Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

ENTREVISTAS

“Mi mayor ambición es dirigir una ópera a medio o largo plazo”

Erik García.
Erik García, en una sesión de fotos. JO CLAIRE
Actualizado 15/04/2019 10:27:43
Redacción

Aunque nacido en Tarragona, sus raíces son palentinas, concretamente aguilarenses. “Hace mucho tiempo que no voy a Aguilar, pero uno siempre echa de menos sus raíces, el origen de su sangre. Y el mío está en Aguilar de Campoo”, subraya el músico Erik García (1989).

Erik García reside actualmente en Ámsterdam desde que la Ópera Nacional de Holanda le seleccionara el año pasado como pianista correpetidor del ‘Opera Studio’ –un centro de perfeccionamiento de cantantes y pianistas internacionales de ópera– para preparar musical y vocalmente a los cantantes y participar en los conciertos, talleres y producciones que se organicen al amparo del citado programa artístico. En estos momentos, García Álvarez está inmerso en los últimos ensayos de ‘Madama Butterfly’, que contará con un reparto internacional, y, posteriormente, será el pianista de ‘Il Matrimonio Segreto’.

JOSE ROJO

Pregunta. Siendo tan joven…, ¿desde niño ya tuvo claro que quería ser músico?

Respuesta. Mis padres me decían que cuando me ponían música en el radiocasette me alegraba mucho y me movía sin parar. Es por eso que a los 4 años me apuntaron a clases de música y de piano. Todo esto comenzó de forma natural, fue algo puramente vocacional.

P. ¿Le influenció alguien en concreto?

R. No que yo recuerde exactamente. He tenido varias influencias en mis estudios y mi carrera, pero no hubo una persona en la que yo me inspirase de forma consciente. Nadie en mi familia, tanto paterna como materna, es músico.

P. ¿Dónde estudió y cuándo finalizó la carrera?

R. Empecé mis estudios en la Escuela de Música de L’Hospitalet de l’Infant en Tarragona, seguí en Bilbao y luego en Logroño, donde entré en el Conservatorio Profesional de Música de La Rioja, finalizando mis estudios de Grado Elemental y Medio. Allí tuve que tomar la decisión de seguir con mis estudios superiores y estuve un año entero preparando solamente las pruebas de acceso al Grado Superior después de terminar mi bachiller. Recuerdo que fui seleccionado en los tres conservatorios donde solicité la matrícula, pero me decidí por el Centro Superior de Música del País Vasco (Musikene). Allí cursé mis estudios de piano con Emmanuel Ferrer-Laloë y luego me especialicé en Acompañamiento Vocal con Enrique Ricci. Después de terminar, la ópera me encandiló completamente y me centré en formarme y adquirir experiencia como pianista correpetidor de cantantes. Para ello, además de hacer varios cursos en España, en 2015 fui becado, junto con otros cindo pianistas en todo el mundo),por la Fundación Georg Solti para sus masterclass para correpetidores en Italia. Y, después, me invitaron a acompañar sus masterclasss de cantantes en verano y a raíz de ello decidí continuar mis estudios en el Reino Unido, donde, en mi humilde opinión, tienen los mejores programas para pianistas correpetidores de toda Europa. Fui completamente becado por el Real Conservatorio de Escocia donde hice un máster de dos años, un programa que combinaba clases con producciones, conciertos y diversas actividades.

P. ¿Qué le va más: tocar el piano, dirigir espectáculos o entrenar a cantantes?

R. El piano lleva conmigo 25 años de mi vida; es como mi compañero de fatigas y mi confidente. Dirigir una ópera es mi gran ambición a medio olargo plazo. Entrenar a cantantes es una gran responsabilidad porque tienes que conectar con ellos y saber cómo ayudarles.

La voz, después del piano, es mi segunda pasión. Es por eso que la ópera, como género musical, no hace más que fascinarme, porque combina estos tres elementos: tocar como una orquesta, saber dirigir musicalmente y trabajar con la voz.

P. También le reclaman para dar clases magistrales… ¿Le satisface la docencia?

R. Creo que tengo bien poco que enseñar y mucha carrera por delante en la que aprender muchas cosas. A veces acompaño al piano clases de verdader@s maestr@s, personas con mucha experiencia a sus espaldas. También he dado clases y se aprende mucho de esto, sobre todo, a conocerse uno mismo y lo importante que es el lenguaje y la comunicación.

P. Sus méritos le han situado en el Reino Unido, donde está trazando un camino meteórico… Cuéntenos sus logros más significativos.

