Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

ENOLOGíA

"La mano de obra en el cultivo de viña podría ser un pequeño pilar para mantener la población rural"

IMG_20180709_090624
Actualizado 12/07/2018 14:21:47
Redacción

Todo comienza en 1997 cuando un grupo de amigos y amantes del vino deciden iniciar los pasos para recuperar el antiguo esplendor vitivinícola del Cerrato Palentino, en Torquemada. En la actualidad, todos los vinos de Señorío de Valdesneros son ya un referente en el panorama nacional e internacional, como queda patente en los numerosos premios obtenidos a lo largo de su trayectoria. Además, se encuentran amparados por la Denominación de Origen del Arlanza. Así como por las marcas de garantía de calidad 'Alimentos de Palencia' y 'Tierra de Sabor'. El esfuerzo continuado y progresivo por conseguir vinos de calidad, junto con la ilusión de continuar en Torquemada una tradición vitivinícola centenaria y muy reconocida, es sin duda para uno de sus propietarios, Pedro Mª Nieto, lo que distingue a esta bodega que utiliza barricas de roble americano y francés y que cuenta con una capacidad de 150.000 kilos de uva, elaborando actualmente una media de 50.000 botellas al año.

B.V

Pregunta: ¿Qué es lo que distingue a esta bodega perteneciente a la Denominación de Origen Arlanza?

Respuesta: El esfuerzo continuado y progresivo por conseguir vinos de calidad, junto con la ilusión de continuar en Torquemada una tradición vitivinícola centenaria y muy reconocida.

P: ¿Qué capacidad tiene la bodega y cuantas botellas producen cada temporada?

R: Tenemos una capacidad para 150.000 kilos de uva y producimos una media de 50.000 botellas por año.

P: ¿Qué clase de vinos elaboran y qué tipo de barricas utilizan?

R: Rosado; Cornitero: Tinto joven de Maceración carbónica; Roble 6 meses de barrica.; Eruelo Crianza 12 meses barrica; Crianza Selección con 18 meses de barrica; Amantia: Vino de hielo. Respecto al tipo de barricas que utilizamos son de roble francés (80%) y americano (20%).

P: Amantia es un vino de hielo que les está dando muchas satisfacciones. Si embargo este no ha sido el único vino que cuenta con reconocimientos. El Crianza Selección 2009 obtuvo una medalla de oro y el Eruelo Crianza, la distinción de plata en la 37 Edición de la San Francisco Internacional Wine Competition, entre otros. ¿Qué han supuesto todos estos galardones?

R: Una gran satisfacción personal y el reconocimiento por el trabajo bien hecho, que requiere una valoración, acogida y apoyo por quienes deben sentirlo como suyo.

P: Los caldos de Señorío de Valdesneros ya son un referente en el panorama nacional e internacional, como queda patente en los numerosos premios obtenidos a lo largo de su trayectoria, pero nadie es profeta en su tierra. ¿Cree que los palentinos deberían apreciar más los vinos que se producen aquí?

R: Sin duda, los palentinos deben estar orgullosos de su tierra y de lo que en ella se produce: los vinos que son muy buenos y de gran calidad. Además, consumiendo producto local, se potencia el sostenimiento del medio rural. Si conseguimos implantar nuevamente el cultivo de la viña, la mano de obra que se necesita podría ser un pequeño pilar para mantener la población rural.

P: ¿Cuál es su recuerdo del día más importante o su momento más querido de todos estos años dedicados al vino?

R: El más importante fue cuando en el año 2009, en la Feria de Naturpal en Palencia, nos comunicaron que nos habían otorgado tres medallas a nuestros vinos en el Concurso Internacional CINVE.

P: ¿Qué ha cambiado en la forma de hacer vino y en este sector en general desde que usted empezó hasta ahora?

R: En la forma de hacer vino casi nada; nuestros vinos son artesanales y naturales, siempre con la mayor calidad. Sí, ha cambiado el proceso de la comercialización, se ha hecho muy especializado, difícil y complejo, lo que implica un gran esfuerzo para vender y llegar a los mercados que quieren nuestros vinos.

P: El enoturismo que está tan de moda, ¿sirve como forma de “educar” en la cultura del vino o es más bien una estrategia de marketing de las bodegas para dar a conocer su marca y vender más?

R: El enoturismo está de moda pero además es una forma de darte a conocer y fidelizar a los clientes. Cuando vienen a conocernos a la bodega y les contamos todos los procesos de elaboración, les comunicamos nuestro cariño y buen hacer con los vinos y a la salida de la visita de la bodega sale un “amigo”, no un cliente. También, a la mayoría de los que nos visitan les enseñamos las bodegas tradicionales de Torquemada que fueron declaradas Bien de Interés Cultural en diciembre de 2015; al verlas se quedan asombrados de lo extraordinario del paraje por su extensión y originalidad.

P: En un mercado tan competitivo, ¿hacia dónde deben enfocar los esfuerzos de la industria del vino para captar más clientes? ¿Cuáles son sus próximos retos?

R: Hay que sensibilizar a los jóvenes para que valoren las bondades del vino frente a otras bebidas de menor calidad y más perjudiciales.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información