Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“Las Loras puede ser una herramienta para el desarrollo de todo el territorio”

Karmah Salman CARRIÓN
Karmah Salman, con su perro, en uno de los parajes de Las Loras.
Actualizado 14/03/2019 12:45:00
Redacción

La geóloga Karmah Salman (Salamanca, 1973), de padre jordano –de ahí su nombre árabe–, se instaló con su pareja en la localidad palentina de San Martín de Perapertú en 2005, un año después de que en una reunión de expertos se pusiera sobre la mesa la conveniencia de proteger y poner en valor Las Loras –enclave natural que comparten las provincias de Palencia y Burgos– con el fin de convertirlo en un recurso para el desarrollo sostenible del territorio y optar a la declaración de geoparque, que otorga la Unesco.

El primer paso que se dio de cara a conseguir dichos objetivos fue crear la Asociación para la Reserva Geológica de Las Loras (Argeol), de la que es responsable esta salmantina y cuya labor, en la que se implicaron las administraciones públicas –locales y regional– y distintas entidades, propició la obtención de este marchamo mundial para este mágico e impactante territorio, el primer geoparque de Castilla y León y el undécimo de España.

JOSE ROJO

Pregunta. ¿Qué motivos impulsaron la creación de la Asociación para la Reserva Geológica de Las Loras (Argeol)?

Respuesta. En el año 2004 comenzó todo, con una reunión de expertas y expertos en la que se estableció que el patrimonio geológico que tenía este territorio era de un gran interés en muchos sentidos. Por ello se creó Argeol en el año 2006. El objetivo de esta asociación era y es cuidar y poner en valor el patrimonio geológico de Las Loras y usarlo como recurso para el desarrollo sostenible de territorio e impulsar la declaración del mismo como geoparque de la Unesco.

P. El 13 no será un número maldito para usted, ya que esos años han sido los que han transcurrido desde el inicio del proyecto hasta la obtención de la declaración de geoparque mundial de la Unesco en mayo de 2017.

R. ¡Para nada! Han sido muchos años de trabajo desde la base, un proceso enriquecedor en todos los aspectos que ha permitido tener todas las garantías para presentar la candidatura y entrar en la red mundial a la primera, un buen ejemplo de metodología de abajo-arriba. Pequeños pasos que han hecho que poco a poco la gente del territorio viera a esta figura de la Unesco como algo positivo para el mismo.

P. ¿Costó mucho trabajo ingresar en esta red mundial de patrimonio geológico?

R. Para entrar en la red mundial hay que demostrar que tienes un patrimonio geológico de primer orden, pero, además, tienen en cuenta el resto del patrimonio natural y cultural que poseemos. Hay que demostrar también que ya se trabajaba como un geoparque desde hacía al menos un año y además tener el apoyo de la población local, los grupos de desarrollo local y todas las administraciones. El trabajo realizado a lo largo de los años hizo que todos estos requisitos estuvieran bien claros y establecidos para poder tener las máximas garantías durante el proceso de evaluación.

P. El “Todos a una” como en ‘Fuenteovejuna’ parece que funcionó en este proyecto, ya que en él se han implicado instituciones públicas y distintas entidades.

R. Efectivamente, la implicación de todas y todos fue necesaria para que este proyecto saliera adelante y lo que es más importante, que siga funcionando y creciendo. En dos años tendremos una nueva evaluación y hay que seguir mejorando.

P. ¿Qué ha significado dicho reconocimiento para este enclave que comparten las provincias de Palencia y Burgos?

R. En primer lugar, a nivel interno, es decir, a nivel de la población local, creo que ha sido todo un orgullo para toda la gente que la Unesco reconozca el patrimonio geológico que tenemos, paisajes, lugares de interés geológico concretos, pero también una gran biodiversidad y un patrimonio cultural impresionante. Todo esto, junto con sus habitantes, hizo posible la declaración como geoparque.