R. En Reino Unido, además de hacer el máster en Escocia, estuve trabajando como profesor en el Conservatorio y como pianista adjunto de la escuela de ópera donde hice mi máster. Entre otros méritos, obtuve el premio de Mejor Pianista Acompañante de la competición Elgar-Spedding Memorial Prize. El año pasado pude hacer mi primera asistencia musical de una ópera y tuve que ponerme al frente de uno de los ‘shows’, lo que fue un sueño hecho realidad por el que estoy muy agradecido. Después, trabajé en Grange Park Opera como pianista en el ‘Baile de Máscaras’ de Verdi y como director asistente en ‘Romeo y Julieta’ de Gounod.

P. El año pasado picó a su puerta la Ópera Nacional de Holanda, donde ejerce como ‘trainee répétiteur’. ¿En qué consiste esa labor?

R. Hay varias formas de empujar una carrera… Una de ellas es entrar en lo que se denomina un ‘Opera Studio’, un programa de hasta dos años de duración integrado por cantantes y pianistas de ópera.

La Ópera Nacional de Holanda, una casa muy importante a nivel internacional, creó este año el Opera Studio, como sucede en otros teatros como Royal Opera House en Londres, Teatro Bolshoi de Moscú o Metropolitan Opera de Nueva York.

Seleccionaron a seis cantantes y a un pianista, que, en este último caso, fue a mí. Y mi labor consiste en preparar musical y vocalmente a los cantantes del Opera Studio y participar en las actividades que se organizan, como conciertos, talleres con directores de escena y de ópera reconocidos internacionalmente, y también producciones.

Ahora mismo, estoy en los últimos ensayos de ‘Madama Butterfly’ trabajando con un reparto internacional y, luego, seré el pianista de la producción del Studio: ‘Il Matrimonio Segreto’.

P. ¿Tiene pensado regresar al Reino Unido?

R. De momento, no, ya que quiero moverme hacia los países germanoparlantes, pero nunca puedes decir ‘De esta agua no beberé’.

P. ¿El ‘brexit’ podría frenar sus planes?

R. Creo que el ‘brexit’ ha frenado los planes de muchas personas.

P. ¿Qué opina de la salida de los británicos de la Unión Europea?

R. Pienso que la gente nos tendríamos que tomar mucho más en serio el hecho de votar y lo que ello implica.

P. Profesionalmente, ¿cuánto le queda por alcanzar el éxito? ¿O ya lo ha alcanzado?

R. Depende de como se vea. Si el éxito es un crecimiento artístico y personal, entonces esto ¡no ha hecho más que empezar!

P. ¿Dónde le gustaría verse?

R. En el podio de un foso de un teatro de ópera.

P. ¿Ve difícil volver a España para trabajar en lo suyo?

R. De momento, sí. En España la ópera todavía está considerada como un bien de lujo y elitista, mientras que en otros países, como Holanda, Alemania y Reino Unido, está mucho más integrada en la sociedad.

P. ¿Qué diría a los niños y jóvenes que sueñan con ser músicos?

R. Los sueños alimentan el alma, pero de sueños no se vive. Hay que trabajar para ello, y mucho.

P. ¿Añora Palencia?

R. Hace mucho tiempo que no voy a Aguilar y uno siempre echa de menos sus raíces, el origen de su sangre. El mío está en Aguilar de Campoo.

P. ¿No viene a España a ver a su familia?

R. Por muchas circunstancias, no he podido, pero quiero hacerlo y pronto.

P. ¿Con qué disfruta cuando visita Palencia?

R. Aunque yo nací en Tarragona, el origen de mi familia es palentino. Disfruto viendo los campos, el románico y el olor a galleta cuando vuelvo a Aguilar.

Personalísimo

“Lo que más me gusta de los palentinos es su carácter”

- Signo del horóscopo… Géminis.

- Vicio confesable… El chocolate blanco.

- Película para recordar… ‘Amélie’.

- Actor… Jack Nicholson.

- Actriz… Meryl Streep.

- Animal… Perro.

- Color… Azul.

- Libro predilecto… Nunca termino un libro, ¡así que no puedo elegir!

- Coche que tiene… ¡Ninguno!

- En cuestión de cocina se muere por… La comida india… ¡y el jamón de bellota!

- La canción que le levanta el ánimo se titula… ‘Ain’t no mountain high enough’, de Marvin Gaye y Tammi Terrell

- En su relación con las personas no soporta… La falsedad y la hipocresía.

- Por el contrario, valora… La honestidad.

- Siente envidia sana por… La gente sencilla.

- Rasgo que le define… La perseverancia.

- Su gran defecto… La impaciencia.

- Su mejor sueño… La libertad.

- Cuando le presentan a una persona se fija en… Los ojos.

- Los sábados por la noche disfruta… De un gin-tonic.

- El rincón favorito de su casa es… La repisa de la ventana.

- De Palencia no aguanta… Los cambios de temperatura en verano.

- Y lo que más le gusta de los palentinos… Su carácter.