Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

PROVINCIA

Un “A Huebra” de leyenda recupera el espíritu de colaboración en el medio rural

A_Huebra
Actualizado 18/02/2019 14:06:07
Redacción

Han sido un total de 176 proyectos los que han formado parte de las acciones subvencionadas por la Institución Provincial desde el año 2015, cerca de un 39%.

Hace no mucho tiempo, las campanas repicaban en los pueblos para avisar a los vecinos de la Huebra. Un repique que se convertía en una llamada al trabajo colectivo. Una tarea que se hacía entre todas las personas del pueblo con el objetivo de impulsar la responsabilidad compartida y el esfuerzo personal; todo ello para conseguir para mejorar el entorno más próximo.

Sin campana pero manteniendo los valores que cimenta “A Huebra”, la Diputación de Palencia convoca desde 2012 estas subvenciones homónimas que intentan recuperar el espíritu de colaboración entre los vecinos de la provincia de Palencia.

Y es que esta llamada “Palencia A Huebra” tiene el objetivo principal de promover e incentivar entre la población de nuestra provincia acciones de voluntariado para la mejora y mantenimiento de los espacios comunes de su localidad, mediante la selección de iniciativas que deriven en la implicación y responsabilidad compartida, y en la consideración de lo común como mejora de las condiciones de vida en nuestro entorno más próximo.

Todo ello contando con los ayuntamientos y las entidades locales de menos de 20.000 habitantes que a través de estas ayudas de la Institución provincial fomentan la mejora de los espacios de sus localidades aprovechando las líneas de actuación que recoge esta convocatoria; como son: Adecuación ambiental de espacios comunes de uso habitual; Restauración de una zona para que recupere su función ecológica; Restauración de elementos tradicionales ligados a la cultura local, popular; Ajardinamiento de zonas degradadas, con especies adaptadas a las condiciones climáticas de la zona, y de mínimo mantenimiento; Integración de elementos culturales y ambientales de nuestro entorno natural en zonas ajardinadas; Embellecimiento de calles o barrios; Creación de huertos municipales, llevados a cabo con criterios de sostenibilidad, considerando por ello el compostaje, buscando la creación de un espacio no contaminante, propiciador de biodiversidad y que mejore la calidad ambiental del municipio.

Un “a huebra” de leyenda

En los últimos años han pasado por nuestro “Palencia A Huebra” multitud de proyectos, pero si hay uno al que la Diputación de Palencia ha cogido especial cariño es al desarrollado en Cervatos de la Cueza. Y no es para menos porque la legendaria historia que hay detrás atrapa.

Cuenta la leyenda que hace mucho tiempo, por los pastos de Cervatos de la Cueza un joven pastor de ovejas tuvo la enorme suerte de cruzarse con una señora de la ciudad que pasaba por allí. Una mujer adinerada y urbanita que se fijó en la corta edad del niño y en que sus aptitudes daban para mucho más que para cuidar ovejas.

Es por eso que la señora le planteó la idea de dejar a sus ovejas y el campo e irse con ella a la ciudad a estudiar. Antes de irse de Cervatos, el niño dejó sus albarcas en una encina.

Años más tarde, este pequeño cumplió un sueño, ser Obispo. Un sueño que se completó con su regreso al pueblo que le vio nacer. Un lugar donde lo había dejado todo atrás, incluidas sus albarcas, que allí estaban, esperando a que él regresara a buscarlas.

Esa encina a día de hoy se conserva. No solo gracias al espíritu por compartir que tenía el Obispo de las Albarcas, que cedió ese espacio al ayuntamiento tras su muerte; sino también a la colaboración de todos los vecinos por conservarla a través de este proyecto “A Huebra”.

Pero Cervatos no ha sido el único. A lo largo de estos años han sido 283 las solicitudes presentadas por estos ayuntamientos y entidades locales, siendo mayoritariamente los proyectos de mejora del ajardinamiento de zonas degradadas en zonas de especial interés, las más asiduas.

El total de lo subvencionado desde el año 2015 hasta este año 2018 por esta Diputación en el programa a Huebra para todos los municipios y Entidades Locales de la Provincia de Palencia ha sido de 480.000 euros. Por su parte, han sido un total de 176 proyectos los que han formado parte de las acciones subvencionadas por la institución provincial desde el año 2015, cerca de un 39% del total.

PREMIOS “A HUEBRA”

La parte más agradecida; la del reconocimiento a esta labor de colaboración entre vecinos, llega cada año de la mano de los premios denominados de manera homónima a la línea de ayuda, los premios “A Huebra”.

Unos galardones que giran en torno a tres categorías: por la participación vecinal, la originalidad de la idea y el resultado final. A lo largo de estos más de tres años de legislatura, “A Huebra” ha tenido un sinfín de proyectos interesantes y que verdaderamente han marcado una importante mejora para la localidad pero a partir del año 2015 tenemos se han presentado proyectos sumamente ambiciosos, manteniéndose la línea hasta la actualidad. Aquí desgranamos los proyectos premiados más significativos por categoría:

1.- Por el resultado final.

Se ha premiado la actuación ambiental más estética, más ecológica y tradicional, de acuerdo con los objetivos perseguidos en la Convocatoria.

El municipio propuesto es Villerías: “Construcción del estanque las Barreras”.

Se convirtió una antigua escombrera de las afueras del pueblo de Villerías en una pequeña charca artificial como zona de recreo. Una vez recuperada la escombrera se plantaron diferentes árboles y se acondicionó una charca con un resultado final merecedor del premio.