A otro nivel, más nacional e incluso internacional, nos ha situado en un mapa. A nivel nacional ha tenido mucha repercusión, se ha hablado y se habla de Las Loras en medios de comunicación, en ferias de turismo, en congresos, en conferencias, etc. A nivel internacional ha ocurrido lo mismo y, a raíz de esta declaración, participamos en diferentes foros y grupos de trabajo (principalmente de turismo y educación).

Asimismo, ha significado una nueva forma de trabajar, una nueva manera de enfocar el desarrollo rural implicando en el mismo a la población local y a todas las administraciones y grupos de desarrollo local.

P. ¿Qué ventajas conlleva ser geoparque?

R. Que un territorio lleve el sello Unesco creo que es algo que no todo el mundo posee y eso tiene que servir para ayudar a dar un empujón a territorios como el nuestro. En diferentes sentidos, pues un geoparque también tiene muchas patas. Sin duda, el turismo sostenible es una de ellas, pero también hay investigación, formación, cuidado del patrimonio, dinamización social,… Vivimos en un territorio donde la tasa de despoblación raya el desierto poblacional, pueblos abandonados y una población envejecida. Salvo Aguilar de Campoo, gracias a la industria galletera, y algo en la zona de Villadiego, el resto del mapa está bastante vacío en cuanto a servicios y gente se refiere y el geoparque puede ayudar, puede ser una herramienta para el desarrollo de todo el territorio.

P. ¿Qué balance hace del primer año de Las Loras portando este distintivo?

R. Ha sido un primer año ilusionante, se han empezado un montón de proyectos y se han sentado las bases para los años siguientes. Ha continuado el trabajo con la población local y eso ha dado pie a que desde los diferentes grupos de trabajo que existen en la estructura del geoparque (ayuntamientos, asociaciones y fundaciones, voluntarios y comité científico) haya nuevas iniciativas. Unas, para poner en valor lugares y espacios y otras, para recuperar y/o mantener costumbres y tradiciones, iniciativas empresariales, proyectos artísticos y culturales, de investigación y estudio, educativos, etc. Todas bajo este paraguas que nos une a todos, este territorio que es el geoparque. Ganas de trabajar conjuntamente, de colaborar, de conocer las propuestas de otros y ver como ayudar,… Como te digo, muy ilusionante.

P. Hay 140 geoparques diseminados por todos los continentes y el de Las Loras ha sido el primero de Castilla y León y el undécimo de España. ¡Todo un orgullo!

R. Sin duda, y creo que por ese orgullo que sentimos por todo nuestro patrimonio se trata de un proyecto con mucho futuro.

P. ¿Poseer esta declaración reportará beneficios económicos a la zona?

R. En gran parte se trata de eso, de usar el sello Geoparque de la Unesco como herramienta para el desarrollo sostenible.

P. ¿Y podría convertirse en un revulsivo para la puesta en marcha de iniciativas emprendedoras relacionadas con el turismo y así atraer a nuevos pobladores?

R. Esto es algo lento, pero ya se están dando los primeros pasos y obteniendo los primeros resultados. Este año pasado ha habido un incremento en el número de visitantes, ha habido muchísima difusión y en esa línea hay que seguir. Para ello también ha habido formación para los diferentes colectivos como los empresariales, futuros emprendedores y emprendedoras y personal de las oficinas de turismo y puntos de información, formación enfocada a que conocieran su territorio y sus valores principalmente, para que puedan dar información y servicios de calidad a la gente que se acerque. Una de nuestras obsesiones, por decirlo de alguna manera, es que se fije población, que nuestros pueblos no se deshabiten… Y hay que hacer todo lo posible para facilitar que las empresas ya establecidas se mantengan (con empresas incluyo a autónomos y autónomas de muy diversas disciplinas, no sólo turísticas, sino también artísticas, artesanales, agroalimentarias y ganaderas, etc.) y que nuevas iniciativas se desarrollen siempre bajo el marco de la sostenibilidad.

