Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

"Es absurdo afirmar que existe el efecto llamada. La ultraderecha quiere que nos creamos ese argumento"

IMG_3137
Actualizado 28/02/2019 14:24:55
Redacción

Nicolás Castellano es el guionista del documental ‘El naufragio. 30 años de Memoria Sumergida’, que se proyectará dentro de la programación de la XXVIII Muestra de Cine de Palencia. Durante los últimos 16 años ha investigado en torno al fenómeno de la inmigración, ha cubierto catástrofes naturales y emergencias humanitarias.

Nicolás Castellano es el guionista del documental ‘El naufragio. 30 años de Memoria Sumergida’, que se proyecta el jueves 28 de febrero en el Centro Cultural Lecrác (18:00 horas). Durante los últimos 16 años ha investigado en torno al fenómeno de la inmigración, ha cubierto catástrofes naturales y emergencias humanitarias.

Se cumplen 30 años de la foto que documentaba el primer naufragio de pateras en nuestro país y la situación no parece haber cambiado.

Las cosas no han cambiado. Han empeorado. El flujo de inmigrantes cada vez es mayor y es proporcional el aumento de la gente que muere. La situación de los pobres respecto a los ricos del norte se ha agravado, y más aún cuando las leyes se estrellan con nuestros muros. Las personas tienen derecho a la movilidad, no nos olvidemos del artículo 13 de los derechos humanos. Estamos en el peor momento: asistimos al momento en el que uno culpabiliza al otro.

Los medios de comunicación o informan poco o no informan; y cuando los espectadores vemos el telediario lo hacemos con cierta apatía.

Nunca ha habido tantos periodistas españoles en Grecia o en Italia. Tenemos más información que nunca… pero en realidad me pregunto: los ciudadanos, los gobernantes ¿queremos saber porqué vienen? ¿Quieren nuestros políticos saber realmente por qué vienen?

Las ONG critican que el Gobierno no deje informar del número de rescates que realiza Salvamento Marítimo

Exacto, no dejan que informemos de los rescates. En este sentido, estamos peor. A aquellos que les importa esta situación se les acusa de hacerlo y de informar. Ejercen su impunidad expulsando a la gente, Italia cierra sus puertas y, lo peor de todo, se persigue a los que se hacen eco de esta realidad con estrategias que no están haciendo otra cosa que provocar la irrupción de la extrema derecha. Ahora es imparable el racismo en las Redes Sociales. Y es un error imperdonable que en los espacios públicos no se pueda informar. Luego nos lamentaremos de que llegue la ultraderecha.

Cada vez es más recurrente el discurso antiinmigración, ¿por qué?

Es el axioma del chivo expiatorio, que alimenta las burbujas del racismo. Lo vimos en Francia después de la I Guerra Mundial y lo vimos con el fascismo y el nazismo en la II Guerra Mundial. Ahora, en el Brexit. Volvemos a levantar muros. No queremos que los apestados entren en nuestras fronteras. Están legitimando el derecho de admisión de los pobres. El capitalismo no quiere que los nadie lleguen, quiere perpetuar el cáliz del Bienestar de los ricos, algo estúpido para una persona de Mali. Esa coctelera de más titulares y de más emociones no nos hace mejores, nos están empobreciendo. Los feudales del capitalismo someten al resto a su control con el objetivo de afianzar su riqueza.

Lleva años informando de la inmigración, ¿existe el efecto llamada?

Es una falacia. Es otro de los tópicos. Es absurdo afirmar que existe el efecto llamada. La ultraderecha quiere que nos creamos ese argumento, al igual que la existencia de las mafias, que son personas beneficiadas por nuestras leyes de extranjería. Nuestras leyes están condicionando la muerte de miles de personas. Tenemos que reflexionar y saber qué está pasando, Cada uno huye de algo. Los países que más inmigrantes están aportando son Marruecos y Guinea, y allí no hay guerra ni hambruna. La falta de expectativas es lo que les mueve a abandonar su país. ¿Pero qué hacen nuestros políticos? Simplificamos todo, generamos un debate infantil y no aprendemos. El único efecto que existe es el de salida porque siempre el ser humano ha estado en movimiento. Es muy curioso también que entendamos que los venezolanos o que los hondureños huyan a otros países, pero no veamos con la misma empatía que los africanos salgan de sus países. Quizás la lengua o la lejanía tengan algo que ver.

Ha sido testigo de la llegada de miles de pateras a las costas españolas, ¿qué ha visto en ellos?

Desafortunadamente llevo 20 años viendo cómo llegan pateras, la primera a Canarias ahora hace 20 años y 30 a Andalucía. Vienen asustados. Y de la primera vez me sigo acordando de sus miradas, de su miedo, de su pavor. Pero 20 años después me sigo preguntando por qué lo acaban aquí, ¿por qué permitimos este naufragio social?, ¿por qué permitimos que cada día 16 personas mueren cruzando fronteras en el mundo?, ¿hasta cuándo va a durar esta apatía? Me sigo preguntando si los inmigrantes fueran de primera, de Alemania, se hubiera parado. Esto es un naufragio social.