Disponible en
Ir a la versión móvil App para iOS App para Android en Google Play
Síguenos en twitter Estamos en Facebook
Compartir:

A PIE DE ARBOL

Castilla: Forjando resistencias

la_sanidad_no_se_vende
Actualizado 03/05/2019 18:13:58
Flaviano Casas Martínez

Hoy los jóvenes comuneros/as., “Somos los que quedamos”, (así se reafirman), se levantan contra la camarilla gobernante, enquistada en decenios de despotismo, despilfarro y corrupción: saqueo de las Cajas de Ahorro, Meseta Ski, El Portillo, las Cúpulas del Duero, el hospital de Burgos, operación Patatas, Enredadera, la Trama Eólica, la Perla Negra…

Transcurrida la Conmemoración de Villalar, resulta emocionante revivir la primera revolución moderna, dada en Europa contra el imperio de Carlos V, llevada a cabo por los Comuneros/as. de Castilla. Actualmente el 23 de abril es la fecha histórica más relevante, en la que el pueblo castellano y leonés clama en las campas de Villalar por la recuperación de las Libertades, los territorios fraccionados convertidos en apéndices de Madrid, para rescatar la dignidad como pueblo oprimido, olvidado y “vaciado”, hasta el extremo de verse transformado en un desierto demográfico.

Pero Castilla se levanta de nuevo. El régimen del 78 y los prebostes han robado hasta el digno nombre de Castilla, pues les da miedo y vergüenza pronunciarlo. Gobierno y oposición lo han sustituido por “esta tierra”, vocablo inexpresivo, abstracto y absurdo, que suena a cobardía, a traición, a claudicación, cuyo despropósito ha llevado a Castilla y León al escalón más bajo de la historia, a la nada. Nos intoxican con Cataluña, en su estrechez de miras y centralista dependencia, cuando Castilla aboga por la solidaridad, la coexistencia y el sentido universal.

Hoy los jóvenes comuneros/as., “Somos los que quedamos”, (así se reafirman), se levantan contra la camarilla gobernante, enquistada en decenios de despotismo, despilfarro y corrupción: saqueo de las Cajas de Ahorro, Meseta Ski, El Portillo, las Cúpulas del Duero, el hospital de Burgos, operación Patatas, Enredadera, la Trama Eólica, la Perla Negra… Los/as. jóvenes se resisten a marchar, y especialmente las mujeres abanderan nuevas formas de resistencia numantina. Universitarias, estudiantes en general, técnicos, graduados…, campesinos y trabajadores/as. han “mandado parar” a la máquina que devora sus ansias de trabajo, de creatividad, sostenibilidad y permanencia en la querida patria que les viera nacer.

“No nos vamos, nos echan”, gritaron los que se fueron obligados. “Hasta aquí habéis llegado”. “No todo vale”, como las dinámicas explotadoras del ocio: alcohol y drogas, la tierra envenenada, la juventud expulsada, la economía arruinada, los pueblos arrumbados…, la historia robada.

Los antros del juego destruyen a los jóvenes y arruinan a sus familias. La prostitución es apoyada por Partidos que comercian con los cuerpos de las mujeres. Lo mismo ocurre con la pornografía y los vientres de alquiler, tal como denunciaron en Villalar las Mujeres Abolicionistas Libres de Valladolid. Valientes féminas que luchan contra las drogas en las barriadas pobres de nuestras ciudades. Heroicos jubilados que rodearon con sus lemas y pancartas el monolito de los Comuneros decapitados, tenaces campesinos de Zamora, de la Tierra de Alba, que con la política porcina de la Junta, (el Cuento de los Tres Cerditos), son expulsados de sus pueblos.

Las marchas de “Parados en Movimiento”, “Banderas Negras” de Salamanca contra la Mina de Uranio, de Feldespato y de numerosos proyectos extractores de metales, que aflorarán lágrimas para nuestro vasto territorio convertido en una sucesión de “cráteres lunares”. El despotismo de las Diputaciones, la rapiña de los caciques y el afán de dominio de los nuevos “marquesitos” locales, fue duramente contestado en las campas con lemas y pancartas de “Hacemos Comarca”, con el testimonio vivo de “Las Leonas de Castilla”, plasmado en el grito: “Recuperaremos los Bienes Comunales, usurpados por la rapiña caciquil, y estableceremos el Concejo Abierto como forma de gobierno libre y democrático.