Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

MOTOR

“No está tan clara la ventaja medioambiental de los vehículos de gasolina sobre los diésel”

FOTO_LOGOS_EFICIENCIA
Actualizado 24/08/2018 12:27:44
Redacción

Tanto los fabricantes como los concesionarios y talleres de vehículos —en España a través por ejemplo de la Asociación de Proveedores de Automoción—, se quejan de la mala y tendenciosa información sobre la ‘nocividad’ del diésel alegando que un coche diésel de última generación contamina menos que un gasolina equivalente, además de consumir también menos combustible y necesitar menos mantenimiento.

Tanto los fabricantes como los concesionarios y talleres de vehículos —en España a través por ejemplo de la Asociación de Proveedores de Automoción—, se quejan de la mala y tendenciosa información sobre la ‘nocividad’ del diésel alegando que un coche diésel de última generación contamina menos que un gasolina equivalente, además de consumir también menos combustible y necesitar menos mantenimiento. Tanto la válvula GR como el filtro de partículas y el componente derivado de la Urea —Ad Blue— que actualmente se añade a los diésel, evitan la emisión tanto de gases como de partículas y de óxido de nitrógeno que son los principales causantes de la contaminación nociva en las ciudades. Y, a la vez, achacan esta tendencia informativa a la necesidad de recaudar impuestos —con los gasolina se consigue una mayor recaudación que con los diésel al consumirse más cantidad— y critican también la casi nula implantación de electrolineras (tomas eléctricas) y gasineras (proveedores de gas) por parte de la autoridades nacionales y locales) por el mismo motivo.

Así, es sintomático que se haya detectado un aumento del CO2 en la atmósfera en los últimos registros efectuados a la vez que disminuye la compra de vehículos diésel, lo que es debido tanto a las mayores emisiones de dicho gas de los vehículos de gasolina nuevos —un 20 ó 25%— sobre los nuevos diésel, como a la moda actual de comprar SUV que al ser más voluminosos y pesados, consumen más y emiten una mayor cantidad de componentes nocivos. Eso sí, reconocen que los diésel anteriores a 2008 sí contaminaban más y que son los mayores causantes del problema, por lo que se debería incentivar su retirada ayudando a su renovación.

Sirva como ejemplo un dato sobre un coche emblemático, el más vendido en Europa desde hace años, el VW Golf. El combustible para hacer 100 km con un Golf gasolina, el TSi, cuesta 6,37 euros, que para un diésel equivalente se reduce a 5,08. Esos mismos 100 km en el de gas natural (el TGi) saldría por 3 euros, en el híbrido enchufable por 2,26 y en el e-Golf 100% eléctrico por 0,50 euros. He aquí, según ellos, el quid de la cuestión en cuanto a esa posibilidad de recaudación de impuestos que aducen.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información