Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

A PIE DE ARBOL

Palencia y sus pueblos

flavi_foto_557
Actualizado 01/02/2019 11:05:23
Flaviano Casas Martínez

Tres pilares básicos: El Medio Ambiente, el Patrimonio y el “Ladrillo Verde”, para sostener el Medio, los Recursos y los Pueblos. Ahí es nada. ¿Mano de obra? - La que falta, nunca la que sobra. ¿Medios? - Hay más que suficientes. ¿Organización? - Poner en marcha el “Espíritu de Cooperación”, desterrando el caciquismo, la usura, la codicia, la envidia, la incultura y los antagonismo cicateros. Ya es hora.

Desde la perspectiva del tiempo y del espacio contemplamos la Geografía desfigurada de nuestro territorio. Es una pena, duele decirlo, que Palencia y provincia se encuentran al borde del abismo demográfico, económico, medioambiental y social. Sin embargo los caciques y la reacción, los oportunistas, vividores, burócratas, políticos de oficio, cuneros, caza-primas, y auxiliares de “vuelo” (oposición, a veces compinchada), fingen sentir la triste realidad como si no fuese ellos los responsables directos o indirectos de la gestión pública.

Qué vergüenza la proposición del alcalde capitalino al ofrecer un millón de euros y la concejalía de Medio Ambiente a la oposición; y qué error por parte de esta, caer en la trampa de “negociar” para dar paso a los presupuestos del Ayuntamiento. El Medio Ambiente y el Paro deben abordarlo los respectivos gestores que gobiernan estas áreas, sin traspasar las funciones a personas de la oposición, pues no les corresponden. Es inútil, a veces “provechoso”, que los políticos sigan mintiendo a la gente, ya que la sociedad civil no participa en casi nada. Se arrastra impulsada a golpes de collera, propiciados por “agentes” externos, taimados auxiliares del propio sistema. Una correlación de aparatos político-sociales: asociaciones, grupos, fundaciones, sindicatos oficiales, representantes, emprendedores…, que aferrados a estructuras superiores del poder, han dejado “esta tierra” como un solar, tanto en la capital como en la provincia.

Una millonada de Fondos europeos, elevados impuestos, y los obreros en el paro, cuando todo está por hacer: recuperar la industria, el comercio, parques urbanos abandonados, árboles secos, entornos de la ciudad colmados de basura, aledaños del río, monte El Viejo, huertas que un día lo fueron, edificios públicos saqueados (H. Ferroviarios), instalaciones agro-ganaderas y residenciales del Estado en desuso desde hace más de 40 años, en el Puente Don Guarín (Confederación H. del Duero). Degradación y ruina de obras de fábrica en el Canal de Castilla.

Viveros oficiales de árboles frutales y ornamentales, prácticamente inexistentes, con el empleo intensivo de mano de obra que generan. Parque Ribera Sur, en espera de mejor oportunidad política para instalar otro campo de golf. Este gran espacio de antiguas y fértiles huertas, bien podría servir a las Escuelas de Ingenierías Agraria y Forestal para crear campos experimentales, laboratorios, arboretos, objeto de observación, estudio, investigación, aprendizaje, y a la vez de recreo. En Estados Unidos jamás pueden faltar estos complementos en las Universidades. ¿Cuántos obreros, técnicos y especialistas se necesitarían para atender tamañas instalaciones.

Por su parte la agricultura y la ganadería carecen de futuro y se fosilizan en el espacio y en el tiempo. Sin Industrias transformadoras ni canales de comercialización. Vivir de la “sopa boba” (subvenciones) y agotarse en sí mismas. El dinero en el banco o en pisos. Patrimonio pasivo en una sociedad pasiva, anclada en el ayer, parapetada en la asfixiante mecanización como señuelo de modernidad y desarrollo.

Tres pilares básicos: El Medio Ambiente, el Patrimonio y el “Ladrillo Verde”, para sostener el Medio, los Recursos y los Pueblos. Ahí es nada. ¿Mano de obra? - La que falta, nunca la que sobra. ¿Medios? - Hay más que suficientes. ¿Organización? - Poner en marcha el “Espíritu de Cooperación”, desterrando el caciquismo, la usura, la codicia, la envidia, la incultura y los antagonismo cicateros. Ya es hora. Apostar por esta gran Castilla y por León, tan fragmentadas y desoladas. Taponar la sangría del talento emigratorio. Gritar ¡Basta Ya!, y abrir las ventanas para que entre el Oxígeno de la esperanza. No es solo un deseo, sino una necesidad vital.

Esta web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento.

AceptoMás información