Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

El Consejo Provincial Agrario decide mantener el rango de precios máximos y mínimos para el 2019

Consejo_Agrario_4
Actualizado 26/09/2018 13:55:03
Redacción

El efecto del mantenimiento de esta horquilla es limitado, ya que en última instancia corresponde los ayuntamientos y las juntas agropecuarias locales establecer los precios finales. En la sesión se abordaron otros temas como la quema de rastrojos en las zonas dañadas por los pedriscos o los aspectos relativos a la de la Orden de la Junta para las ayudas derivadas de la sequía. Por otro lado, el Consejo determinó también las fechas topes para la recolección de las cosechas en función de los diferentes tipos de cultivos.

Para establecer el rango de precios máximos y mínimos es preceptivo el informe del Consejo Agrario Provincial, que acordó congelar los precios actuales, que se conservan desde el año 2015. Las diferentes juntas agropecuarias locales y los ayuntamientos serán los encargados de fijar las cantidades dentro de los límites que se ha decidido no modificar.

La provincia de Palencia se divide en tres zonas ganaderas, norte, sur e intermedia. Los precios acordados para cada una son los siguientes:

PRECIO

ZONA NORTE (MÍNIMO 1,27 €/Ha) (MÁXIMO 2,98 €/Ha)

ZONA INTERMEDIA (MÍNIMO 1,69 €/Ha) (MÁXIMO 3,39 €/Ha)

ZONA SUR (MÍNIMO 2,46 €/Ha) (MÁXIMO 5,32 €/Ha)

Por otro lado, el Consejo determinó también las fechas topes para la recolección de las cosechas en función de los diferentes tipos de cultivos.

El girasol tendrá el 1 de febrero como fecha tope para su cosecha en las tres zonas de Palencia. Para el resto de cultivos las fechas tope serán diferentes. En la zona norte se podrá efectuar hasta el 15 de octubre; en la zona intermedia, hasta el 1 de octubre; y en la zona sur, hasta el 15 de septiembre.

Además, se trataron dos temas de especial preocupación para los profesionales del campo. El primero de ellos es la posibilidad de quemar los rastrojos en aquellas parcelas que sufrieron pedriscos durante el verano y como consecuencia de ello y del alto nivel de siniestro no se recolectaron haciendo inviable la siembra de las mismas en la próxima sementera, incrementándose de este modo los daños ocasionados a las explotaciones.

El otro tema tratado tiene que ver con la Orden que regula las ayudas de la Junta de Castilla y León por motivo de la sequía. En la sesión se recordó la necesidad de solicitar la ayuda anualmente y la posibilidad de simplificar o reducir este trámite, ante el riesgo de que a pesar de estar concedida, por olvido se pierda la ayuda a quienes no lo soliciten en plazo.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información