Ya en 2016, el municipio de Autilla del Pino desarrollo el proyecto de “Creación ajardinamiento nuevo. Cuidado y regeneración de los jardines existentes”.

Se trata de una ordenación ecológica, estética y paisajística. La integración paisajística se realizó mediante hidroplantación de las especies aromáticas, herbáceas y la plantación de especies arbóreas mayoritariamente autóctonas. Sobre el terreno correctamente remodelado, se aportó tierra procedente de la excavación, compuesta por materiales de granulometría fina en la base, cubriéndose con tierra vegetal recuperada. Seguidamente se preparó el terreno para la plantación en dos fases.

La citada siembra de especies arbóreas y aromáticas se realizó:

Junto a los accesos al mirador.

En el entorno del área de aparcamiento.

Se han reparado dos respiraderos de las bodegas ubicados en el montículo de acceso a la Cruz de la Magdalena, mediante la creación de una pantalla visualarbórea.

Participaron alrededor de 30 personas en el municipio y se utilizaron alrededor de 700 plantas aromáticas y arbustivas.

2.- Por la originalidad de la idea.

El municipio propuesto es Santoyo: “Proyecto Aniano-Ensanche y Muralla”

Se ha premiado la iniciativa más novedosa, por sus objetivos; que ha sido homenajear al párroco D. Aniano Tejido Mediavilla que durante 25 años estuvo al servicio del municipio de Santoyo, hizo llegar a los vecinos noticias de su historia y arte, recuperando en esta a huebra la muralla, que el citado párroco defendió por formar parte de la historia de Santoyo.

Lo más llamativo de este proyecto es que se ha realizado mediante “a huebra”, siguiendo las anotaciones existentes en documentos del archivo parroquial, que detallan la existencia de una salida desde intramuros al barrio de las bodegas, construyéndose por ello, un postigo con piedras y arcos apuntados siguiendo el estilo de construcción imperante en la fecha que data el referido documento;, conservado en el archivo parroquial y datado en fecha 26 de Abril de 1536.

Se subvencionó parte del proyecto no solo por esta Institución provincial; hay que señalar que en este “a huebra”, los vecinos utilizaron diferentes métodos para poder costear los materiales empleados; y así organizaron actuaciones y aportaciones puntuales, contribuyendo entre todos positivamente con las labores de recuperación de la muralla.

Por su parte y en 2016, Villaherreros desarrolló el proyecto “Regenerando Villaherreros”

El ayuntamiento de Villaherreros dió una segunda oportunidad a los jardines que estaban perdidos con la ayuda de los vecinos. Se trató de un proyecto de regeneración de 4 áreas de jardines que estaban perdidos con la ayuda de dos viveros forestales, con unas plantaciones más adecuadas y efectivas para evitar el estrés hídrico y térmico de las plantas.

Desde la Asociación juvenil sin fronteras se realizaron diversos carteles explicativos del proyecto y se repartieron folletos por las casas para que los vecinos tuvieran presente el proyecto que desde diputación se había realizado.

El equipo directivo de la Asociación enviaba noticias a los medios de prensa provinciales y en la radio publicitando la actividad.

Se realizó un taller explicando a los 20 niños las distintas aves que con las que cuenta Villaherreros y se les explicó las funciones que tiene una caja nido, Cada grupo de niños construyó y firmó el citado nido y se instalaron en las distintas zonas del municipio.

Se hicieron también charlas con los vecinos explicando que era el a huebra y todo este proyecto supuso una implicación vecinal de un total de 80 vecinos. El total de plantas han sido 1.539 ejemplares.

3.- Por la participación vecinal.

Se ha premiado la actuación ambiental en la que se han implicado todas las generaciones con una alta representación que ha mostrado los hábitos y conductas que han permitido promover el trabajo en común.

El municipio propuesto es Herrera de Pisuerga. “Un paseo por mi rio”

El objetivo medioambiental fue muy claro el acondicionamiento de un paraje natural periurbano situado junto al río Burejo.

Se trata de una iniciativa ciudadana donde participaron unos 70 vecinos de distintas edades 35 niños, 19 adultos y 16 jóvenes; pero a su vez colaboraron: la Asociación de Madres y padres del Colegio nuestra señora de la Piedad, la asociación de madres y padres IESO La Ojeda-Boedo, la asociación Juvenil Kaskabel, el grupo de lectura Herrera de Pisuerga y la asociación de jubilados de Herrera de Pisuerga.

En 2016, la Junta Vecinal de Ligüerzana apostó por el “Embellecimiento y ampliación de la plaza de la Fuente”.

Se llevó a cabo una obra de embellecimiento y ampliación de la plaza de la fuente de Ligüerzana, desde la Junta vecinal, se planteó la necesidad de reparar la Plaza de la Fuente, que estaba muy deteriorada debido a que en los últimos años hubo un árbol platanero, que con el transcurso del tiempo sus raíces hicieron que los desagües de las viviendas se atascasen, reventándose la isleta de hormigón.

Debido a estos problemas se planteó la necesidad de la reparación de la plaza, levantándose todo el hormigón para retirar las raíces del árbol, y hormigonar nuevamente la calle al nivel, se consideró la formación de jardineras hechas de bordillos para la plantación de flores y arbustos.

Los vecinos de Ligüerzana, empezaron a desmontar la isleta de hormigón por medios manuales pero la dificultad de extraer la raíz debido a su tamaño, fue necesario que se pidiera la ayuda de un vecino que tiene una máquina excavadora para que sacase la raíz.

Finalmente los vecinos limpiaron el escombro y las raíces con ayuda de sus tractores y pala para la recogida del mismo; y se colocó una fuente de piedra con el nombre tallado.