Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook YouTube
Compartir:

ENTREVISTAS

“Soy una novatilla, todavía me queda muchísimo por aprender”

cultura-MariaReig2
Actualizado 02/05/2019 14:20:58
Jose Rojo

'Papel y tinta' (Suma de Letras, enero de 2019) es el título de la primera novela de la jovencísima María Reig (Barcelona, 1992) que se ha colado en el “top ten” de ventas en España en menos de dos semanas de su salida a la calle. La autora se personó el pasado 25 de abril en Palencia, donde dio una charla a alumnos del colegio de las Angelinas y, también, presentó su obra en la librería Iglesias.

Pregunta. Que una ópera prima se coloque en el ‘top ten’ de ventas en menos de dos semanas de estar en las librerías es todo un prodigio. ¡Y ya va por la sexta edición! ¿Cree que lo hubiera conseguido de no haber sido respaldada por la editorial Suma de Letras?

Respuesta. Muchísimas gracias. La verdad es que la acogida de los lectores ha sido maravillosa, no puedo estar más agradecida. Algo que he aprendido en estos meses es que el trabajo de un escritor puede ser solitario al principio, pero, después, es un trabajo en equipo. Sin el talento, la experiencia y la ilusión de cada una de las personas de la editorial, ‘Papel y tinta’ no habría logrado llegar del

mismo modo a los lectores. Puedo decir, y es algo que me emociona siempre que lo pienso, que el equipo de Suma de Letras se ha volcado con la historia de Elisa y creo que tantas personas cuidando tanto una novela y apostando por ella es un valor añadido a la aventura. Sin duda.

P. ¿Qué es lo más bonito que le han dicho de ‘Papel y tinta’?

R. Hubo una madre que me dijo que quería leérselo a su hija porque creía que debía aprender, a través de la historia de Elisa, que, como mujer, sus sueños pueden hacerse realidad. Escuchar algo así no tiene precio.

P. ¿María Reig es todavía una novelista en ciernes?

R. Absolutamente, soy una novatilla. Me queda muchísimo por aprender, pero estoy deseando mejorar, madurar y hallar nuevas formas de hacer viajar a los lectores que decidan acompañarme.

P. ¿A sus 27 años no le asusta ese éxito de ventas de cara a no sentirse a la altura con su próximo proyecto literario?

R. Bueno, yo intento recordarme siempre el motivo por el que escribo. Yo amo escribir, adoro inventarme historias y soy muy consciente de que ni todas tienen el mismo impacto ni puedes gustar a todo el mundo. Así que, de cara a futuros proyectos, lo que voy a hacer es regresar a la casilla de salida y, a través de nuevas historias que me entusiasman y que disfruto escribiendo, tratar de que los lectores vuelvan a confiar en mí y me regalen su tiempo.

P. Por cierto, ¿ya está inmersa en él? ¿Será también una novela de ficción histórica?

R. Tengo ya ideas, pero, de momento, estoy centrada al cien por cien en ‘Papel y tinta’ y todo lo que pueda necesitar de mí. Después, me pondré a trabajar al máximo para dar forma a todo lo que está en mi mente. Será también novela de ficción histórica, sí. ¡Me encanta la historia! Creo que, a través de la escritura, intento viajar en el tiempo, convertirme en personas que existieron mucho antes que yo.

P. ¿Qué es lo que más le seduce y lo que más detesta de la fama contraída?

R. Bueno, de momento, no me conoce mucha gente. Estoy todavía empezando. Supongo que para los escritores más conocidos será muy reconfortante sentir el cariño de los lectores y el reconocimiento a través de la fama. Quizás la sobreexposición y las envidias es lo que menos les gusta. Pero ya te advierto que no tengo ni idea. Lo de la fama está muy lejos de mi situación actual.

P. ¿Qué le han parecido los habitantes y la ciudad de Palencia durante la visita que realizó el 25 de abril?

R. Solo puedo decir que mi día en Palencia fue de diez. La familia de la librería Iglesias es un encanto. Me trataron muy muy bien, me sentí en casa en todo momento. Para ellos también era un evento importante, porque inauguraban el espacio para presentaciones del nuevo local. Fue una maravilla descubrir a una familia que ama los libros y que adora a sus clientes, a sus vecinos. Cuando los lectores acudieron a la cita y pude conocerlos, fue la guinda del pastel. Estoy deseando volver, de verdad.