Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

ENTREVISTAS

“El éxito de Icon reside en nuestra pasión”

IconMultimedia
De izquierda a derecha: Rafael Hornos, Enrique Hornos y Juan Carlos Martín. BRÁGIMO
Actualizado 16/10/2018 11:08:21
Redacción

Icon Multimedia, una empresa ‘made in Palencia’, surgió en 1993 al amparo del programa europeo Euroform, cuyo objetivo era favorecer la puesta en marcha de iniciativas empresariales en España.

Los palentinos Juan Carlos Martín y los hermanos Rafael y Enrique Hornos fueron los promotores de esta sociedad, dedicada a dar soluciones digitales a las empresas, que ha cumplido 25 años.

Su producto estrella es Deneva, una solución de cartelería digital que está siendo utilizada para informar a los viajeros en las principales estaciones ferroviarias de alta velocidad y aeropuertos y que también se ha convertido en una potente herramienta de marketing visual para otros sectores como la banca, supermercados o cruceros.

Icon Multimedia cuenta con una plantilla que roza los 40 empleados y sus aplicaciones están presentes en grandes compañías nacionales y extranjeras de distintos sectores.

JOSE ROJO

Pregunta. ¡Felicidades por vuestros 25 años! ¿Esperabais cumplirlos?

Enrique Hornos. No. Nunca pensamos que íbamos a llegar hasta aquí. Icon Multimedia fue un proyecto de autoempleo que con el paso del tiempo se ha hecho grande y mayor por la propia de evolución de la empresa. Pero no había establecida ninguna estrategia ni ningún plan para durar 25 años.

P. Icon Multimedia se centra en las nuevas tecnologías cuando en 1993 sonaban un poco a chino. Quién se imaginaba entonces que éstas iban a ser primordiales para el desarrollo y futuro de la mayoría de las empresas…

Rafael Hornos. Exacto, pero en aquella época muy pocos sabían que existían. Y el futuro tocaba inventarlo. Las nuevas tecnologías estaban empezando, aunque se veía hacia adonde apuntaban. En aquellos años no existía internet a nivel masivo. Por lo tanto, era una aventura, ya que todo estaba desconectado, aislado, no es el mundo que es ahora. Entonces, hacer tecnología en una sociedad en la que no había interconectividad y todo era más primitivo, tenía su parte de pionero y de ilusión.

Hemos visto crecer el sector de la informática, aportando nosotros mismos nuestro pequeño grano de arena, en la parte que nos haya tocado.

P. Además, en aquella época una empresa de esas características no era una apuesta segura…

Juan Carlos Martín. Esto, como decía Enrique, era un autoempleo. Montamos una empresa en base a algo que nos apasionaba, y además en Palencia, y digo esto porque principalmente todo el negocio estaba en Madrid o en Barcelona, en las grandes capitales del país.

En el fondo éramos unos suicidas por querer dedicarnos a las nuevas tecnologías.

Lo primero que teníamos era juventud, que era una de nuestras principales ventajas porque podíamos permitirnos confundirnos, y hasta varias veces.

Lo nuestro fue una apuesta por hacer algo distinto e innovador, y hacerlo desde una capital de provincias.

P. Tengo entendido que sois la empresa decana de Castilla y León en cuanto a diseño e instalación de servicios multimedia.

R.H. Tampoco está muy claro porque vivíamos en un mundo desconectado en el que probablemente surgieron otras iniciativas empresariales similares en algún otro punto de la región.

La vida de cualquier emprendedor es complicada y lo que yo recuerdo del primer año es que la primera nómina llegó sorprendentemente pronto, por lo que las cosas comenzaron a funcionar antes de lo que esperábamos. Y, luego, nos ha tocado reinventarnos, como supongo que haya hecho el resto de las empresas.

Al final, encuentras caminos que jamás te hubieras imaginado abrir y cuando decides abrirlos, ves la luz.

E.H. Rafa y yo somos de finales de los 60 y Juan Carlos de principios de los 70. Somos de la última generación que nació sin internet y nuestra empresa también nació sin internet. Teníamos claro lo que nos gustaba hacer, pero no teníamos claro cómo hacerlo, pero al final salió.

P. ¿Cómo fueron los inicios?

J.C.M. Con mucha creatividad y muchísima pasión. Nosotros nos juntamos para hacer videojuegos, que era algo que nos apasionaba a los tres. Luego, nos dimos cuenta de que la empresa vive del día a día, de pagar unas nóminas, un alquiler, la luz,… De ese concepto del videojuego, descartamos la parte más lúdica –el juego– y nos dedicamos al vídeo. A partir de ahí, empezamos a realizar productos para televisiones locales y productoras. Eso permitió que la empresa se mantuviera.

En los inicios, viajamos muchísimo por toda España para promocionar nuestro producto.

