Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

El nuevo radar velolaser de Tráfico comenzará a vigilar las carreteras palentinas a partir de esta noche

Radar_Velolaser
Actualizado 27/09/2018 16:47:35
Redacción

Los excesos de velocidad constituyen la segunda mayor causa de los accidentes mortales de circulación tras las distracciones de los conductores. El radar velolaser capta velocidades de hasta 250 km/h y puede controlar, de forma simultánea, a todos los vehículos que circulen de día o de noche por dos carriles diferentes. Vigilará prioritariamente el tráfico de las carreteras convencionales por cuanto en ellas se producen la mayoría de los accidentes mortales. Desde el 1 de enero hasta hoy los accidentes de tráfico han generado en Palencia un balance de 8 fallecidos y 208 heridos.

Esta próxima noche a partir de las 00.00 horas la Guardia Civil de Tráfico ya podrá comenzar a vigilar las carreteras palentinas con el nuevo radar velolaser y formulará denuncias contra aquellos conductores que infrinjan los límites legales de velocidad.

Características del cinemómetro velolaser

Este nuevo cinemómetro de fabricación española tiene un tamaño muy reducido y pesa 2,37 kg por lo que es sencillo de montar, desmontar y transportar. Puede instalarse y funcionar sobre un trípode, sobre la carrocería de un vehículo, sobre un guardarrail, sobre un pórtico o dentro de una cabina estática; el radar es controlado a distancia desde una tableta conectada al cinemómetro por wifi.

Para calcular la velocidad a la que circulan los vehículos dirige a cada uno de ellos una serie de pulsos cortos de luz generados por diodos laser infrarrojos y al recibir el rebote de esos mismos pulsos determina de inmediato su exacta velocidad. El sensor laser puede funcionar de día y de noche y es eficaz dentro de un rango de temperatura que va desde los 20ºC bajo cero hasta los 50ºC.

Este cinemómetro laser es capaz de medir las velocidades que van desde 10 km/h hasta 250 km/h y puede medir tanto a los vehículos que se acercan como a los que se alejan.

Instalado en el lateral de una carretera permitir vigilar, simultáneamente, a los vehículos que circulan en dos carriles. Por tanto, en una carretera convencional puede vigilar a los vehículos que circulan en ambos sentidos.

También es capaz de medir la longitud de los vehículos para saber de inmediato si son ligeros o pesados a fin de poder denunciar a cada tipo de vehículo en función de su respectivo y específico límite de velocidad.

El Centro Español de Metrología, organismo autónomo adscrito al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, ha homologado expresamente este radar para que pueda formular legalmente todas las denuncias administrativas y penales contra todos los excesos de velocidad registrados.

Las denuncias administrativas que formule este nuevo cinemómetro serán enviadas al Centro Estrada, con sede en León, para su inmediata tramitación administrativa. En el supuesto de que el presunto infractor sea parado e identificado al momento por la Guardia Civil, será la Jefatura Provincial de Tráfico de Palencia quien tramite el correspondiente procedimiento sancionador.

Con la puesta en funcionamiento de este nuevo cinemómetro, el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Palencia ya dispone en la actualidad de 5 radares móviles para la vigilancia de las carreteras palentinas.

A dichos cinemómetros móviles hay que sumar los 6 emplazamientos de radar estático existentes en la provincia, no siempre provistos de un radar, y los radares de tramo instalados en las carreteras CL-613 y CL-615 compuestos por 8 lectores de placas de matrículas.

Las patrullas integrales de motoristas

El reducido tamaño y peso de este nuevo radar velolaser permite que sea transportado y utilizado por las patrullas de motoristas de la Guardia Civil de Tráfico.

Por otra parte, los actuales alcoholímetros y analizadores de drogas también tienen un reducido tamaño y peso por lo que, en consecuencia, las referidas patrullas de motoristas de la Guardia Civil también pueden transportarlos.

En consecuencia, con la puesta en funcionamiento del nuevo radar velolaser, las patrullas de motoristas de la Guardia Civil van a poder ofrecernos un servicio de vigilancia integral de velocidad, alcohol y drogas sobre cualquier conductor sin necesidad de contar con el apoyo de otras patrullas o unidades.

Los efectos de los excesos de velocidad sobre la seguridad vial

En 2017 los excesos de velocidad provocaron, a nivel nacional, el 29 % de los accidentes mortales por lo que fue la segunda causa más importante de dichos accidentes tan solo por detrás de las distracciones de los conductores. Los excesos de velocidad también provocaron el pasado año a nivel nacional la mitad de los accidentes por salidas de vía.

Por otra parte, también en 2017 y a nivel nacional, el 77% de las personas que fallecieron en vías interurbanas lo hicieron en carreteras convencionales o secundarias. Durante el presente año 2018, cinco de los siete accidentes mortales ocurridos en la provincia de Palencia se han producido igualmente en nuestras carreteras convencionales.

Por todo ello, el nuevo radar velolaser será principalmente destinado en Palencia a vigilar el tráfico de nuestras carreteras convencionales o secundarias.

Desde el 1 de enero de este año hasta hoy los distintos accidentes de circulación sufridos en toda la provincia ya han generado un balance provisional de 8 personas fallecidas y 208 heridos de diversa consideración.

Las sanciones por exceso de velocidad

Los excesos de velocidad no solo provocan numerosos accidentes de circulación sino que ,además, multiplican la fatiga de los conductores, disparan el consumo de combustible y la contaminación, incrementan el desgaste de los neumáticos y todo ello para lograr unos ahorros de tiempos insignificantes en la mayoría de los casos. Además, el incumplimiento de los límites de velocidad constituye una infracción administrativa grave o muy grave que es sancionada con multas de entre 100 y 600 euros y, en los casos más graves, con la retirada de entre 2 y 6 puntos.

La conducción de un vehículo en vía interurbana a una velocidad superior en 80 km/h a la máxima permitida en la vía constituye un delito contra la seguridad del tráfico que es penada, en vía judicial, con la privación del permiso de conducción de su responsable por un periodo de entre 1 y 4 años y con una multa o unos trabajos en beneficio de la comunidad o, en los casos más graves, con una pena de prisión de hasta 6 meses.

Galería

IMG-20180927-WA0004
IMG-20180927-WA0007
Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información