Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

MOTOR

¿Por qué viajar en Autobús?

IMG_4435
Actualizado 01/03/2019 10:29:26
Redacción

Por economía, comodidad y confort, frecuencia, accesibilidad, cuidado del medio ambiente o seguridad. Y, además, muchos autobuses se encuentran adaptados para transportar a personas con minusvalía, movilidad reducida o en silla de ruedas.

Por economía, pues comparativamente, un billete de autobús es bastante más barato que el del tren. Y con el taxi o el avión, en mayor medida. Puede llegar a ser hasta un 60% más económico.

Por comodidad y confort, pues los autobuses actuales disponen de asientos muy espaciosos, absolutamente individualizados y cómodos, muchos de ellos con respaldos reclinables y con algunos servicios complementarios: wifi gratis, posibilidades de recarga del móvil o tableta durante el trayecto en muchos casos, etc.

Por la frecuencia de los viajes, con posibilidades en líneas regulares de horarios de mañana, tarde o noche más adaptados a nuestras necesidades e incluso encontrar a última hora plazas libres debido precisamente a esta frecuencia; y la posibilidad de adquirir los billetes con más inmediatez y sin apenas antelación.

Por la accesibilidad a través de las nuevas tecnologías, con las que el viajero, además de informarse, puede reservar en un instante a través de los dispositivos móviles, sin pasar por taquilla y evitando incómodas colas. E incluso mostrando al conductor la tarjeta de embarque en el propio móvil y sin necesidad de imprimirla.

Por el cuidado del medio ambiente: viajando en transporte colectivo ahorramos combustible al sustituir a muchos automóviles —casi siempre uno por viajero— constituyendo una alternativa más ecológica que el coche particular. Además de descongestionar el tráfico. Se calcula que viajar en autobús es cinco veces más eficiente y menos contaminante que hacerlo en automóviil.

Por su seguridad: es el medio de transporte más seguro. Todos los autobuses matriculados a partir de octubre 2007 disponen de cinturones de seguridad (de lo cual carecen aún los trenes), y además cuentan con una normativa europea que regula los tiempos de conducción y descanso, consiguiendo que los conductores desempeñen su trabajado en buen estado.

Y, además, muchos autobuses se encuentran adaptados para transportar a personas con minusvalía, movilidad reducida o en silla de ruedas contando con suspensión regulable en altura para que el acceso al vehículo sea más cómodo, elevador eléctrico para silla de ruedas, rampa de acceso a vehículos y amplitud regulable entre los asientos.