Eso sí, como decía Rafa, nos ha tocado reinventarnos durante todo este tiempo. Cuando el negocio de los audiovisuales empezó a flojear, supimos reconvertir la empresa para hacer sistemas de información al viajero.

Además de introducirnos en el sector del transporte, también aplicamos nuestras soluciones al ámbito de la comunicación corporativa, del ‘retail’ (supermercados y grandes superficies),… Y hace 5 años nos volvimos a reinventar creando la empresa paralela Sociograph, centrada en el neuromarketing.

Todo eso lo hemos logrado viajando mucho, conociendo a mucha gente, asistiendo a muchas ferias,… Y, sobre todo, con la misma ilusión y pasión que el primer día.

P. De hecho, a mediados de septiembre habéis estado presentes en una feria de Berlín.

R.H. Sí, sí. En InnoTrans, en la feria de transporte más grande de Europa. El ICEX (Instituto Español de Comercio Exterior) confío en nosotros y nos cedió un espacio que compartimos con el grupo de empresas españolas punteras a nivel mundial en transporte ferroviario.

P. En la trayectoria de Icon Multimedia, ¿han sido todo sonrisas o también habéis soltado lágrimas?

E.H. La vida del empresario es una montaña rusa de emociones. Unos días va muy bien, otros muy mal. Una de las cosas que hemos hecho muy bien ha sido gestionar emocionalmente las crisis. Cuando ha habido pagos, nos hemos llevado palos, pero no nos ha frustrado y cuando ha habido éxitos, no nos hemos vuelto locos. Hemos sabido gestionar las emociones tanto en los éxitos como en los fracasos.

Somos tres personas con perfiles totalmente diferentes, pero nos hemos complementado, y eso nos ha ayudado a controlarnos en los extremos.

Yo creo en la Santísima Trinidad empresarial porque siempre hay uno que media entre los otros dos.

P. ¿Os acordáis del episodio más crítico que hayáis vivido?

R.H. No ha habido grandes sustos que recordemos y el hecho de no acordarnos ya dice mucho. Surge la frustración cuando no sale un proyecto que pensábamos que iba a realizarse; entonces, nos replanteamos si lo que hacemos está bien o mal hecho. O cuando tenemos que reinventarnos… Pero más allá de la frustración puntual, no hemos tenido graves crisis. Nosotros siempre decimos que cuando no se gana, se aprende.

Lo cierto es que hemos vivido en un remanso de paz en comparación con lo imaginas que está ocurriendo en otros sitios. No hemos sufrido catástrofes.

E.H. Con el paso del tiempo, y gracias a los consejos de un consultor, nos dimos cuenta de que nuestro proyecto no era un autoempleo, sino que éramos empresarios, accionistas y trabajadores de nuestra propia empresa. En ese momento fuimos conscientes de los roles que realmente teníamos que asumir cada uno, es decir, una reconversión mental.

P. La creación de la plataforma de comunicación integral Deneva, diseñada para líneas de alta velocidad, aeropuertos o marketing visual, os dio el espaldarazo definitivo.

R.H. Deneva, el nombre del planeta de ‘Star Trek’, ha sido el producto que se comió a la empresa. Fuera de Palencia no somos Icon Multimedia, sino que nos conocen por Deneva. Y francamente nos sentimos cómodos con esa situación. Deneva, que es el software de cartelería digital que nosotros desarrollamos, es la parte fundamental de la empresa y nuestro escaparate en el exterior.

P. ¿Qué os empujó a exportar este sistema?, ¿fue una labor fácil?

E.H. Fue más fácil de lo que la gente pueda pensar. Un software es más fácil de exportar que un producto físico que tengas que transportar.

Nosotros no hemos internacionalizado la empresa, sino el producto. Cuando hemos conseguido que una corporación utilizara nuestro sistema, el boca-oreja ha posibilitado darlo a conocer entre otras empresas.

J.C.M. Lo importante es transmitir confianza y hemos demostrado que nuestro producto estaba al nivel que los clientes exigían. Y también hemos interconectado con los responsables de empresas de Europa, Estados Unidos y Latinoamérica a través de skype u otras herramientas de comunicación con el fin de establecer una relación más personal. Eso sí, cuando se ha necesitado estar de forma presencial en algún país, no nos ha quedado otra opción que coger el avión.

P. Hoy en día, en el campo de las nuevas tecnologías hay mucha competitividad. ¿Qué virtudes presenta Deneva en detrimento de las ofertas de otras empresas?

