por la casa Bardou de París-; y otras piezas reseñables como unas botellas de Leyden -antiguas pilas- o el calorímetro de hielo de Lavoisier, fabricado en 1849; además de colecciones cartográficas y de láminas didácticas, colecciones de animales disecados, plantas y minerales o documentación de personajes, entre otros.

En este sentido, el director del centro, Jesús Coria, ha destacado que la colección pone de manifiesto la importancia que tenía la Ciencia en el sistema educativo de finales del siglo XIX y principios del XX. En este sentido Coria ha subrayado “el deseo que se tiene desde el centro de que Ciencia y Humanismo aparezcan como dos elementos que realmente se abrazan en este proyecto: hay Arte, hay Historia, hay Literatura… hay aparatos, hay astronomía y hay experimentación científica de primer nivel. Por eso, este Museo necesita de especialistas de diversa procedencia en cuanto a formación. Es el caso de Alfredo León, profesor de Matemáticas y astrónomo de reconocido prestigio, y la mía, que soy catedrático de Historia. He aquí la representación de este entramado Ciencias-Humanidades”.

Asimismo, el director del IES ha adelantado que el próximo paso de este complejo será la reinvención del actual Museo de Ciencias Naturales, la revitalización del fondo antiguo de la biblioteca y la creación un centro de interpretación, gestión de recursos y exposiciones temporales. También se prevé crear una sala de investigadores anexa a la biblioteca y la digitalización de los fondos históricos del archivo. Se tratará de un complejo pionero en este tipo de institutos históricos con varios museos en un mismo espacio.

‘Centro de Enseñanza Histórico’

La Consejería de Educación ha publicado el pasado 28 de junio en el Boletín Oficial de Castilla y León (Bocyl) la Orden que regula la declaración de ‘Centro de Enseñanza Histórico’ de Castilla y León. La Comunidad cuenta con una serie de centros educativos provenientes en su mayoría de antiguos institutos creados en el siglo XIX y primera mitad del siglo XX que poseen un importante patrimonio educativo y cultural, además de una memoria histórica como institución docente, como es el caso de los IES ‘Jorge Manrique’ de Palencia, ‘Cardenal López de Mendoza’ de Burgos o ‘Zorrilla’ en Valladolid. En ellos, existen bibliotecas, laboratorios de Física y de Química, de Historia Natural, documentos cartográficos, obras de arte y jardines botánicos, además de documentación de interés pedagógico que constituyen un rico patrimonio que merece la pena conservar y poner en valor.

Por otra parte, existen centros públicos ubicados en edificios singulares que están declarados bienes de interés cultural (BIC) -como el castillo de Cuéllar, en Segovia; el monasterio de Santa María la Real de Aguilar de Campoo, en Palencia; o la casa de los Picos, en Segovia- o que cuentan con algún tipo de protección urbanística por sus singulares características arquitectónicas -como el IES ‘Claudio Moyano’ en Zamora o el IES ‘Sánchez Albornoz’ en León-.

Todos estos centros, dotados de un recorrido histórico significativo, han preservado y difundido en muchos casos su bagaje educativo, fomentando la conciencia de su valor como fondo para la cultura educativa de futuras generaciones y como recurso didáctico del alumnado que escolarizan.

El profesorado ha tenido un papel trascendental en la educación que se ha impartido y se imparte en estos centros, y también ha sido el que ha desarrollado las principales labores de protección y salvaguarda de este patrimonio. Por ello, la Consejería de Educación procede, además de reconocer esta labor, a establecer las medidas correspondientes para que puedan realizar estas tareas de conservación y puesta en valor de la mejor forma posible.

Estamos pues ante un patrimonio cultural cuya protección, investigación y difusión requiere el establecimiento de medidas de apoyo económico y de recursos humanos que favorezcan la realización de actuaciones como las de catalogación, conservación y divulgación encaminadas a que se mantenga en las mejores condiciones de forma que este legado de bienes pueda estar a disposición de las futuras generaciones de escolares y de la sociedad en general.

Para la realización de esta nueva Orden, se ha contado con la colaboración y aportaciones de los representantes del IES ‘Cardenal López de Mendoza’ de Burgos y del IES ‘Zorrilla’ de Valladolid; y de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información