Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

A PIE DE ARBOL

Villalar de los comuneros 2019

FLAVIAFOTO_562
Actualizado 15/04/2019 11:10:38
Flaviano Casas Martínez

La historia se repite lo mismo que la mentira histórica, convertida en “verdad” por obra y gracia del Pacto que implantara el ya caduco régimen del 78.

Comuneros de Castilla, ¿quién ha borrado la historia?. Los Comuneros sembraron Libertades sobre los campos yermos, pisoteados por la bota del emperador Carlos V. “Castilla Libre y Comunera” es el grito más escuchado en las campas de Villalar, tomadas descaradamente por las fuerzas del orden que envía el Gobierno.

La historia se repite lo mismo que la mentira histórica, convertida en “verdad” por obra y gracia del Pacto que implantara el ya caduco régimen del 78. Actualmente la Fundación Villalar, a modo de cónclave secreto, mantiene el espíritu de connivencia con el citado régimen; incluso el Presidente de las Cortes ha firmado un acuerdo con Autillo de Campos, acompañado por la Presidenta de la Diputación de Palencia, con el fin de apoyar los actos de exaltación a Fernando III El Santo, proclamado rey de Castilla. Dichos actos no tendrían mayor relevancia, si no fuera porque la Fundación Fernando III y los prebostes de “esta tierra”, pretenden cambiar la historia y suplantar la conmemoración de los Comuneros de Castilla.

La responsabilidad histórica no es charanga ni fiesta patriotera subvencionada, donde los politicastros de oficio, los cuneros y mandamases, brindan en las casetas con sus correspondientes camarillas. Hoy la justicia histórica nos alcanza a nosotros/as., y sin duda comprometerá a las generaciones venideras. Sentimos vergüenza ajena cuando en nuestros pueblos y villas como Aguilar de Campoo, se celebran homenajes al tirano emperador Carlos V, quien arrasó a sangre y fuego (la quema de Medina) campos, aldeas, villas y ciudades, en cuyo imperio “no se ponía el sol” de injusticia (las picas en Flandes). Geoffrey Parker, en su biografía de Carlos V, califica su figura como dictador implacable, inmoral, entregado al engaño, a la mentira y al crimen para mantener su imperio.

Los comendadores de la España imperial, convertidos en notarios de su propia ignorancia, borran de la historia el testamento de Bartolomé De las Casas, el obligado encierro de su madre, la políglota reina Juana, la actual fragmentación de Castilla en cinco reinos de taifas, acordada por la casta política heredera del régimen del 78. Por esta razón se proclamó en su día: “El Estatuto Autonómico cumple felizmente treinta años de convivencia”…, y de connivencia. “El Estatuto Garante de Libertad”, (que responda el Sr. Cosidó sobre las detenciones y cárcel de jóvenes en Palencia), y de Progreso (ni siquiera Tierra de Sabor nos ha librado de una economía ruinosa y de unos cultivos apestados por agro-tóxicos).

Castilla: patio trasero de Madrid. Surtidor de guías turísticos, camareros, morraleros de caza, geriátricos, campos de golf, macro-cárceles, fuerzas armadas…, ajena a los esquemas económicos tradicionales con el mono-cultivo del coche, cementerio de residuos, futuro enclave de macro-granjas, de explotaciones mineras a gran escala, de asentamientos militares. En definitiva, la gran Castilla “vaciada”, exportadora de jóvenes, artífice de su propia destrucción.

Rememoramos en estas fechas los sentidos versos del palentino Juan Sánchez:

Tordesillas se ha rendido,/

Torrelobatón se abate./

Maldonado y Juan Padilla,/

con Bravo van replegándose; /

y en Villalar degollados,/

cayeron los más leales./

¿Dónde están los Comuneros?/

¿Dónde su guerrilla errante?/

En esta tierra irredenta/

de hombres y horizontes grandes,/

de sufridas intemperies/

y de recios encinares,/

se oye por todos los ámbitos:/

¡Castellanos… Adelante!