R.H. Te pongo un ejemplo. En días pasados hicimos una presentación del sistema a una naviera para un proyecto a nivel europeo. Y, después de mostrar el producto, los responsables de la empresa nos felicitaron por la pasión que habíamos puesto en nuestra exposición. O sea, no sólo se fijaron en la calidad del producto, que ya se presupone, sino en nuestro apasionamiento con el producto. Y ésa es la clave y lo que marca la diferencia, ya que el cliente detecta la implicación de alguien que ama lo que hace, cómo lo hace y cómo lo vive. Y el hecho de estar en Palencia tiene mucho que ver en eso, porque humanizamos todo el proceso de venta del producto. Un valor añadido que otras empresas quizás no pueden ofrecer.

P. ¿En esa pasión reside el éxito de Icon Multimedia?

E.H. Yo creo que sí. Llevamos media vida metidos aquí y nunca hemos perdido esa pasión.

P. ¿Y la ilusión no se pierde?

E.H. La ilusión se transforma; se hace más madura. Pero nos va la marcha.

J.C.H. El sector en el que trabajamos está constantemente cambiando, pero cuando te gusta y ves cómo evoluciona, a pesar del tiempo invertido, no te importa.

Los cambios ayudan a mantenernos vivos y la perspectiva de cara al futuro es que todavía quedan muchas cosas por hacer.

P. Antes habéis hablado de vuestra empresa paralela: Sociograph. ¿Qué es?

E.H. La Universidad de Salamanca nos cedió una patente de una de sus investigaciones y con ella hemos realizado un producto. El problema residía en que era un producto muy disruptivo, ya que se trataba de neurociencia aplicada al marketing y eso no encajaba mucho en los esquemas de Icon, por lo que creamos una empresa paralela de cara a disponer de un modelo de negocio específico para ese producto. Es una empresa de estudios de mercado con datos científicos que acaba de cumplir 5 años. Es una ‘startup’ (empresa emergente) que tiene un recorrido muy potente y que cuenta con una plantilla de 10 trabajadores con una media de edad de 25 años. Nosotros les aportamos nuestra experiencia, éxitos y fracasos, y ellos, su potencial y pasión.

P. En estos momentos, ¿estáis trabajando en la salida al mercado de algún otro servicio?

R.H. Dentro del software hay una cosa fundamental: el ‘roadmap’, el mapa de carretera. Es decir, dónde crees que va a estar tu producto dentro de cinco años. Y nuestro ‘roadmap’ es el 979 70 29 06, que es donde la gente llama para buscar soluciones.

Nosotros tenemos un plan estratégico, pero siempre surge algún cliente que te plantea un servicio inesperado y, dentro de nuestras posibilidades, se lo ofrecemos. Por otro lado, hay productos que casan igualmente para el sector del transporte como para la banca, por poner un ejemplo.

E.H. Nosotros ayudamos a que las empresas se transformen digitalmente, pero no se adaptan a nosotros, sino que somos nosotros quienes nos adaptamos a su transformación.

P. ¿Os habéis planteado en algún momento cambiar vuestra sede social a una ciudad más grande?

J.C.M. Si hemos logrado estar 25 años en esta ciudad, vender en todo el territorio nacional y dar el salto al extranjero, llegado a este punto sería una tontería. Otra cosa muy distinta es que nos estemos planteando a medio o largo plazo abrir delegaciones en otros países por volumen de trabajo.

E.H. Hubo un momento en que abrimos una oficina en Madrid, pero fue un fracaso. Al principio estar en Palencia era un hándicap, pero a fecha de hoy es un plus en cuanto a costes, ritmos de trabajo,… Incluso las relaciones con los clientes se estrechan aún más cuando nos visitan a Palencia.

R.H. Además, nuestro equipo humano está en Palencia y tiene nombre y apellidos. Y el producto y todo lo que ocurra en Icon es la suma de todos.

P. ¿El futuro de Icon está más que garantizado?

E.H. Económicamente es una empresa estable y en el tema tecnológico aparecerán nuevos productos y posiblemente nos tengamos que reconvertir de nuevo, porque lo hemos hecho muchas veces. Pero lo que va a ocurrir, pregúntamelo mañana que te contesto.

R.H. Icon nació en el mismo año que CARRIÓN, en un momento de crisis descomunal, que ya se ha olvidado. Y tanto nosotros como vosotros seguimos aquí.

P. Por cierto, ¿qué opinión tenéis del periódico CARRIÓN, después de haberlo visto nacer y crecer?

R.H. Creo que sois una referencia en Palencia y que sois necesarios. Este mundo de la globalización está muy bien, pero hace falta el contacto con lo cercano y eso va a volver a coger fuerza. La gente necesita su espacio y vosotros se lo habéis procurado. En la era digital empiezas a necesitar menos ruido y más proximidad y más calidez. Y eso lo habéis hecho fantásticamente a lo largo de estos 25 años. Por eso en esta provincia sois necesarios.

Personalísimo: Enrique Hornos

“Me encanta no dejar de soñar”

- Signo del horóscopo… Leo y ¡muy Leo!

