Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CAPITAL

Cada ciudadano de la Comunidad ha reciclado más de 920 envases de plásticos este año

CTR_I
Actualizado 14/12/2018 14:37:46
Redacción

En 2018 han incrementado un 10,8 % el reciclado de envases y un 4,3 % el de papel y cartón con relación al año pasado. Junto a las acciones de educación ambiental, se han desarrollado diversas actividades que han reforzado los datos de reciclaje en Castilla y León. La apuesta conjunta entre la Junta y Ecoembes ha permitido alcanzar estas cifras según ha manifestado el consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, durante la presentación de los datos en el Centro de Tratamiento de Residuos de Palencia.

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones y el director de Gestión Local y Autonómica de Ecoembes, Ángel Hervella, han presentado esta mañana, en el Centro de Tratamiento de Residuos de Palencia, los resultados de 2018 en materia de reciclaje de envases de plástico, latas, briks, papel y cartón en la Comunidad.

Los datos de este año muestran que la aportación de cada ciudadano al contenedor amarillo ha aumentado en más de un 10,8 %, lo que supone duplicar la cifra del periodo anterior. Estos datos indican que cada ciudadano de Castilla y León ha reciclado una media de 920 envases este año. Además del aumento del reciclaje de envases de plástico, latas y briks a través del contenedor amarillo, este año el reciclaje de papel y cartón ha experimentado un aumento del 4,3 % con respecto a 2017, lo que supone que cada ciudadano ha reciclado una media de 717 envases en el contenedor azul durante el año actual.

Se estima que cuando finalice el año se habrán recogido más de 26.700 toneladas de plástico en los contenedores amarillos de Castilla y León, lo que representa una media de 12,8 kilos por habitante. En cuanto al papel y cartón, se prevé que el contenedor azul contabilice18, 3 kilos por ciudadano de la Comunidad, representando más de 43.700 toneladas de papel y cartón.

En el año 2018, la cantidad de envases recogidos en la provincia de Palencia es de 2.007 toneladas, lo que se traduce en 12,7 kilos por habitante. Por tanto, el reciclaje de envases ligeros por parte de los ciudadanos de la provincia de Palencia se ha incrementado en un 10,7% respecto al año anterior.

La cantidad de papel y cartón recogida en el año 2018 en la provincia es de 2283 toneladas, lo que supone un total de 14,4 kilos por habitante. Estas cifras indican que los palentinos reciclan un 2,5% más el papel y cartón que en 2017.

Suárez-Quiñones ha destacado los buenos resultados que dejan las campañas de sensibilización y ha recordado que en Castilla y León “la educación ambiental está permitiendo mejorar los datos del reciclaje” y, lo que es más importante, que se ha convertido en un hábito que “ya forma parte del ADN de los ciudadanos”.

“No podemos negar que, cada vez más, los ciudadanos son conscientes de los retos ambientales a los que nos enfrentamos como sociedad y de cómo cada uno de nosotros, con pequeños gestos, podemos contribuir a mejorar esta situación. Los resultados de reciclaje de envases en Castilla y León han experimentado en los últimos años un crecimiento constante, pero las previsiones de 2018 reflejan, además, que los castellanos y leoneses apuestan por el reciclaje como herramienta para cuidar del medioambiente. No obstante, no podemos relajarnos, tenemos que seguir avanzando en este sentido porque todavía queda mucho por hacer”, ha declarado Ángel Hervella.

La concienciación ambiental es uno de los factores, que junto con el refuerzo de las infraestructuras están ayudando a aumentar los datos de reciclaje en la Comunidad.

En un momento de creciente preocupación global por la contaminación, el cambio climático o los plásticos, los ciudadanos de Castilla y León están mostrando una gran responsabilidad con el entorno a través de gestos individuales como el reciclaje, cuyos beneficios para el medioambiente son directos, tanto en ahorro de emisiones de dióxido de carbono como en consumo de agua y energía.

Estas cifras también son el resultado del esfuerzo conjunto llevado a cabo por la Administración autonómica, los municipios, las comarcas y Ecoembes por ofrecer a los ciudadanos más y mejores infraestructuras que faciliten el reciclaje en cualquier momento. Así, además de los 28.269 contenedores repartidos por la Comunidad y las mejoras en las rutas de recogida, destacan las acciones encaminadas a impulsar el reciclaje en nuevos entornos, como las puestas en marcha para incorporar la recogida selectiva en diferentes municipios de Castilla y León en el canal Horeca. Acercar el reciclaje a los ciudadanos era algo que también buscaba el proyecto Camino del Reciclaje, desarrollado conjuntamente por ambas instituciones, para facilitar la recogida selectiva y el reciclaje a lo largo de la Ruta Jacobea.

Junta y Ecoembes, unidas por la concienciación ambiental

Durante este año se han implementado diversas medidas para facilitar el reciclaje a los ciudadanos, entre las que está el refuerzo de las infraestructuras para acercar el reciclaje a los castellanos y leoneses. Desde Ecoembes se han entregado 152 contenedores y más de 1.000 papeleras (546 amarillas y 531 azules).

Otra de las iniciativas es una campaña conjunta para el reparto de bolsas amarillas y azules que facilite la separación en los hogares. Hasta la fecha, se han visitado 8 provincias (a excepción de Valladolid) incluyendo 50 municipios con el reparto de 237.500 packs de bolsas. Está previsto que se realice en la provincia de Valladolid en el mes de marzo del 2019.

Otra de las actuaciones se ha centrado en el refuerzo de la recogida selectiva en el canal Horeca; en 2018 se ha ampliado el número de establecimientos adheridos en el municipio de León como apoyo a la capital gastronómica 2018 León, Manjar de Reyes y en Salamanca para la celebración de la nochevieja universitaria.

La campaña Camino del Reciclaje, que este verano ha celebrado su cuarta edición, es un proyecto medioambiental desarrollado para que los peregrinos que recorren el Camino de Santiago puedan separar y reciclar los distintos residuos de envases que van generando durante cada etapa.

Para ello, se ha contado con la colaboración de 117 albergues de la Comunidad, que ayudan a impulsar el mensaje de corresponsabilidad entre los peregrinos. Estos ecoalbergues han sido especialmente equipados con puntos de reciclaje y materiales para potenciar la concienciación medioambiental y la economía circular. El resultado ha sido la recogida de más de 65 toneladas en Castilla y León: 18.058 kilos en el contenedor amarillo y 47.712 kilos en el azul.

Otro de las actuaciones es el Proyecto Libera, de Ecoembes y SEO/Birdlife, que ha contado con la especial participación de las Casas del Parque a través de la Fundación Patrimonio Natural. En 2018, en la convocatoria Libera 1m2, en Castilla y León participaron 1.081 personas en 50 puntos. Además, 10 proyectos de la Comunidad han sido apadrinados en 2018.

También se han puesto en marcha proyectos de colaboración con Universidades. Ya se han firmado convenios de colaboración con las universidades de León y Burgos, y próximamente, se firmarán con las de Salamanca y Valladolid. En base a estos convenios, y en colaboración con la Junta, Ecoembes ha facilitado papeleras amarillas y azules para facilitar la separación de residuos en las instalaciones universitarias.

Por último, el proyecto de EducaEnEco, puesto en marcha en el curso escolar 2016-2017 en todas las capitales provinciales a excepción de Valladolid, ha permitido concienciar también en los centros escolares. Han participado un total de 223 colegios, para los que se han destinado 3.355 packs de papeleras y han sido 44.876 personas formadas entre docentes, no docentes, alumnos y AMPA los que han impartido las charlas.