Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CERRATO INSOLITO

Pedro Mozos, el pintor castellano más importante

PedroMozos_1_2
Actualizado 01/03/2019 10:50:06
Fernando Pastor

El pasado 22 de febrero se cumplieron 104 años del nacimiento de Pedro Mozos, el pintor castellano más importante del siglo XX. Cerrateño, de Herrera de Valdecañas. En el Museo del Cerrato, sito en Baltanás, cuelgan varias obras suyas.

El pasado 22 de febrero se cumplieron 104 años del nacimiento de Pedro Mozos, el pintor castellano más importante del siglo XX. Cerrateño, de Herrera de Valdecañas.

Con 4 años, al morir su padre, se trasladó con su madre (Celestina, natural de Villaconancio) a vivir a Madrid. Su madre tuvo que trabajar duro para sacarlo adelante, y cuando fue un poco más mayor, él mismo tuvo que dedicarse a diversos oficios para subsistir: recadero, afinador de pianos, etc.

Comenzó a dibujar de forma autodidacta, y poco a poco se fue introduciendo en los ambientes culturales de la capital. De hecho, el gran Ignacio Zuloaga apadrinó su primera exposición, con 17 años, y Eugenio D´Ors lo calificó como un genio.

Tras la guerra civil sobrevivió pintando carteles. Poco a poco fue consolidando su carrera artística, hasta ser considerado uno de los más importantes pintores de su época, integrado en la denominada Escuela de Madrid.

Cursó estudios en Francia, Italia y Marruecos, y aunque estudió a los clásicos, su pintura no perdió la perspectiva innovadora. En su estancia en Italia resultó impresionado por las pinturas de Miguel Ángel, llegando a expresar “la antigua Roma me enloqueció”. Velázquez, El Greco y, sobre todo Goya, fueron otras de sus fuentes de inspiración. También los pintores catalanes modernistas.

De todas esas influencias resultó su estilo barroco y a su vez la simplificación; el espíritu clásico y a la vez el expresionismo; el paisajismo y a la vez los temas intimistas, etc., destacando las grandes formas y la luminosidad de sus obras.

A

rtista independiente, expuso en las principales salas y museos del mundo, incluidas las Exposiciones Nacionales (consideradas como la representación oficial del arte en España), obteniendo los más importantes galardones y convirtiéndose en el artista plástico castellano más galardonado. Así, participó en dos ocasiones en la Bienal de Venecia (años 1950 y 1954) y otras dos veces en la Bienal Hispanoamericana (años 1951 y 1953) y en una muestra antológica en el Museo Nacional de Arte Moderno en 1954.

En 1958 obtuvo una Beca de Pintura de la Fundación Juan March para residir un año en Francia.

También destacó en la faceta del dibujo, siendo catedrático de esta materia en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, la escuela de arte más prestigiosa del estado español, posteriormente convertida en Facultad, y obteniendo premios también en esta modalidad. El dominio de la técnica del dibujo le ayudó en su faceta pictórica, ya que potenció la estructura y la plasticidad de sus creaciones.

En 1976 Televisión Española le dedicó un reportaje que tuvo a todos los habitantes de Herrera de Valdecañas pendientes. La cámaras de TV llegaron hasta el pueblo para tomar imágenes del lugar de nacimiento de tan excelso artista, convertido en maestro de pintores. Falleció el 14 de diciembre de 1982 en Palma de Mallorca, donde se encontraba pasando unos días.

En el Museo del Cerrato, sito en Baltanás, cuelgan varias obras suyas.