P. Supongo que será ilusionante y esperanzadora la evolución de las Loras durante los primeros años de rodaje como geoparque…

R. Pues sí, mucho trabajo por delante, pero con muchas ganas e ilusión. Y no sólo nosotros, sino muchos colectivos diversos del territorio.

P. Además de la señalización de rutas y de la publicación de la primera guía del geoparque Las Loras, ¿qué otras acciones saldrán a la luz a corto plazo?

R. Dentro del plan de acción anual del geoparque tienen prioridad las actuaciones encaminadas a cumplir con las recomendaciones que nos hizo la Unesco, tales como visibilidad, de ahí la señalización de carreteras y la señalización de diversos recursos como rutas y lugares concretos de interés; estamos trabajando en un plan integral de movilidad para el geoparque. La formación y el trabajo con el empresariado local y las nuevas iniciativas son necesarios para poder así potenciar la marca Geoparque Las Loras. La investigación también es fundamental, en todas sus ramas, no sólo geológica, para poder poner en valor el patrimonio y cuidarlo (trabajamos con investigadores e investigadoras y con diversos estudiantes universitarios nacionales e internacionales). Estamos desarrollando proyectos educativos con escolares y profesorado. También realizamos proyectos de conservación de espacios naturales. Se ha inaugurado la primera fase del Centro de Visitantes de Villadiego y a lo largo de este año se terminará y empezará a funcionar. Además, comenzaremos los trabajos en el Centro de Sedano y confiamos en hacerlo pronto en Aguilar. Por otro lado, seguiremos con las actividades que programamos anualmente, el Geolodía de Burgos y Palencia (mayo), la Semana de los Geoparques Europeos (mayo-junio) con charlas, salidas de campo, talleres, etc., la II Muestra-mercado de Artistas, Artesanos y Productores Locales y la Jornada Abierta de los Geoparques Españoles y Foro Nacional (octubre). Dentro de este plan de acción hay diferentes ejes y dentro de cada uno bastantes acciones que acometemos poco a poco en función de los recursos que tenemos. A esto hay que añadir las iniciativas y acciones propias de colectivos, ayuntamientos, administraciones, grupos de desarrollo local con las que colaboramos y apoyamos en la medida de nuestras posibilidades. Una vez más, reiterar la importancia del trabajo en común de todas y todos para ayudar al desarrollo de este territorio.

Personalísimo

“Me cuesta separar el trabajo del ocio”

- Signo del horóscopo… Nací el 24 de septiembre: Libra.

- Vicio confesable… Los dulces y hacerlos.

- Película para recordar… ‘Blade Runner’ (la primera).

- Actor… Harrison Ford.

- Actriz… Juliette Binoche.

- Animal… Perro.

- Color… Negro.

- Libro predilecto… Cualquiera de Murakami, por ejemplo ‘1Q84’.

- Coche que tiene… Un Skoda Yeti.

- En cuestión de cocina se muere por… Un buen chuletón.

- La canción que le levanta el ánimo se titula… Queen y David Bowie: ‘Under pressure’.

- En su relación con las personas no soporta… El egoísmo.

- Por el contrario, valora… la empatía.

- Siente envidia sana por… Quienes son capaces de evadirse en su tiempo libre.

- Rasgo que le define… Trabajadora.

- Su gran defecto… Me cuesta separar el trabajo del ocio.

- Su mejor sueño… Que desde pequeñitos se enseñe que hay que trabajar por y para el bien común, que la gente sea más solidaria.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Sus dientes.

- Los sábados por la noche disfruta… Con los amigos.

- El rincón favorito de su casa es… La cocina.

- De Palencia no aguanta… Si es de la capital, no me gusta la niebla cuando voy.

- Y lo que más le gusta de los palentinos es… Toda la gente con la que he trabajado y relacionado siempre ha sido muy amable y dispuesta.