Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

CULTURA

La guerra civil española, según la fotógrafa húngara Kati Horna

ExposicioYn_de_Kati_Horna
Actualizado 13/04/2019 11:40:41
Redacción

Hasta el 31 de mayo, el Archivo Histórico Provincial acoge 'Kati Horna. Fotografías de la guerra civil española (1937-1938)'.

La sala de exposiciones del Archivo Histórico Provincial retoma su ciclo expositivo con la muestra fotográfica 'Kati Horna. Fotografías de la guerra civil española (1937-1938)', que forma parte del programa ALACARTA de la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León.

Se trata de una muestra de 62 fotografías en blanco y negro realizadas en 1937 y 1938 y en las que se refleja principalmente la vida cotidiana en la retaguardia , centrándose principalmente en niños, mujeres y ancianos que son los más retratados. Con estas imágenes la artista pretende reflejar el desgarro que la guerra y las penurias provocan en los más débiles.

Kati Horna fue una fotógrafa húngara, considerada como una de las mejores reporteras y fotógrafas de la Guerra Civil, junto con otras tan conocidas como Tina Modotti y Gerda Taro. Solo pudo conservar 270 fotografías de las muchas más que realizó mientras estuvo en Barcelona y el frente de Aragón. Pudo salvarlas escondiéndolas en una caja de hojalata que ocultó cuando ayudó a escapar a su marido, a quien había conocido en España, y que había sido apresado por los nacionalistas. En 1979 las puso a disposición del Ministerio de Cultura para que fueran conocidas.

Esta exposición inaugura la reapertura de la sala de exposiciones del Archivo Histórico Provincial, que ha estado cerrada por obras desde noviembre hasta el presente. Las obras, realizadas por el Ministerio de Cultura y Deporte, han consistido en el cambio del techo, la mejora de la iluminación y el cambio en la disposición de los paneles existentes. Se han ganado metros para la muestra de obras y sobre todo se ha recuperado la luz natural proveniente de los grandes ventanales de la fachada y que hasta ahora se encontraban cegados por los muros de la antigua sala. Se ha recuperado espacio para el tránsito y se ha mejorado una sala, que aunque no muy grande, ha ganado en calidez, luz y ambiente.