- Vicio confesable… La nocilla y el chorizo fuerte como el de León. Como tenga en casa algo de las dos cosas o las dos, ¡dura lo que un caramelo en la puerta de un colegio!

- Película para recordar… Ahora hay que hablar más de series que de películas. Me encanta ‘Stranger things’, porque me gusta lo misterioso y los temas de los 80. Me trae muchos recuerdos.

- Actor… Jim Parsons. Me encanta ‘Big bang theory’, y de todos los personajes ése.

- Actriz… Audrey Hepburn.

- Animal… El caballo.

- Color… Negro.

- Libro predilecto… ‘La química del odio’, de Carme Chaparro, porque es un muy buen libro y porque en la trama habla de una de nuestras empresas, Sociograph. No cuento más porque si no hago ‘spoiler’.

- Coche que tiene… Un BMW serie 5, pero no me gustan los coches, los uso sin más.

- En cuestión de cocina se muere por… Un cachopo.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… Pues ahora escucho una no muy actual de John Newman: ‘Love me again’. Las canciones las asocio a personas que han pasado por mi vida.

- En su relación con las personas no soporta… Cuando noto que me mienten.

- Por el contrario, valora… La energía (bien enfocada), la energía loca no me gusta.

- Siente envidia sana por… La forma de ser de mis compañeros de aventura: Rafael es la inteligencia y Juan Carlos es la bondad.

- Rasgo que le define… Creo que lo he respondido en la primera pregunta: Soy LEO…

- Su gran defecto… Eso que lo opinen otros…

- Su mejor sueño… Creo que he cumplido la mayoría de ellos… pero me encanta no dejar de soñar.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Las manos y la mirada.

- Los sábados por la noche disfruta… Una velada tranquila.

- El rincón favorito de su casa es… El sofá. El momento sofá tranquilo viendo series es impagable.

- De Palencia no aguanta… Que no nos creamos que somos tan válidos o más como otras ciudades. Tenemos aún complejos.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Su forma de ser. Somos algo fríos al principio (como buenos castellanos), pero si me jugara otra vez mis bienes o mis aventuras, lo haría con otro palentino.

Personalísimo: Juan Carlos Martín

“Valoro a la gente alegre y optimista”

- Signo del horóscopo… Cáncer.

- Vicio confesable… El chocolate.

- Película para recordar… ‘Notting Hill’.

- Actor… Jack Nicholson.

- Actriz… Julia Roberts.

- Animal… El caballo.

- Color… Azul.

- Libro predilecto… No tengo predilección por ninguno en concreto, cualquiera que te enseñe algo o te haga pasar un buen rato.

- Coche que tiene… Un BMW.

- En cuestión de cocina se muere por… El sushi y el steak tartar.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘Bailando’, de Enrique Iglesias.

- En su relación con las personas no soporta… La mentira.

- Por el contrario, valora… La gente alegre y optimista.

- Siente envidia sana por… La gente que practica deportes de riesgo.

- Rasgo que le define… Trabajador, comprometido con lo que hago y amigo de mis amigos.

- Su gran defecto… Buscar la perfección en todo lo que hago.

- Su mejor sueño… Ver crecer a la gente de mi entorno y que tengan éxito en todo lo que se proponen.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… La forma de expresarse.

- Los sábados por la noche disfruta… Con una cena con amigos o sesión de ‘peli’ con mis pequeñas.

- El rincón favorito de su casa es… El comedor, el lugar perfecto para compartir con familia y amigos.

- De Palencia no aguanta… El frío.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Lo buena gente que son en general.

Personalísimo: Rafael Hornos

“Envidio a los que tienen tiempo para todo”

- Signo del horóscopo… Piscis.

- Vicio confesable… Comer (y se nota).

- Película para recordar… ‘Memorias de África’.

- Actor… Robert Redford.

- Actriz… Jennifer Connelly.

- Animal… Los dinosaurios. ¡Mi hijo y yo estamos en esa fase!

- Color… Azul.

- Libro predilecto… ‘El Hobbit’, de J.R.R. Tolkien.

- Coche que tiene… Un Lexus.

- En cuestión de cocina se muere por… Intentarlo,

- La canción que le levanta el ánimo se titula… Cualquiera cuando intento cantarla.

- En su relación con las personas no soporta… La ambigüedad.

- Por el contrario, valora… La gente que se moja por lo que cree.

- Siente envidia sana por… Aquellos que tienen tiempo para todo.

- Rasgo que le define… La creatividad.

- Su gran defecto… El caos.

- Su mejor sueño… Mi hijo, pequeño aún para convertirse en mi mejor pesadilla.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Su sonrisa.

- Los sábados por la noche disfruta… El momento.

- El rincón favorito de su casa es… Cualquiera alrededor de mi mejor sueño.

- De Palencia no aguanta… El conformismo y el inmovilismo.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Su nobleza.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información