Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

A PIE DE ARBOL

La razón tiembla de miedo

FLAVI_FOTO_554
Actualizado 03/12/2018 11:18:06
Flaviano Casas Martínez

Cuando los jueces, fiscales y el Supremo Tribunal, quedan suspendidos del brazo de la balanza mugrienta y oxidada de la justicia. Cuando la dama vestida de blanco arroja la venda de sus ojos y destapa los andrajos de su impostura. Tiembla la razón de los palentinos por los desvaríos éticos del senador Cosidó, a tenor del repugnante mensaje: “Controlando la Sala 2ª, DESDE ATRÁS, y presidiendo la Sala 61”…, después de tejerse en su “honor” tantas cestas de buena reputación. El miedo de la razón y de la Salud Pública se traduce en rabia e impotencia cuando respiras el aire tóxico y viciado que producen las incineradoras de residuos industriales.

Margarita Robles, ministra de Defensa, en su exaltación a las Fuerzas Armadas y apoyo incondicional a las maniobras de la OTAN en las puertas de Rusia, nos previno recientemente de amenazas “híbridas”, —incluido el terrorismo—, en un intento revisionista de aplicar la vieja y brutal fórmula imperial: “Si quieres la paz, prepara la guerra”. La ministra “socialistoide” olvida o desprecia los Principios de Paz de la UNESCO y se alinea con la trayectoria bélica del exministro Morenés, con la venta y envío de bombas “inteligentes” para asesinar mujeres y niños en Yemen, con los sindicatos subvencionados del régimen: UGT, CCOO, y con el alcalde-títere de Cádiz, los cuales, en franca comandita aplican la maldita fórmula: sangre por buques de guerra. Se olvidaron de la Reforma Agraria pendiente y del canto jornalero andaluz: “Me dicen que la patria es un fusil y una bandera,/ la Patria son mis hermanos,/cuantos trabajan la tierra”.

La razón tiembla de miedo cuando los jueces, fiscales y el Supremo Tribunal (T.S.), quedan suspendidos del brazo de la balanza mugrienta y oxidada de la justicia. Cuando la dama vestida de blanco arroja la venda de sus ojos y destapa los andrajos de su impostura. Tiembla la razón de los palentinos por los desvaríos éticos del senador Cosidó, a tenor del repugnante mensaje: “Controlando la Sala 2ª, DESDE ATRÁS, y presidiendo la Sala 61”…, después de tejerse en su “honor” tantas cestas de buena reputación.

El miedo de la razón y de la Salud Pública se traduce en rabia e impotencia cuando respiras el aire tóxico y viciado que producen las incineradoras de residuos industriales, incluso orgánicos como las “harinas cárnicas” (vacas locas). Luchamos ayer contra la proyectada incineradora de Ampudia, y ahora resulta que INCINERAN desechos sobre nuestras cabezas: cuadrícula radial formada por Venta de Baños-Palencia-Villamuriel-Dueñas…, zona expansiva de “colmatación” atmosférica por gases, producida por el llamado fenómeno físico de depresión. Hemos repetido hasta la saciedad que la quema de ruedas es un negocio “redondo”, sobre todo si son “importadas”, con la impunidad que brindan los medios de comunicación, de mermada o nula capacidad crítica, los trapicheos de los traficantes de residuos, el secretismo oficial y la vista gorda combinados, para que la sociedad trague la insalubridad ambiental con el deseo casi explícito de los “RESPONSABLES”, de que nos aproveche la mierda.

Como contrapunto a tanta sinrazón, ahora nos embarga la pena por la muerte de nuestro amigo y compañero SANTIAGO ROJO, cura obrero. Nos queda el recuerdo de haber caminado juntos por senderos de paz, de recorrer caminos de utopía y compartir afanes de justa rebeldía para lograr un “mundo rural vivo”.

Tu querida presencia y tu serena mirada irradiaban siempre la luz de la esperanza. Que la tierra que trabajaste te acoja para siempre en su seno materno, y tu fecunda semilla fructifique como ejemplo al ciento por uno. Escucha desde la atalaya esta redentora y alegre canción: “De colores se visten los campos en la Primavera”…, himno de César Chávez, líder de la Unión de Campesinos de los Estados Unidos, que se canta por la liberación de todos los oprimidos que trabajan la Tierra.

Palencia, 24 de Noviembre de 2018

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información